• En el Hospital San Pablo se atiende a numerosas personas a diario, entre ellas las mujeres que vienen a sus partos, donde se aplican rígidas medidas sanitarias.
    En el Hospital San Pablo se atiende a numerosas personas a diario, entre ellas las mujeres que vienen a sus partos, donde se aplican rígidas medidas sanitarias.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
De acuerdo a lo sostenido por el director subrogante del centro asistencial, se permite un acompañante de las embarazadas, pero deben esperar en las afueras y se le llama solo cuando la paciente está en trabajo de parto en la sala. Lo demás está funcionando de acuerdo a todas las medidas que se debe adoptar por la contingencia.

Varias son las reestructuraciones que reconocen han debido hacer en el Hospital San Pablo de Coquimbo con motivo de la pandemia que está afectando a la zona y al mundo entero.

Pero una de las mayores preocupaciones de las mujeres embarazadas es la seguridad sanitaria y en qué condiciones serán atendidas a la hora de que nazcan sus hijos, luego que se sabe que en los centros hospitalarios del país muchas veces incluso les faltan hasta insumos.

Es el caso de  Lorena Munizaga, quien sostiene que “por la situación uno no sabe dónde va a nacer su hijo, porque las cosas pueden cambiar mucho por el Coronavirus”.

Indica que si bien a ella le falta mucho aún, ha tomado todas las medidas necesarias para no contagiarse, pero “me da temor contagiarme cuando llegue al parto, porque es mucha la gente que circula allí y creo que el riesgo es alto, aunque entiendo que los profesionales hacen todo lo posible para que no haya problemas”.

Añade que incluso teme realizarse los controles, porque desde que apareció el Coronavirus se cuida para no exponerse innecesariamente ni contagiarse.

 

“Sólo una vez que la paciente está en trabajo de parto se le solicita al acompañante que ingrese a la sala, mientras eso no ocurra él debe esperar”. Germán López, director (s) del Hospital San Pablo.

Las atenciones

“Debido a la pandemia hemos tenido que realizar varias restructuraciones para poder continuar con las atenciones médicas”, señala Germán López, director (s) del Hospital San Pablo.

Sobre el servicio de ginecología indica que “se siguen realizando partos en nuestro hospital (normal y cesárea), sólo hemos cambiado el tiempo en que la paciente estará acompañada.  Esto es por su seguridad y la de nuestros funcionarios.

El procedimiento

Referente al procedimiento el director (s) del centro asistencial señala que al momento del ingreso de la paciente se le realiza un chequeo completo, donde se toma su temperatura y evalúa sus signos.

“Ahora, sólo una vez que la paciente está en trabajo de parto se le solicita al acompañante que ingrese a la sala, mientras eso no ocurra él debe esperar afuera del hospital a la espera del llamado que le avisará que puede ingresar el recinto de salud”.

Explica que lo que sí se ha restringido es el tema de las visitas, pues quieren evitar las aglomeraciones en las salas de hospitalización.

Medidas de seguridad

Germán López indica que “el hospital cuenta con todas las medidas de seguridad para proteger la vida de la madre y del que está por nacer. Para ello se ha habilitado una sala de asilamiento en preparto para atender a aquellas pacientes que sea Covid -19 positivo”.

Agrega que las matronas cuentan con todos los equipos de protección personal para atender aquellos casos, con objetivo de evitar que éstas también se contagien.

En general, las atenciones de parto no  han representado grandes dificultades en el Hospital San Pablo de Coquimbo, debido a todas las medidas de seguridad que se han adoptado.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día