Crédito fotografía: 
Cedida
Se trata de una buena práctica presentada por el Departamento de Salud de la Corporación Municipal Gabriel González Videla al Servicio de Salud Coquimbo.

Por medio del Programa Nacional piloto Familias Fuertes de la Atención Primaria de Salud de La Serena, se busca fortalecer los lazos familiares y la comunicación como factores protectores, con la finalidad de prevenir conductas de riesgo en los jóvenes y adolescentes, que puedan derivar en un embarazo a temprana edad o en el consumo de drogas y alcohol.

Este trabajo estratégico que se desarrolla en pandemia, es parte del Plan de Salud Adolescente que realiza el equipo interdisciplinario del Programa Espacios Amigables, que se implementa en los seis Centros de Salud Familiar y Área Rural de la comuna.

La publicación denominada MI FAMILIA AMOR Y LIMITES se encuentra de manera virtual e impresa y será entregada a los establecimientos de salud APS La Serena para que el público usuario pueda acceder a ella.

Entre las temáticas abordadas en esta primera edición, se encuentran la familia como factor protector en la adolescencia, tips de buena convivencia familiar, consejos en nutrición y panoramas.

Nicole Cadena Munita, coordinadora  del Depto. De Salud de la Corporación Municipal Gabriel González Videla destacó que “este programa se realizará de manera piloto en nuestra comuna, junto a otras seis regiones a nivel nacional, donde una de sus tres facilitadoras es matrona de nuestro Cesfam Cardenal Raúl Silva Henríquez y encargada del programa Espacios Amigables”.

Además, la profesional agregó que “nuestro propósito es, principalmente, orientar a las familias a que puedan contribuir a mejorar la salud y calidad de vida de sus hijos e hijas adolescentes. Dentro de los resultados esperados, se encuentra el aprendizaje y desarrollo de habilidades de conexión emocional, estrategias de comunicación efectivas y formación de familias, cuyos pilares fundamentales sean la unión, seguridad y bienestar”.

Familias Fuertes

Es una intervención primaria de capacitación en habilidades de crianza y relación familiar para prevenir conductas de riesgo en adolescentes entre los 10 y 14 años de edad. Este programa forma parte de la Estrategia Regional para mejorar la Salud de Adolescentes y Jóvenes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS).

Según lo señalado en la revista, el apoyo familiar es fundamental para el desarrollo saludable del joven o adolescente. Si existe una baja disponibilidad a la contención emocional y participación social, ambos factores se asocian a una mayor morbilidad y mortalidad.

En ese mismo camino, es que el equipo de este incipiente programa se dirige a la adolescencia temprana, comprendiendo que este periodo es clave para la prevención.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día