• En el lugar en donde fueron encontrados los restos de los dos menores, Jimmy Christie y Rodrigo Palma, hoy existe un monolito que los recuerda, denominado Mirador de Los Ángeles.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, Ana Merino, descartó de plano la teoría de que los dos menores que desaparecieron la Navidad de 1973, y cuyos restos fueron encontrados cuatro años después enterrados cerca de sus hogares, hayan muerto por un derrumbe de tierra, como propone el periodista Mauricio Palma en un libro que se presentará el 7 de diciembre en La Serena.

La dirigenta sostuvo que esa tesis había sido descartada por el propio juez Juan Guzmán que llevó la causa, quien le había señalado a ella que los restos presentaban orificios de bala y que era claro que los dos menores fueron asesinados por una patrulla militar.

Indica que esa teoría “está equivocada porque la dictadura quiso tapar todos los indicios de la muerte de estos niños y la madre de Jimmy Christie Bossy tenía todos los antecedentes del crimen de su hijo. Ella murió el año pasado y alcanzamos a poner una última querella. Además, a ella y al padre de Rodrigo los llevaron al regimiento, los tuvieron detenidos y los torturaron y les dijeron que ellos eran responsables de la muerte de los niños. Fue una cosa muy terrible y ella decía después que tenía mucho miedo”.

Relata que casi como riéndose de esta madre desesperada, el año 1974, el comandante del regimiento, Ariosto Lapostol, “le mandó una carta de condolencias. Además de haberla torturado, le envía esa carta que fue una burla”

Los menores que desaparecieron la Navidad de 1973, son Jimmy Christie  Bossy, de 7 años  y Rodrigo Palma Moraga de 8 años de edad y según Ana Merino, habría sido una patrulla militar la que mató a los dos menores y escondió sus cuerpos, restos que fueron encontrados sepultados cerca de los tambores de combustibles ubicados en Guayacán, que era el lugar donde se les vio jugando por última vez. “Todo esto lo quisieron tapar simulando un derrumbe y que murieron solos mientas jugaban, pero eso no es verdad”, afirmó Merino.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día