Crédito fotografía: 
El Día
Tanto los establecimientos de Larga Estancia como la autoridad de Desarrollo Social han fortalecido las medidas de seguridad para proteger a la población más vulnerable con la llegada del coronavirus a la región, los adultos mayores. Pese a que las visitas de familiares están prohibidas desde mediados de mes, sigue habiendo riesgo de que los funcionarios y cuidadores sean quienes ingresen el virus es por eso que allí es donde se han concentrado los esfuerzos.

Hay a quienes el coronavirus no se les manifiesta más que como un simple resfriado, eso es generalmente a la población más joven y sana, sin embargo el virus no tiene piedad con enfermos crónicos y adultos mayores, las principales víctimas del covid-19.

Es por ello que una de las principales medidas adoptadas por la autoridad tras conocerse los primeros casos en el país fue restringir las visitas a todos los ELEAM por 30 días a partir del pasado 16 de marzo.

En la región habitan 150 mil adultos mayores, una zona con gran porcentaje de población de la tercera y la región con menor número de camas hospitalarias en el país, es por eso que una propagación del virus pone a la población mayor en serio riesgo, ya que, pese  que el objetivo es llegar a tener 40 respiradores, hasta la fecha la red asistencial solo cuenta con 30, por lo que la capacidad de atención es bastante reducida.

Hace unos días se dio a conocer la noticia de un brote en un ELEAM de Puente Alto en la Región Metropolitana, dando positivo tres residentes y una manipuladora de alimentos, razón por la que desde la Seremi de Desarrollo Social y Familia y Senama han estado monitoreando que se cumplan los protocolos en los 21 hogares que existen en la región.

“Estamos verificando los niveles de sanitización, que cuenten con sus resoluciones sanitarias al día, la preocupación que tenemos con ellos, el resguardo, que no reciban visitas, tienen que tener el control respectivo de quienes entran y salen, son más de 500 adultos mayores que hoy día residen en la región, ellos han recibido la vacuna contra la influenza y eso nos tiene muy tranquilos” expresó el Seremi de Desarrollo Social y Familia, Marcelo Telias.

Visita que se realizó desde la puerta, manteniendo distancia, tal como lo indica el protocolo, “estamos dando a conocer los protocolos de acción con respecto a la pandemia, nos hemos encontrado con los directores técnicos quienes están cumpliendo al pie de la letra la restricción de visitas en el ELEAM desde el 15 de marzo y también con las normas de higiene y seguridad de los profesionales y funcionarios que trabajan en los establecimientos” agregó el Coordinador regional de Senama, Pablo Elgueta.

En el hogar Nuestra Señora de Las Compañías, la madre Isabel Tapia contó que los 30 funcionarios, profesionales y cuidadores que trabajan con los 99 residentes del hogar están siguiendo estrictamente los protocolos dictados por la Autoridad Sanitaria.

Agregó que implementaron una habitación con baño y ducha donde los trabajadores se sanitizan y cambian antes de estar en contacto con los residentes, además de mantener cuidado cuando salen del recinto y se van a sus hogares, ya que saben que solo a través de ellos podría ingresar el virus al centro.

Respecto a cómo están reaccionando los adultos mayores a lo que está sucediendo, la Madre explicó que había quienes entendían lo que estaba pasando y eran comprensivos y había quienes no, especialmente cuando se trata del lavado de manos, la restricción de visitas y de salir del lugar.

Asimismo añadió que se mantiene el contacto de los residentes con sus seres querido a través del teléfono principalmente, quienes recibían llamados constantemente.

Separar por sectores

En Fundación Las Rosas fueron más precavidos y optaron por fortalecer de forma más estricta el sistema de resguardo para los 95 adultos mayores que allí viven.

Su Director Técnico Administrativo, Leonardo González, explicó que el viernes 13 de marzo ellos prohibieron las visitas a sus residentes, asimismo, le entregan una reporte diario a las autoridades sobre la situación dentro del establecimiento.

Tras lo ocurrido en Puente Alto, González dijo que por el gran número de residentes que había decidieron dividir el hogar en dos sectores, de hombres y mujeres, completamente aislado el uno del otro, con el fin de que si entrase el virus al lugar no se perdiera su trazabilidad y su contención fuera mayor.

Por la misma razón idearon un sistema de turnos con el personal para evitar la rotación con los mismos residentes y, a la vez, fortalecieron las medidas de higiene y protección en sus 75 funcionarios, quienes deben sanitizarse al ingresar, cambiarse de ropa y zapatos y ponerse el uniforme, que es lavado en el mismo hogar. 

Suspensión de actividades

Adicional a la restricción de visitas y el resguardo de cuidadores de los ELEAM, se suspendió la realización de actividades para los 600 clubes de adulto mayor en la región de Coquimbo, la que tiene la misma extensión que la prohibición de visitas en los hogares.

Desde la Seremi de Desarrollo Social llamaron a evitar las visitas en el condominio de viviendas tuteladas para adultos mayores en Andacollo y que estas sólo se realicen cuando sea estrictamente necesario, es decir, atenciones de salud, provisión de alimentos, cuidados y apoyos.

Además, mediante el Plan Protección Mayor, se ha incentivado el uso de videollamadas y llamadas telefónicas en los Establecimientos de Larga Estadía para Adultos Mayores, para que mantengan contacto con familiares y así mantener el apego, cuidando así su salud mental.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día