• La consulta vinculante cuenta con un protocolo sanitario el cual insta a los ciudadanos a acudir con sus propios implementos de seguridad para evitar nuevos contagios. Además, habrán “facilitadores” quienes vigilarán el cumplimento de todas las disposiciones adoptadas.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La crisis sanitaria del coronavirus obligó a adoptar una serie de medidas para que los electores puedan participar en la histórica votación del 25 de octubre donde habrá 95 recintos, 22 más que en la elección presidencial del 2017.

Hace poco más de una semana el Servicio Electoral (Servel) publicó en el Diario Oficial las normas sanitarias recomendadas para realizar el Plebiscito Nacional que fue reprogramado para el próximo 25 de octubre.

Entre las medidas se destaca que las personas mayores de 60 años tendrán un horario exclusivo entre las 14:00 a las 17:00 horas para ir a votar, fuera de esa franja tendrán trato preferencial durante toda la jornada, al igual que personas en situación de discapacidad y embarazadas.

El Servel también aclaró que tanto los electores como los vocales de mesa deberán usar obligatoriamente mascarillas y mantener el distanciamiento físico y que las cámaras secretas no tendrán cortinas o puertas.

25 de octubre del 2020 se realizará el Plebiscito Nacional.

Sin embargo, a 45 días de la inédita consulta, que permitirá aprobar o rechazar una nueva Constitución Política para Chile, la participación de los pacientes con covid-19 sigue sin resolverse, pese a existir una serie de propuestas en el Congreso Nacional que buscan incorporarlos.

Más allá de los esfuerzos, este martes el organismo autónomo descartó formalmente que personas con covid positivo puedan ser parte del proceso. El presidente del Consejo Directivo, Patricio Santamaría, indicó que no se alcanzó el quórum para innovar en un mecanismo alternativo y que improvisar podría generar una “situación de deslegitimidad”.

Avances concretos

Pero no todo es confuso puesto que con el transcurso de los días se han ido conociendo detalles sobre cómo se realizará la consulta en medio de la pandemia del coronavirus.

La crisis sanitaria obligó a ampliar la cantidad de locales de votación a 2.715 en todo el país, un 25,9% más que en las elecciones del 2017. En la zona, habrá 22 más que en los últimos comicios.

En ese sentido, ayer se informó que la Región de Coquimbo contará con 95 recintos para sufragar, que equivalen a 102 locales, ya que en espacios como el Estadio La Portada, el Diaguita de Ovalle o el domo de la Universidad Santo Tomás albergarán a más de un local.

La información la entregó el seremi de Gobierno, Ignacio Pinto, quien además agregó que esta determinación busca evitar aglomeraciones y asegurar el distanciamiento físico al interior de los inmuebles.

“Queremos que este proceso sea seguro y ampliamente participativo, por eso vamos a entregar implementos de protección personal para los vocales de mesa, se les va a capacitar de forma obligatoria en medidas de prevención”, detalló.

En concreto, serán 1.809 las mesas de sufragio que se habilitarán para aquella jornada, 248 en la Provincia del Choapa, 1.116 en Elqui y 445 en Limarí, las que funcionarán desde las 08:00 horas a las 20:00 horas.

“Les pedimos a las personas que revisen las medidas de prevención del contagio de coronavirus que estamos recomendando para que puedan participar de forma segura en la votación”, agregó la autoridad.

¿Quién supervisará el cumplimiento de las medidas?

El acto histórico cuenta con un plan especial denominado “Protocolo Sanitario Plebiscito Más Seguro” el cual insta a los ciudadanos a acudir con sus propios implementos de seguridad sanitaria, llevar su propio lápiz grafito y un lápiz de pasta azul pata firmar el padrón de mesa.

“Pedimos a las personas que revisen las medidas de prevención que estamos recomendando para que puedan participar de forma segura”, Ignacio Pinto, seremi de Gobierno

Además, establece kits sanitarios para las mesas receptoras de sufragios, pero ¿Quién supervisará el cumplimiento de estas acciones? Santamaría explicó que existe la formación de “facilitadores” o personal que se encargará de ordenar las filas y flujos, supervisar el correcto uso de mascarillas y distribuir alcohol gel, entre otras labores.

A nivel nacional se estima que serán cerca de 15 mil personas, que recibirán una remuneración de 2,5 Unidades de Fomento ($71.714.-), las que vigilarán el comportamiento de los electores. A nivel local, el Gobierno manifestó que aún no maneja una cifra aproximada del equipo que se necesitará para esa función.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X