• En el centro de Coquimbo, al menos durante la mañana, las calles estuvieron atestadas de transeúntes.
Crédito fotografía: 
Juan Carlos Pizarro A.
El Covid-19 avanza a nivel local y nacional -donde ya se registran dos muertos y 746 enfermos-. Esta noche los turistas deben salir de los balnearios de la región y retornar a sus casas, y en aquello estarán enfocados los esfuerzos del Jefe de Defensa Pablo Onetto. Mientras tanto, la gente sigue saliendo a las calles, generando aglomeraciones en las zonas céntricas de La Serena y Coquimbo, por lo que los ediles insisten en la cuarentena total obligatoria para aplanar la curva de contagios, de lo contrario “habrá terribles consecuencias”.

La tensión crece en el mundo y también en el país debido al aumento de contagios por Covid-19. La pandemia no da tregua y avanza en América del Sur, siendo Chile el segundo país con más enfermos en esta parte del mundo, sólo superado por Brasil.

De acuerdo al último informe emitido ayer por el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, la cifra aumentó 746 infectados, 114 más respecto del último reporte del día domingo. Además, se sumó una segunda víctima fatal, una mujer de 78 años quien también padecía de cáncer.

Aquello a nivel nacional. En tanto, en la Región de Coquimbo las noticias tampoco son demasiado alentadoras. De seis personas contagiadas, el número se elevó a 9, según informó la intendenta regional Lucía Pinto desde la Onemi, donde esta vez no citaron a la prensa, como una medida preventiva.

“Estamos confirmando tres nuevos casos de Covid-19 en nuestra Región de Coquimbo, con los que hoy totalizamos 9 contagios”, puntualizó, para luego entregar el detalle. “El primero de estos casos es un hombre de 29 años, de la comuna de Coquimbo, quien contrajo la enfermedad en Brasil. Se suman dos mujeres, una de 45 años de la comuna de Coquimbo y otra de 48 años, de la comuna de La Serena, quien registra un viaje reciente a España”, sostuvo.

Agregó que “estas tres personas están cursando su enfermedad con todos los protocolos de una estricta cuarentena y observación en sus respectivos hogares y en buena condición de salud”, afirmó, al tiempo que reiteró el llamado a las personas a tomar conciencia y evitar salir de sus hogares.

“Necesitamos generar conciencia de que esta enfermedad es muy contagiosa y puede afectar severamente a nuestra tercera edad y población. Hoy más que nunca tenemos que cuidarnos entre todos (…) Estamos trabajando pero necesitamos la ayuda de todos los chilenos, y de todas las personas para poder salir airosos y evitar el mayor número de contagios”, expresó.

Balance toque de queda

El jefe de Defensa, general Pablo Onetto, se refirió a la primera noche de la implementación del toque de queda que se extiende desde las 22:00 hasta las 05:00 horas.

“Fue bastante positivo, se estableció en conjunto con Carabineros y la PDI una distribución en distintos puntos de la ciudad. Estuvimos en marcha blanca porque hay mucha gente que se está acomodando al tema del salvoconducto a través de la comisaría virtual, y también había personas que no tenían conocimiento de la importante disminución del transporte público que se iba a generar, lo que hizo que la gente no pudiera desplazarse, pero en general a partir de las 22:30 prácticamente ya no quedaba nadie”, indicó el general, quien en esa misma línea precisó que no existió ningún detenido.

Operación retorno

Para hoy hasta las 22:00 horas todas las personas que se desplazaron a su segunda vivienda en zonas del litoral central y del norte del país, deben retornar a sus lugares de residencia. Esto, según lo anunció el domingo el ministro Mañalich. La duda es cómo se podrá realizar una fiscalización efectiva para que esto se cumpla y respecto a ello Onetto señaló que se están preparando para un trabajo coordinado.

“Se va a hacer un control bastante fuerte para que se cumpla este mandato (…) Es importante recalcar que el día de ayer (domingo) tuvimos un desplazamiento importante de vehículos hacia el sur hacia la ciudad de Santiago, así que yo estimo que la gente va a acatar esta norma y esta decisión ya que es en beneficio de todos”, aseveró.

Control a la cuarentena

Onetto además, indicó que a partir de ahora será la Policía de Investigaciones la encargada de hacer efectivo el control de las personas que deben estar en cuarentena. “Esta gente debe quedarse en su domicilio y es una obligación. En caso de no hacerlo, será notificada y arriesga una multa importante, casi de mil UTMs”, concluyó.

Carabineros y el llamado

Desde Carabineros, el general jefe de la IV Zona policial Jorge Tobar, también realizó un balance de la primera jornada de toque de queda, la que calificó como “bastante tranquila”, salvo por lo ocurrido en el peaje Troncal Norte donde se produjo un millonario robo (ver página 7).

“La aplicación del toque de queda, que hay que decirlo, no contempla detenciones a las personas, ya que constituye una infracción, y lo que ocurre en estos casos, es que cuando son sorprendidas infringiendo el toque de queda, son conducidos a la unidad para el trámite y quedan apercibidos para ser citados eventualmente por el Ministerio Público”, explicó, agregando que además, “la gente acató muy bien la medida”.

El llamado persiste

Tobar puntualizó que, en general, respecto al llamado realizado a las personas a quedarse en sus casas durante el fin de semana, la gente lo acogió. “Lo que se pudo observar los días sábado y domingo fue que efectivamente hubo menos personas. Ahora se había advertido de personas en las playas, y esas personas eran llamadas a retornar a sus casas, porque es importante transmitir el mensaje. La gente debe comprender y debe asumir que lo mejor que puede ocurrir en estos momentos para aislar el virus es que nos quedemos en las casas”, enfatizó.

No hay caso en la semana

Si bien el propio general de Carabineros admite que durante el fin de semana la gente cumplió y en su globalidad se quedó en sus domicilios, el tema ha sido muy diferente los días de semana, fundamentalmente en las zonas céntricas de La Serena y Coquimbo, y también en otras comunas lo que ha motivado a varios ediles de la región a solicitar una cuarentena total.

Ayer por la mañana, tal como los días jueves y viernes de la semana pasada, pusimos ver largas filas en los bancos, cajas de compensación, locales de venta de artículos de aseo y supermercados. Las calles más centrales de la conurbación, al menos durante la primera mitad de la jornada, se veían atestadas de gente como si nada estuviera pasando. Incluso, el comercio ambulante continuaba ejerciendo sin ningún tipo de control en algunos sectores.

Alcaldes de la conurbación

En esta línea, los alcaldes de la conurbación La Serena-Coquimbo, Roberto Jacob y Marcelo Pereira, insistieron en el llamado a las autoridades de Gobierno para que decretaran cuarentena total, algo que desde el Gobierno no han descartado del todo, pero tampoco confirmado.

Jacob ha sido categórico en señalar que esta es la única forma de detener la pandemia. Mientras eso no ocurra, hizo un llamado a la empresa privada a liberar a la población de riesgo para que no tenga que ir a trabajar.

“Quiero hacer un llamado a la conciencia, a la conciencia de la constructoras, de los supermercados, de las grandes tiendas, de todos los que tengan gente trabajando que sea mayor de 60 años, los que tengan mujeres embarazadas o que tengan enfermedades crónicas. Creo que llegó el momento de ponernos la mano en el corazón y mandar a esa gente a sus casas, esa gente está trabajando pero muchas veces pensando en otra cosa. Ellos corren el tremendo riesgo en estos momentos (…) Por favor, entendamos que esto es una pandemia mundial y nuestros adultos mayores merecen el mayor respeto”, enfatizó.

Junto con ello, reiteró el llamado a la autoridad para que dicte medidas más restrictivas, es decir, la cuarentena total. “Está demostrado que es lo único que puede empezar a mitigar esto porque lo que vemos es que por más que nosotros tomamos otras medidas la gente igual anda en la calle”, sostuvo.

Por su parte, el alcalde  de Coquimbo Marcelo Pereira, quien ya había decretado una “cuarentena social” en su comuna, contraatacó con su tesis de que es necesario que se tomen las medidas más restrictivas que correspondan. “Tenemos nueve personas contagiadas en la región, y cinco son de Coquimbo. Además, y lo dijo el propio ministro Mañalich, ahora es cuando se viene lo peor. Por eso, y como médico estoy tomando y solicitando las medidas a conciencia, que es el mayor aislamiento social posible. Yo me he puesto a disposición para trabajar con el general Onetto, y también me alegra que se haya establecido una mesa social, en la que están presentes todos los alcaldes y además el Colegio Médico al cual yo también pertenezco y adhiero a sus solicitudes”, expresó.

Indicó que mantuvo una conversación con Onetto la que lo dejó más tranquilo. “Creo que faltaba tener ese diálogo y me dejó mucho más tranquilo respecto a cómo van a ir avanzando las medidas que se van a ir tomando”, dijo Pereira.

Situación crítica

El alcalde es categórico al señalar que la situación que se enfrenta es crítica y pone sobre la mesa lo que está sucediendo en Italia. “Mi misión es compararme con el lugar que peor está, que es Italia, y nosotros tenemos mucho menos camas UCI y UTI a nivel nacional, no tenemos más de mil camas. Más encima somos la región que tiene menos camas en todo Chile. Yo sé de los esfuerzos que ha hecho la intendenta para aumentar las camas UTI, pero lamentablemente van a ser insuficientes en algún momento frente a la pandemia que ya ha cobrado la vida de dos chilenos”, precisó.

Asevera que la preocupación por lo ocurrido en algunos balnearios de la zona, sobrepasó todos los límites. “Es increíble que haya gente que piense que esto son vacaciones, por lo mismo vamos a colaborar en que ese retorno a las viviendas que dictaminó el ministro Mañalich se cumpla (…) Yo tenía mis reparos con la apertura de la feria de Tongoy, porque en algún momento se tornó intransitable. Por eso no vamos a tener la tranquilidad hasta que se haga efectivo el retorno de los turistas el martes por la noche”, indicó.

Finalmente precisó que sus acciones no iban en ningún caso en la línea del populismo sino que se basaban en su conocimiento médico.

“Debo proteger a mi comuna y si siento que las decisiones están muy lentas voy a hacerlo saber, no me puedo quedar de brazos cruzados frente a una pandemia de esta magnitud. Aquí los casos a nivel nacional van a aumentar, y los casos a nivel regional también van a aumentar. No quiero alarmar a nadie, pero si usted me pregunta si van a haber más muertos, sí van a haber más muertos, y particularmente en la Región de Coquimbo, también habrán, por eso estoy en esta posición, porque de toda la zona cerca de un 60% va a tener coronavirus en algún momento (…) Y yo me sigo preguntando por qué no se decreta la cuarentena ahora porque en algún momento va a tener que decretarse sí o sí”, expresó.

Análisis del Colegio Médico

El presidente regional del Colegio Médico, Rubén Quezada, en primer término, valoró la instancia que se abre con la participación del gremio en la mesa social con las autoridades y espera que esto se implemente también a nivel local.

“Nuestro ánimo es poder colaborar con todas las medidas que está tomando el Gobierno. Hemos visto bastante dispersión en lo que están haciendo los municipios, los gremios, por eso pensamos que debemos actuar de manera más conjunta y coordinada porque no sirven medidas puntuales muy locales sino se toman medidas en conjunto”, precisó Quezada.

Consultado respecto a la cuarentena total nacional, que era una de las banderas de lucha del colegio y de gran parte de los alcaldes del país, descartó que la propuesta haya perdido fuerza tras la reunión y sostuvo que lo más probable es que sí se llegue a tomar esta medida y aprovechó de aclarar conceptualmente lo que estaban solicitando cuando hablaban de la cuarentena total.

“Se ha caricaturizado un poco esta figura. Nosotros lo que pedimos con esto es que se impida el desplazamiento de las personas, porque estamos viendo que se siguen moviendo pese a las barreras sanitarias que se han implementado. Está claro que la gente todavía no toma conciencia, y hemos visto que hubo gente que llegó desde Santiago hacia sus segundas viviendas a ciertos balnearios de Coquimbo, por eso, aunque valoramos esta mesa de trabajo, insistimos en lo que hemos estado solicitando”, manifestó.

Quezada cuestionó el toque de queda, pero sí expresó que podría estar allanando el camino hacia medidas más restrictivas. “La autoridad tiene que evaluar temas más operativos, como garantizar las cadenas de abastecimiento, etc… por tanto nosotros vemos este toque de queda como una antesala de las medidas más extremas como una cuarentena total”, aseguró.  

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X