• El Dr. José Luis Novoa recorrió distintos establecimientos junto al director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González.
  • Con el aumento de nuevas camas críticas, la zona estaría en condiciones de recibir pacientes de otras regiones.
Crédito fotografía: 
Cedida
La información la dio a conocer el jefe de la División de Gestión de Redes Asistenciales, Dr. José Luis Novoa, quien estuvo de visita en la zona recorriendo los hospitales de La Serena, Coquimbo y Ovalle. La autoridad explicó que el aumento de unidades es sistemático en el país y recordó que al día de hoy hay más de 2.500 habilitadas, muy por encima de las 1.300 que existían antes de la emergencia sanitaria.

La pandemia del coronavirus no ha terminado, Chile se aproxima a vivir su segunda curva de contagios y los equipos médicos se preparan para enfrentar una eventual demanda de camas críticas. 

En la Región de Coquimbo las proyecciones del Ministerio de Salud (Minsal) estiman que durante la segunda semana de febrero se vivirá el peak de infectados. Ante eso, el Servicio de Salud Coquimbo ya comenzó a ejecutar el plan de contingencia que contempla la reconversión de camas en los principales centros de salud de la zona. 

Esta semana visitó los hospitales de La Serena, Coquimbo y Ovalle, el jefe de la División de Gestión de Redes Asistenciales, doctor José Luis Novoa, quien dijo que mañana ya deberían estar habilitadas nueve camas críticas. “Que hará crecer en un 15% la capacidad hospitalaria de intensivos en la región. Hoy tenemos 68 camas aperturadas”.

Nuevas camas

El Dr. Novoa destacó el estado anímico del equipo clínico, ya que está comprometido, “está muy empoderado”, pero insistió en que el combate a la pandemia es grupal y llamó a cumplir las medidas preventivas así como las cuarentenas y toque de queda. 

Aclaró que detrás de su visita había una lógica de acompañamiento y de buscar oportunidades para mejorar los distintos ámbitos asistenciales y administrativos. 

La autoridad explicó que el aumento de camas es sistemático en el país y recordó que al día de hoy hay más de 2.500 unidades habilitadas, muy por encima de las 1.300 que existían antes de la emergencia sanitaria. 

“Potencialmente, y con todos los estándares de calidad, podríamos llegar alrededor de las 3.200 camas en el país. Entiéndase una cama habilitada con su recurso humano y con todo el equipamiento, todavía contamos con un margen de seguridad dispuesto en todo el país”, aseveró. 

Eventuales traslados

Ante la eventualidad de traslado de pacientes desde otras regiones debido a la saturación de la red, el doctor dijo que “es factible”, ya que la zona tiene un margen de seguridad, con camas disponibles y con una ocupación bajo el 90%. 

“Nosotros estamos pidiendo a las regiones que están en mejores condiciones que hagan el esfuerzo de crecer en su capacidad, que complejicen más sus camas y aperturen más unidades intensivas para poder trasladar a pacientes de otras regiones que ya tienen una ocupación muy alta”, agregó. 

Y es bajo esta meta que el doctor está trabajando con las regiones de Atacama, Coquimbo, O’ Higgins y Maule para fortalecer el trabajo mancomunado en red. 

“La distribución de camas es bastante heterogénea, depende de la realidad de cada ciudad y eso es lo que nos obliga a hacer esta gestión de camas en red y de pacientes en red que nos permite trasladarlos desde un punto a otro en función del nivel de saturación que haya”, precisó. 

Según los datos entregados ayer en el reporte, sólo hay tres unidades disponibles, por lo que estas nueve camas elevarían a 12 las camas UCI.

La autoridad aclaró que cuando se observa un nivel de ocupación sobre el 90% o incluso sobre el 95% se organizan planes de evacuaciones y de traslado a establecimientos con niveles de saturación menor, pero a la vez, se siguen habilitando camas críticas en recintos tanto públicos como privados. 

Hospital modular y listas de espera

Además, contó que recorrió el hospital modular de La Serena y reconoció la labor que se está haciendo con los pacientes quirúrgicos no covid. “Están haciendo un tremendo trabajo, esto ha permitido resolver una gran cantidad de listas de espera quirúrgicas y eso se debe reconocer”. 

Por último, aseguró que es totalmente compatible reducir las listas y  prestar asistencia a los pacientes covid y que pese a las complicaciones, “la actividad quirúrgica está en un 70% de la capacidad histórica de un año normal”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X