• El relleno sanitario El Panul funciona las 24 horas del día y recibe 700 toneladas de residuos diarios aproximadamente y allí laboran 41 personas. Aseguran que en este momento no está colapsado y se proyecta aplicar tecnología para extender su vida útil, como una planta de reciclaje.
    El relleno sanitario El Panul funciona las 24 horas del día y recibe 700 toneladas de residuos diarios aproximadamente y allí laboran 41 personas. Aseguran que en este momento no está colapsado y se proyecta aplicar tecnología para extender su vida útil, como una planta de reciclaje.
  • Una moderna máquina trituradora que muele 160 toneladas de residuos domiciliarios por hora permite bajar en cerca de un 40% el volumen de basura.
    Una moderna máquina trituradora que muele 160 toneladas de residuos domiciliarios por hora permite bajar en cerca de un 40% el volumen de basura.
  • En lo que fue el antiguo vertedero se está plantando varias especies arbóreas, las que pronto comenzarán a ser regadas con líquidos provenientes de la basura.
    En lo que fue el antiguo vertedero se está plantando varias especies arbóreas, las que pronto comenzarán a ser regadas con líquidos provenientes de la basura.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En la administración del recinto señalan que estarán prestando servicios sin problemas, pero que el próximo año debería haber una resolución de la gerencia general y del directorio si se hace una ampliación o se llega hasta el 2030 con una planta de reciclaje.

El Relleno Sanitario El Panul en la comuna de Coquimbo estaría en funcionamiento normal hasta el año 2025 en las condiciones que funciona actualmente, aunque se preparan para la instalación de una planta de reciclaje en el mismo lugar.

La información la entregó Nelson Caro, administrador del relleno sanitario, luego de una serie de rumores que circularan de que el recinto estaba colapsado.

Según plantearon en la empresa, nada más lejano a la realidad y también descartaron que se estuvieran contaminando las napas subterráneas con percolados, puesto que se cumplen todas las medidas ambientales y se toman todas las precauciones de rigor.

De acuerdo a lo explicado por  el administrador, está instalado todo un sistema para que las napas no sufran daño, lo que implica la instalación de plásticos especiales.

“Hemos hecho todo lo que nos ha indicado la autoridad, además hemos hecho pozos de manera particular a 120 metros de profundidad y no hemos encontrado nada. Es difícil que ocurra algo así porque se instala el geotextil, Geonet, se instala el HDP, se instalan todas las capas que corresponde y va sellado, soldado, cumplimos con toda la norma para evitar el 99,9% de que no haya una filtración hacia las napas subterráneas”, señala Nelson Caro.

Sin problemas los próximos años

Aseguran que el relleno sanitario estará sin problemas los próximos años  y que a mediados del 2020, el directorio y la gerencia general tomarán la determinación si hacen una ampliación o con la instalación de tecnología, como una planta de reciclaje para proyectarse sin problemas hasta el 2030.

“En este minuto estamos evaluando incorporar una tecnología para el reciclaje, estamos viendo la alternativa de una planta de reciclaje y eso nos permitiría reducir a nosotros en un 30% de lo que llega al relleno sanitario en su destino final. El 30% serían productos que se pueden recuperar, como plástico, cartón y otros productos que podrían tener uso”, precisa

Consultado si no han pensado la posibilidad de producir compost, que también es una alternativa, Caro indica que esa posibilidad “está en una etapa de desarrollarlo mejor”.

“En este minuto estamos evaluando incorporar una tecnología para el reciclaje, estamos viendo la alternativa de una planta de reciclaje y eso nos permitiría reducir a nosotros en un 30% de lo que llega al relleno sanitario". Nelson Caro, administrador del relleno sanitario El Panul.

En cuanto a la eventual producción de gas, que también surgiría como posibilidad, el administrador sostiene que “nosotros estuvimos haciendo el proyecto, pero lo hemos dejado en este momento en stand bye, porque el costo de la instalación e implementación es demasiada la pérdida que tendríamos que absorver, es muy alto el costo, alrededor de dos millones y medio de dólares”.

El ejecutivo aclaró que se trata de un relleno sanitario y no de un vertedero, explicando que el vertedero es un lugar donde se acopian los residuos sin ningún tratamiento, en cambio en el relleno sanitario considera todo un proceso, como un sistema para no contaminar el subsuelo, se compactan los residuos y además son enterrados, ya que se van cubriendo con tierra.

Máquina trituradora

En el recinto está siendo utilizada una máquina trituradora, lo que permite reducir los residuos, con una capacidad de moler 160 toneladas a la hora.

De acuerdo a lo señalado por el  jefe de operaciones, Hernán Galdames, la máquina logra bajar en cerca de un 40% el volumen de los residuos domiciliarios y los residuos voluminosos, como sillones, camas, electrodomésticos, los reduce hasta en un 90%.

Galdames explica que desde el recinto funcionó como un vertedero en un comienzo, pero que desde el primero de diciembre de 2005 se convirtió en un relleno sanitario.

Dijo que “está diseñado para la disposición final de residuos domiciliarios y asimilables. Recibimos residuos de cuatro comunas, La Serena, Coquimbo, La Higuera y Andacollo. Al inicio tenemos un control del peso de vehículos, luego tenemos dos controles intermedios para diferenciar si son vehículos pequeños con descarga manual o vehículos de descarga automática, recibimos entre 200 y 250 vehículos al día, los días que más recibimos son los lunes y martes o después de un feriado”.

En el recinto trabajan 41 personas y el recinto funciona las 24 horas del día, para lo cual cuentan con un sistema de turnos.

Se estima que llegan cerca de 700 toneladas diarias para ser dispuesta en el relleno sanitario.

Plantación de árboles

Una medida que ha estado dando excelentes resultados es convertir gran parte del recinto que ya fue utilizado en un verdadero pulmón verde, para lo cual se ha comenzado a plantar distintas especies arbóreas.

La encargada de este proyecto, Marjorie Varas, explicó que esta medida de mitigación involucra una serie de especies, entre las que se cuentan Eucaliptus, sauce llorón, vilca, aromo azul, maitenes y álamos, entre otros.

“Estos árboles fueron elegidos porque están dentro de la Resolución de Calificación ambiental y fueron escogidos  por las condiciones que presentan y se busca reforestar todo lo que fue el antiguo vertedero y se va a tratar los líquidos lixivados (líquidos provenientes de la basura) para ser regados”, señaló. Se espera que en un par de años sea un pequeño bosque.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X