• Ésta es la imagen que se repite a diario durante las mañanas en distintos puntos de las dos ciudades, lo que genera largas esperas para desplazarse.
    Ésta es la imagen que se repite a diario durante las mañanas en distintos puntos de las dos ciudades, lo que genera largas esperas para desplazarse.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
*Un informe de 2016 señala que en 9 años del Transantiago se invirtieron cerca de US$6 mil millones, montos que se deberían haber replicado en regiones, pero a la fecha en la zona no se registran mayores avances en vías ni en la locomoción local. *En su momento se habló de un Plan de modernización del Transporte, de un perímetro de exclusión y hasta un tranvía, pero nada se ha concretado. Ahora el ministerio de Transportes señala que existe un proyecto para traer buses eléctricos, pero sería para el próximo año.

Pasadas las 7 de la mañana las calles de las ciudades de La Serena y Coquimbo se vuelven un caos. La congestión se ha convertido en uno de los grandes problemas actuales de estas ciudades y, pese a que las autoridades locales han enfrentado la problemática con planes de contingencia, la verdad es que la solución a largo plazo está lejos de llegar.

Pero esto no es algo nuevo, desde ya hace varios años existen antecedentes y se viene advirtiendo de que esto iba a ocurrir. El aumento vehicular y demográfico no ha ido de la mano del mejoramiento de la infraestructura vial ni del transporte público y expertos advierten que, ante esto, la situación se va a ir agravando cada vez más.

 

El crecimiento explosivo del parque automotriz

Uno de los aspectos que está influyendo en esta problemática es el explosivo incremento del parque automotriz. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), al año 2012 eran 161.410 los vehículos (motorizados y no motorizados) que circulaban en toda la región, de éstos, 61.861 en la comuna de La Serena y 38.670 en Coquimbo, es decir, 100.531 solo en la conurbación.

A 2017, sólo 5 años después, esta cifra se elevó a 214.286 a nivel regional, de los cuales 74.388 están en La Serena y 54.543 en la comuna puerto (128.931).

A eso se suman las estadísticas sobre venta de vehículos nuevos, que en el 2018 batieron record, con un alza superior al 30%. Según datos de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (ANAC), sólo el año pasado se llegaron a comercializar 12.083 unidades más de vehículos livianos y medianos en la región. Pero si sumamos del 2012 en adelante, las cifras indican que en la zona se han vendido un total de 74.333 automóviles más.

 

Una de las horas más complicadas se da durante tarde-noche, durante el regreso del trabajo. FOTO LAUTARO CARMONA

 

Más casas y llega más gente

Al aumento en los vehículos se le suma la mayor cantidad de gente que vive en la zona. Aquí hay otro antecedente relevante, pues según datos basados en los resultados del último Censo desarrollado por el INE, la Región de Coquimbo es la que registra la mayor tasa de migración interna en el país, es decir, el movimiento de personas que cambia su lugar de residencia desde una división administrativa a otra, dentro del territorio nacional. El informe concluye que “en los últimos cinco años, la región que ha recibido más población desde otras regiones es Coquimbo” con una tasa de 7,8 por cada mil habitantes.

Por otra parte, respecto a las cifras de vivienda, según el Catastro de Proyectos Inmobiliarios a junio de 2018, dado a conocer por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) en la región existen 16.644 las unidades disponibles, 8.413 de ellas en La Serena y 6.312 en Coquimbo, es decir, 14.725 casas más solo en la conurbación.

 

Déficit en infraestructura vial se calcula en US$ 3.500 millones

A estas alturas todos coinciden en que se trata de una situación preocupante que se da por varios factores. El primero de ellos es precisamente el aumento del parque vehicular y la población, que se suman a la no modernización del sistema de transporte público y el poco avance de la infraestructura vial existente.

Sergio Quilodrán, presidente CChC La Serena señala que ciertamente la oferta pública de infraestructura urbana no va en los tiempos de la demanda privada “lo que supone contar con una vialidad que no soporta el nivel de tráfico existente, más aún cuando son alrededor de 10 mil las personas que año a año llegan a instalarse definitivamente a la zona”.

De hecho, indica Quilodrán, el Informe de Infraestructura Crítica para el Desarrollo 2018 – 2027 que realiza la Gerencia de Estudios del gremio, reveló que la metrópolis tiene un déficit de vialidad urbana que supera los US$3.500 millones.

 

¿Cómo se está enfrentando?

Transversalmente, de todos los sectores reconocen que existe un problema con la vialidad urbana, el que se ha intensificado en los últimos años.

El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Fuentes, señala que de hecho lo han podido notar en el mes de marzo con el ingreso a clases de los estudiantes.

Pero solo lo han podido manejar con gestión de tránsito “porque la verdad que con las mismas vías que hay no es mucho lo que tú puedes mejorar”.

En ese sentido, comenta que con el comandante de Carabineros han estado permanentemente trabajando en la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT) para ver el comportamiento de los flujos. “Afortunadamente hemos logrado esta gestión con Carabineros, si no la congestión habría sido mayor, más notoria, pero con esto se ha mitigado”, dice.

128.931 vehículos motorizados y no motorizados circulaban en La Serena y Coquimbo al 2017 según cifras del INE

Además, cuenta que el año pasado se hizo un estudio de los tiempos de los semáforos que hay en las redes del centro “y este año debutamos con unos nuevos tiempos, nuevas programaciones, que hasta el momento creo que nos han dado resultados, porque los semáforos habían partido con unas programaciones que se estudiaron hace 6 años atrás. Las actualizamos y han respondido a la circunstancias”, expresa.

También están tratando de mejorar el sistema de cámaras. Hoy existen 17 para La Serena, 11 para Coquimbo y 4 en Ovalle. “Con estas podemos a través de la UOCT ver donde hay mucha congestión, intervenir ese semáforo dándole más tiempo de verde y de rojo”.

 

Puntos más críticos

Por su parte, César Sanhueza, director de Tránsito del municipio de La Serena, sostiene que “la congestión tiene que ver con la cantidad de vehículos que salen a la calle en un mismo horario, más allá de la falta de la red vial o de la poca oferta de red vial que tenemos”.

Los principales problemas se dan en los horarios punta, que van aproximadamente desde la 7:00 horas hasta las 8:15 horas, al mediodía y en la tarde entre las 17:30 y las 19:30 horas.

A juicio de Sanhueza, el taco de la mañana obedece principalmente a la oferta vial que nosotros tenemos como ciudad “principalmente en lo que se refiere a las calles que conectan los sectores inmobiliarios con el centro”.

“La verdad que con las mismas vías que hay no es mucho lo que tú puedes mejorar”, Juan Fuentes, Seremi de Transportes

Se dan situaciones bien complejas, dice, sobre todo el sector oriente de la ciudad, incluyendo la Florida, La Antena, El Milagro, San Joaquín, que están conectados por muy pocas calles transversalmente hacia el centro de la ciudad. También en el sector norte, con el ingreso desde Las Compañías al centro.

“Lo que ocurre es que se terminan produciendo embudos hacia esas calles que son las únicas que conectan hacia la ciudad, que es el mismo efecto que pasa, pero de norte a sur, con Las Compañías, donde terminan todos yendo hacia los puentes que son los únicos puntos de conexión que tienen con el centro”, precisa.

El ingreso desde Las Compañías generalmente se vuelve un caos por las pocas vías de acceso existentes. FOTO: ANDREA CANTILLANES

 

Fondos del Transantiago

Desde regiones hemos observado con cierta desazón la cantidad de millones de pesos que se han anunciado en el último tiempo para el mejoramiento del sistema de Transportes en Santiago. Nuevas y modernas flotas de buses y la concreción de las líneas 3 y 6 del metro, se cuentan entre ellas.

Cuando se inició el Transantiago se anunció que se crearía un “Fondo espejo”, que permitiría que los recursos que se ocuparan en este proyecto se replicarían en regiones. Cabe destacar que solo hasta el 2016 un informe elaborado por El Mercurio determinó que el Gobierno había invertido hasta esa fecha US$6.080 millones en el sistema de transportes que mueve a la capital.

El Día solicitó a la seremía de Transporte las cifras que han llegado a la región de Coquimbo por este concepto, pero se nos dijo que se canalizaban a través del gobierno regional. Consultamos al gobierno regional y tampoco pudieron ser obtenidos los montos.

 

Modernización del transporte público, la gran deuda

Una de las formas de desincentivar el uso del automóvil es que se mejore el servicio del Transporte público. Sin embargo en esta materia no ha habido grandes avances en la conurbación. En los últimos años y con fondos de los denominados “Fondo espejo” del Transantiago, se han entregado subsidios para la renovación de las máquinas, pero no existe un control más exhaustivo.

En el 2012, durante el primer gobierno del Presidente Piñera y cuando la actual ministra de Transportes, Gloria Hutt, era subsecretaria de la misma cartera, se anunció un completo Plan de Modernización del Transporte, pero la iniciativa quedó en el camino. Luego se habló de un perímetro de exclusión, pero nada prosperó.

Hay que señalar que a diferencia de otras ciudades como Santiago, Concepción o Antofagasta, en La Serena y Coquimbo el transporte púbico no es licitado, por tanto su funcionamiento está en manos de privados.

“Lo que ocurre es que se terminan produciendo embudos hacia esas calles que son las únicas que conectan hacia la ciudad”, César Sanhueza, director de Tránsito municipio de La Serena

Respecto a si existe algún proyecto en esta línea, el seremi de Transportes señaló que, tal como lo ha anunciado la ministra, en regiones se van a privilegiar las pistas solo buses y el funcionamiento de máquinas con sistema eléctrico.

“Estamos trabajando en ello, junto con el gobierno regional y con el plan de modernización que hay del transporte público a través de los subsidios que se entregan por el programa renueva tu micro”.

Lo que se pretende, indicó, es  incorporar tecnología y buses que no sean contaminantes. “En el mercado hoy día existen buses eléctricos y también híbridos y que no contaminan. Nosotros estamos tratando de que los empresarios se interesen por renovar por este tipo de vehículos y también incorporando tecnología en lo que se refiere a los sistemas de cobro”, puntualizó.

Respecto a los plazos, indica que podría haber noticias el próximo año “porque estamos en la convocatoria recién 2019 del renueva tu micro”, explica.

Sobre si todavía existe la opción de que en La Serena y Coquimbo se opte por un transporte público licitado, Fuentes expresa que “El Estado la única forma que tiene de regular es mediante licitación pública. Eso no se descarta, porque estamos haciendo todos los estudios para primero modernizar el transporte y segundo como regularlo”.

 

La promesa del tranvía

También se ha hablado mucho del proyecto del Tranvía La Serena-Coquimbo. De hecho, poco antes del término del anterior gobierno el entonces ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga aseguraba que solo restaban algunos detalles para su licitación. Sin embargo, eso ha sido desestimado por el actual gobierno, desde donde han expresado que faltan aún algunos estudios.

“Está en desarrollo pro concesiones del MOP y se están realizando los estudios para que pueda pasar a otra etapa, pero entiendo que esos estudios aún no han sido terminados”, precisa Juan Fuentes.

 

La Ruta 5 entre La Serena y Coquimbo también es uno de los puntos conflictivos, pese a ser una vía estructurante a nivel país. No obstante, ya está en proceso de iniciar su mejoramiento. FOTO ANDREA CANTILLANES

 

Más obras viales

En cuanto al mejoramiento de la infraestructura vial, el seremi de Transportes plantea que ya está en proceso la licitación de la licitación de la Ruta 5 entre Los Vilos y La Serena, el cual incluye mejoras en el tramo de 16 kilómetros que conecta a la capital regional con la ciudad puerto. Sin embargo, este año podría iniciarse el diseño de ingeniería, que duraría aproximadamente 18 meses, y la construcción podría tardarse entre 2 a 3 años, por lo que es a largo plazo.

“Pero eso va a permitir que todos los flujos que van de paso puedan pasar directo y sin semáforos, por lo tanto vamos a eliminar mucha de la congestión”, precisa Fuentes.  

Por otro lado, manifiesta que también se está desarrollando el proyecto para dotar de una doble vía a Cuatro Esquinas “se está terminando el estudio de ingeniería y comenzaría la ejecución probablemente el segundo semestre de este año, con las expropiaciones que hay que hacer, porque Los Arrayanes se convierte en par vial de Cuatro Esquinas desde Cisternas hacia arriba”, especifica.

Lo cierto es que hay coincidencia en que no se puede esperar mucho más por adoptar soluciones más concretas, porque el parque vehicular y la población van a seguir creciendo y las autoridades deben tomar conciencia de esto. Para ello, se deben descentralizar los recursos y agilizar los proyectos. De lo contrario, el caos será cada vez mayor. 3701iR

 

Tardanza en los proyectos

El problema, a juicio de los entendidos, son los tiempos que requiere desarrollar un proyecto de envergadura en la zona. En opinión de Sergio Quilodrán, el desarrollo económico y social que ha tenido la metrópolis no ha ido de la mano con planes maestros ni miradas estratégicas por parte de los actores relevantes de interés como lo son los agentes públicos y privados. En este sentido, apunta que uno de los aspectos más febles son los tiempos que demora la inversión pública, pues, por ejemplo, un proyecto de vialidad urbana de alto impacto puede tardar hasta 10 años en concretarse desde su estudio de prefactibilidad hasta su ejecución. “Con eso, lamentablemente queda obsoleto y no cumple con la misión para la que fue formulado”.

Menciona como ejemplo la construcción del puente Zorrilla, que fue pensado en sus años para contener el alto flujo desde Las Compañías hacia el centro de La Serena “no obstante, con el paso de los años nos dimos cuenta de que era más preciso construir una doble pista y no sólo una por lado. Hay que trabajar mucho en la pertinencia de las obras y una mirada de largo plazo y estratégica”.

Para evitar eso, dice como privados también existe la responsabilidad de aportar con datos técnicos y objetivos “para colaborarle a la autoridad en el diseño de proyectos de inversión pública y la formulación de políticas públicas que promuevan el bienestar de la ciudadanía”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X