• A menudo Carabineros logra incautar de manos de los delincuentes armamento que está debidamente inscrito.. Preocupa cantidad de armas circulando y el poder de fuego de los delincuentes
Crédito fotografía: 
Efe / Internet
Desde la policía aseguran que muchas veces los antisociales se las roban a sus víctimas, que las tienen en sus casas previamente inscritas y luego las usan para los ilícitos. Expertos enfatizan en que los exámenes para adquirirlas no son del todo eficientes, pero que no constituyen el origen de los delitos.

“Patricio” ha visto la muerte de cerca. Trabaja hace dos años en el servicentro Copec ubicado en el sector de La Antena, en La Serena, y en dos oportunidades ha sido víctima de la delincuencia. 

Primero en el 2016, cuando un grupo de sujetos lo intimidó a él y a uno de sus compañeros con un arma de fuego para llevarse toda la recaudación y luego casi un año después, en el que, utilizando el mismo modus operandi, otros individuos “mucho más violentos”, los amenazaron de muerte con un revólver para robar durante la madrugada.

“Uno puede estar preparado para defenderse en algunas ocasiones, pero si sacan una pistola nada que hacer”, dice “Patricio”, con algo de impotencia y miedo porque le vuelva a pasar lo mismo por tercera vez. De hecho, se niega a dar su nombre real y confiesa que si pudiese cambiar de trabajo “lo haría encantado”. 

REALIDAD LATENTE

“Todos estos gallos andan armados… Todos”, reclama el trabajador, dando cuenta de una realidad cierta que hoy preocupa tanto a las autoridades como a la ciudadanía ya que los delitos cada vez se tornan más violentos y trágicos cuando hay balas de por medio. 

Y el ejemplo más claro es el ocurrido entre el 15 y el 18 de febrero. En tres días murió la misma cantidad de jóvenes por impactos de bala. Se trata de Alejandro Morgado (33), quien recibió el disparo mientras huía de una balacera en Sotaquí; Juan Carlos Ramos (25) asaltado en la Parte Alta de Coquimbo y Mauricio Rojas (20) del sector de La Antena, atacado por un sujeto desde un vehículo, desconociéndose aún los motivos del crimen. 

Pero, ¿qué está sucediendo?, ¿nos encontramos frente a una escalada de violencia o simplemente siempre ha sido así? Para el psicólogo clínico experto en conductas sociales Gustavo Yuri, esta situación  -la tenencia de armas de manera indiscriminada- se ha ido agudizando básicamente por la normalización que se ha producido de su uso, e influencias extranjeras como la de Estados Unidos. “Como sociedad nos dejamos llevar por factores externos, que, como en este caso no son la solución al problema de fondo”, dice Yuri. 

El profesional está convencido de que existe una regulación “muy blanda” a la hora de adquirir los armamentos y que los exámenes psicológicos que se realizan ya no son suficientes “ya que cualquiera podría pasar esas pruebas estandarizadas cuyas respuestas pueden encontrarse en Internet”, y además “nunca se podrá saber con exactitud con qué objetivo la persona compra el arma”, agrega. 

Cualquier persona que cumpla con los requisitos establecidos por la ley puede adquirir un arma sin rendir un examen práctico.

 

VIOLENCIA TRAE MÁS VIOLENCIA

Parece una frase hecha, pero es la dura realidad: “La violencia trae más violencia”. De hecho, desde la policía confirman que, al margen de las armas hechizas, la gran mayoría del poder de fuego con el que cuentan los delincuentes corresponde a revólveres o escopetas que son robadas a civiles que las  han comprado para su defensa, lo que demostraría, según Yuri, que no hay una buena regulación y que se debe ser mucho más restrictivo a la hora de entregar los permisos. “Es demasiado fácil obtenerlas, y además, la gente siente miedo de usarlas, por eso los delincuentes se las quitan. Algo habrá que mejorar”, precisa el psicólogo. 

UNA MIRADA VECINAL

Sectores como La Antena o Las Compañías son los que en mayor medida se han visto afectados por balaceras y los vecinos están preocupados. 

María Angélica Jiménez, presidenta de la Junta de Vecinos Isidoro Campaña, de Las Compañías, asegura que el tema de la seguridad es un problema. Vio con preocupación lo ocurrido hace unos días cuando tres jóvenes perdieron la vida tras ser baleados con armas de fuego, por lo mismo, hace un llamado a que exista mayor regulación en este sentido por parte de las autoridades. “Se ha ido avanzando, pero siempre uno espera más”, manifiesta. 

En ese sentido también repara en la gran cantidad de armas que estaría circulando en manos de antisociales, lo que puede percibir en las noticias, pero también en su entorno ya que a menudo se pueden oír los disparos, que no se sabe de dónde vienen. “A veces se escuchan y uno evidentemente que se asusta, por eso es que nosotros hacemos trabajos con los jóvenes, para que no caigan en este tipo de cosas y se enfoquen en el deporte”, sostiene la dirigente vecinal.

 

“SÍ HAY REGULACIÓN”

Pero la alta existencia de armas circulando, ¿se trata de una sensación o corresponde a la realidad? Consultados en Carabineros el prefecto (S) de Coquimbo, Francisco Espinosa, manifiesta que no tienen estadísticas al respecto. Sin embargo, admite que los delincuentes en la actualidad tienen un alto poder de fuego y también que el grueso del armamento que se utiliza para los delitos es robado a la gente que lo compra legalmente para defenderse. “Los delincuentes son más violentos y avezados, por lo que es probable que logren arrebatarles el arma”, indica Espinosa. 

Por lo mismo, asegura que a lo largo de los años, las restricciones se han ido incrementando y que, a diferencia de lo que se podría pensar, no es tan fácil obtener un revólver. El policía explica que la tenencia está regulada por la ley 17.798 y la persona debe pasar por diferentes pruebas antes de ser autorizado para adquirirla, siempre y cuando cumpla con requisitos determinados, como ser mayor de edad y tener antecedentes impecables que reflejen no haber sido condenado por algún crimen, simple delito, o sancionado en procesos relacionados con la ley 19.325 de Violencia Intrafamiliar. Esto es extensible a los padres y también a los hijos de quienes pretenden adquirir un arma de fuego. 

DISTINTAS PRUEBAS

Si se cumple con los requisitos, según expresa Espinosa, se debe rendir el examen psicofísico para acreditar que se tiene la aptitud física y de salud para el uso y la tenencia del artefacto. Este control debe realizarlo un médico siquiatra quien debe acreditar los resultados, ya sean positivos o negativos. 

Pero hay un segundo examen. Se trata del teórico y tiene que ver con el conocimiento sobre la Ley de Armas el cual se rinde ante la autoridad fiscalizadora. 

Habiendo pasado estas pruebas, la persona ya puede adquirir el armamento. Sin embargo, no hay un examen práctico. “Eso es algo en lo que tal vez se deba avanzar más adelante”, indicó el policía. 

NO CONFUNDIR LA TENENCIA CON EL PORTE

A menudo la gente que adquiere armas tiene la tendencia a querer exhibirla o más aún, portarla fuera del rango para el cual fue inscrita, pero desde Carabineros aclaran que esto no es posible. “Ningún civil puede salir a la calle con una pistola”, aclara Francisco Espinosa, quien, eso sí, manifiesta que existen excepciones como exfuncionarios policiales y de las Fuerzas Armadas. 

GOBERNACIÓN: “HAY QUE MEJORAR”

El gobernador (S) de la Provincia de Elqui, Carlos Galleguillos, admitió que el porte de armas de fuego de manera ilegal propicia diversos delitos violentos, por lo mismo asegura que en el año 2016 se incrementaron las sanciones a quienes cometan este ilícito. Sin embargo, no ha sido la solución ya que los incidentes han continuado ocurriendo.

En ese sentido, precisa que el problema es más bien de carácter cultural ya que los delincuentes están buscando la manera de cometer los delitos de la manera más violenta posible, y por más que se endurezcan las sanciones, siempre encontrarán la forma de conseguir el armamento.

“Por más que se hagan leyes, no es la solución de fondo para el tema de las armas, ya que si no las consiguen robándoselas a gente que las tiene inscritas, está la posibilidad de confeccionar armas hechizas. Entonces, no es algo tan simple de solucionar”, manifestó. 

MÁS ALLÁ DE TODA LEY

Tal como lo consigna Galleguillos, el prefecto (S) de Coquimbo, Francisco Espinoza, coincide en que si bien las armas sustraídas son un problema, las hechizas también constituyen una grave dificultad que es mucho más difícil de regular.

Por lo mismo, habría que atacar el problema de fondo que es el origen de la violencia, algo en lo que también enfatiza el psicólogo Gustavo Yuri, quien manifiesta que debería haber más restricciones a la hora de autorizar el uso de armas para que no se genere más violencia, pero la idea es educar y centrar los esfuerzos en combatir la delincuencia en general. 

“Lo importante, en el fondo, no es la cantidad de armas que anden circulando, que a mí me parece que son muchas, sino la educación. Lo que no queremos más es ver a gente cometiendo delitos”, sostuvo Yuri.

> CLAVES

- Ser mayor de edad

La persona que quiera adquirir un arma debe tener más de 18 años.

- Sin antecedentes 

Tanto él como sus familiares no deben tener antecedentes ni condenas pasadas para poder obtener el arma. 

- Pasar las pruebas 

Si se cumplen los requisitos, el individuo deberá someterse a un test psicológico y uno teórico sobre la ley de armas. No existe examen práctico. 

 

“ENTREGA TU ARMA”

Una de las campañas emblemáticas para conseguir que la cantidad de armas circulando disminuya es la que el Gobierno lleva a cabo hasta la fecha y que lleva por nombre Entrega tu Arma. 

Consiste en que los ciudadanos que tengan armas en su poder, inscritas o no, las devuelvan en puntos establecidos sin que se les haga ningún tipo de pregunta acerca de la procedencia. Según el prefecto (S) Francisco Espinosa, el año pasado en los meses de noviembre y diciembre hubo 61 armas recuperadas. Un número que de acuerdo al policía va en alza y que es bastante positivo. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X