• Una de las ciclovías que se construyó en La Serena fue la correspondiente a calle Gabriel González Videla, como parte del proyecto del Eje Cisternas.
    Una de las ciclovías que se construyó en La Serena fue la correspondiente a calle Gabriel González Videla, como parte del proyecto del Eje Cisternas.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Serán 11,5 los kilómetros que quedarán construidos durante este periodo, lo que cuadriplica la cifra de 2,5 kilómetros que se había impuesto el gobierno en la zona. Otros 11,5 kilómetros, en tanto, estarían ad portas de iniciar su construcción y 23,5 se encuentran en etapa de diseño

Amplio debate se generaba hace algunos años en la zona sobre la falta de espacios que potenciaran la utilización de la bicicleta como medio de transporte, considerando además el alza en los niveles de congestión que, sin duda, han ido in crescendo.

Efectivamente la inversión en ciclovías era prácticamente nula, lográndose levantar solo algunos tramos inconexos en algunos puntos de la conurbación. El seremi de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, señala que por esta razón durante esta administración se pusieron la meta de llegar a 2,5 kilómetros más de estas rutas.

No obstante, indica, finalmente serán 11,5 los kilómetros que quedarán construidos al término de este mandato, los que se suman a otros 35 kilómetros que forman parte de iniciativas que están ad portas de su construcción y en diseño, que se proyectan para los próximos 4 años, que en total sumarían 46,5 kilómetros.

EN CONSTRUCCIÓN

Destaca el proyecto desarrollado en Las Compañías, que abarca  los tramos de Avenida Perú/Viña del Mar; Gaspar Marín/Monjitas y Vicente Zorrilla/Islón (este último actualmente registra más de un 60% de avance). En total, 3 kilómetros.

Pese a que en sus inicios hubo ciertos cuestionamientos sobre el real uso que se le podría dar a estas vías, el titular regional de Vivienda señala que para demostrar su efectividad se instalaron contadores que permiten medir los niveles de circulación. Los primeros sondeos se efectuaron entre enero y julio de este año. Los resultados, indica, han sido óptimos.

“La mayoría de los ciclistas que transitan por las ciclovías de Las Compañías las utilizan en las horas peak para trasladarse a sus trabajos o centros de estudio”, Erwin Miranda, seremi de Vivienda y Urbanismo

“Los flujos se han incrementado casi en un 400%, lo que nos tiene muy contentos, porque revela que sí se les está dando un uso importante”, declara la autoridad.

De hecho, indica,  el promedio mensual en este periodo en el caso del tramo Peru/Viña del Mar es de 3.510 bicicletas, siendo el periodo peak entre las 7 y las 8 de la mañana y después de las 6 de la tarde. “Lo que nos revela además que la gente la está utilizando para trasladarse desde y hacia sus trabajos”, especificó. El tema climático también es considerado relevante, pues la mayor circulación se concentra entre los meses de enero y marzo, donde se superan las 3.700 bicicletas.

“La mayoría de los ciclistas que transitan por las ciclovías de Las Compañías las utilizan en las horas peak para trasladarse a sus trabajos o centros de estudio”, recalca Miranda.

En el caso de Gaspar Marín/ Monjitas, el promedio mensual alcanza las 3.051 bicicletas. Respecto a los horarios de mayor utilización, se repite el diagnóstico anterior, concentrándose entre las 7 de la mañana y las 8 y después de las 6 de la tarde.

Pero si dudas la vía que registra mayores niveles de circulación es Vicente Zorrila/Avenida Islón, donde el flujo promedio mensual llega a 6.480 bicicletas, siendo enero el mes de mayor afluencia, llegando a 7.220 bicicletas.

1.630

millones de pesos es el costo de inversión que tendrá la ciclovía inclusiva de 5,2 kilómetros en Avenida del Mar

 

“Esto nos está dando señas de que efectivamente la gente está utilizando estas vías, contrario a lo que se pensaba, porque hemos visto un incremento importante en su uso, por ende se cumple con el objetivo de implementar una red que genera la conectividad con los centros urbanos. Este circuito está siendo valorado por la comunidad”, recalca el seremi.

Los 8,2 kilómetros restantes que quedarán construidos corresponden a los levantados en la etapa 1 del proyecto Eje Cisternas, 3,5 de los cuales corresponden al tramo de Gabriel González Videla y 4,7 kilómetros al de Avenida Cisternas.

“En este caso también instalaremos contadores para medir su efectividad, pero ya hemos notado que han venido también a prestar un servicio en barrios que son de carácter más residencial”, especifica Miranda.

 

PROYECTOS POR CONSTRUIR

Según detalló el seremi de Vivienda, existen además otros 11,5 kilómetros que están ad portas de iniciar su construcción.

Tal es el caso del proyecto que permitirá levantar 5,2 kilómetros de ciclovías en La Avenida del Mar, desde El Faro hasta Peñuelas. La iniciativa ya fue aprobada por la Contraloría, por lo cual se espera dar curso a su licitación y posterior construcción en los próximos meses. La inversión es de $1.630 millones

La innovación que propone este circuito es que tendrá un ancho de 3 metros (1,5 metros en cada sentido) de manera que permita el desplazamiento no sólo de las bicicletas tradicionales, sino que también de los móviles habilitados para personas en situación de discapacidad.

Además, incluye el mejoramiento del paseo peatonal. Para ello, se considera pavimentarlo completo nuevamente en hormigón, con características antideslizantes. Otra de las innovaciones es que se habilitará, en toda su extensión y contigua a la ciclovía, una guía táctil para discapacitados visuales. Asimismo, incluirá otros elementos que contribuirán al acceso universal, como mobiliario urbano y bebederos de agua especialmente dispuestos para personas que se desplazan en silla de ruedas. Contarán con estacionamientos especialmente acondicionados y con accesos hasta la playa.

“Hemos logrado una madurez en materia de ciclovías, logrando insertarlas en cada uno de los proyectos viales que estamos desarrollando”, Erwin Miranda, seremi de Vivienda y Urbanismo

También se encuentran actualmente en construcción 6,8 kilómetros correspondientes a la etapa 2 A y 3 del Eje Cisternas.

La primera de ellas considera un tramo de 4,5 kilómetros desde la nueva rotonda en calle Cisternas con calle Los Lúcumos hasta el paso nivel que se levantará en la Ruta D-43. Las obras se iniciaron en octubre del año pasado y tienen como plazo de término el 29 de agosto de 2018.

La etapa 3, en tanto, es de 2,4 kilómetros y se extiende desde el nuevo paso sobre nivel que se levantará en la Ruta D-43 hasta un enlace en La Cantera (pasando por detrás del barrio industrial). El plazo de término, está planificado para diciembre de 2017.

“Hemos logrado una madurez en materia de ciclovías, logrando insertarlas en cada uno de los proyectos viales que estamos desarrollando”, puntualizó el seremi.

PROYECTOS EN DISEÑO

Más a largo plazo, están planificadas además otras obras que serán anexadas a algunos proyectos viales que se espera desarrollar en la conurbación.

El etapa de diseño se encuentran los 10 kilómetros del proyecto de doble vía Pedro Pablo Muñoz/ El Santo/ Las Garzas. Este proceso partió en diciembre de 2016 y terminará recién el primer semestre de 2019. Luego vendrá la dificultad para encontrar los recursos para su licitación y construcción, lo que podría tardar no menos de 4 años. Con todo ello, podría estar concretada para el 2022.

3

kilómetros de ciclovías son los que se construyeron en el sector de Las Compañías en total.

 

Anexada a la reconstrucción de la costanera de Coquimbo (que resultó seriamente dañada con el tsunami de 2015) se proyecta de igual forma la construcción de 5 kilómetros que conectarán con las obras antes mencionadas que se van a realizar en la Avenida del Mar. Para esta iniciativa en particular, eso sí, se deben esperar los avances en paralelo del muro verteola y un proyecto integral que se está desarrollando en el marco del plan de reconstrucción.

También en proceso de diseño se encuentra la doble vía en Avenida Cuatro Esquinas, que ya lleva un 50% y estaría terminado el segundo semestre del próximo año. Luego vendría conseguir los recursos para la licitación y la construcción. No menos de 3 años más.

Incluye una ciclovía en toda su extensión (6 kilómetros) que irían desde Avenida del Mar hasta el camino San Ramón.

En etapa más avanzada se encuentra también el proyecto de mejoramiento del bandejón central de la Avenida Francisco de Aguirre, entre Ruta 5 y El Faro, que incluye ciclovías en toda su extensión (2 kilómetros aproximadamente) además del mejoramiento de veredas, paisajismo, mobiliario urbano e iluminación.

En este periodo finalmente se han logrado terminar los diseños y Miranda confirma que está en carpeta para ser ejecutado el próximo año con recursos del ministerio. Se estima que las obras partirían el segundo semestre de 2018.

 

CICLISTAS VALORAN INICIATIVA

Integrantes del movimiento Furiosos ciclistas región de Coquimbo se muestran satisfechos con el avance de este tipo de proyectos. Juan Campos, integrante de este grupo, señala que sin duda han sido positivas y han venido a contribuir en parte a potenciar el uso de la bicicleta. “El lugares como Avenida del Mar, por ejemplo, ha incentivado a la gente a hacer deportes. Hay mucha gente que se ha subido a la bicicleta en los últimos años”, señala.

Todavía quedan algunos aspectos por mejorar, recalca, porque aún los circuitos no permiten trasladarse por toda la ciudad, pero sí se han dado pasos importantes, argumenta. “Lo que falta es continuidad, por el momento están siendo un aporte, pero hay que tener conciencia también de que habrá ciclistas que seguirán desplazándose por las calles y hay que generar una mayor conciencia. La ciclovía no es la solución total, es parte de ella, un aporte fundamental, pero falta un tema cultural”, especifica.

Otra miembro de la agrupación, Claudia Craig, dice que le parecen un gran aporte y que entiende que no se pueden construir estas vías en toda la ciudad de una sola vez. “Hay que ir de a poco, pero ha sido bastante bueno de partida para evitar muchos accidentes. Falta sí todavía cultura tanto de parte de los ciclistas como de los automovilistas, es una responsabilidad compartida”, plantea.

Al comienza dice, cuesta este tipo de cambios “pero la gente de a poco se ha ido acostumbrando, tanto los ciclistas como los peatones y automovilistas, porque cada día son más las personas que están utilizando la bicicleta como medio de transporte, por los tacos. Mi percepción es que el avance ha sido lento, pero bueno”, recalcó.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X