• En el caso del Consejo para la Transparencia, los trabajadores no utilizan sus computadores personales, sino que equipos provistos por la propia institución, en los que se conectan a una intranet que cuenta con protocolos de seguridad y manejo de datos.
  • “Una persona que puede trabajar y despachar material desde que termina de desayunar, produce bastante más que la persona que tiene que trasladarse varios kilómetros para llegar a la oficina”. Marcelo Drago Aguirre, presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT).
  • “Los pactos de adaptabilidad nos permiten adecuar la jornada laboral a las necesidades individuales de las personas”. María Elena Sanz Ibarra, gerente corporativa de Personas y Sustentabilidad de CAP.
  • “Queremos que los trabajadores logren compatibilizar su vida laboral con la vida familiar y que sigan siendo igual de productivos”. Matías Villalobos Bottinelli, seremi del Trabajo y Previsión Social.
  • “Adaptabilidad laboral no puede ser vista por el espejo retrovisor y asimilarla a precarización”. Nicolás Monckeberg Díaz, ministro del Trabajo y Previsión Social.
Crédito fotografía: 
Cedida
Este jueves fue presentada la ley que regula el Teletrabajo, modalidad que permitirá sacar al trabajo de las oficinas y llevarlo a las casas u otros lugares, sin afectar la vida familiar ni los estudios. Si bien hay algunos avances relevantes, es importante comprender que no se trata simplemente de “trabajar desde casa” y que requiere de un cambio cultural.

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, envió esta semana al Congreso el proyecto de ley que busca regular el teletrabajo, modalidad que permite a los trabajadores realizar tareas desde casa o fuera de sus oficinas, compatibilizando sus necesidades personales con las de su empresa.

De acuerdo a lo señalado por el Primer Mandatario, “este proyecto de ley busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores y sus familias. En primer lugar, porque va a permitir compatibilizar mejor el mundo del trabajo, que es muy importante, con el mundo de la familia, de los amigos, el deporte, la cultura y la recreación, que también son muy importantes. De esa manera, vamos a tener una familia más unida y más fuerte”.

Asimismo, el Presidente se refirió a los beneficios económicos que traería para el país implementar la posibilidad de trabajar desde la casa o en lugares distintos a una oficina: “Va a significar un gran ahorro para la ciudad, porque vamos a tener menos congestión, menos contaminación, una ciudad más limpia, humana y cariñosa y además, este beneficio será muy importante para las mujeres, los jóvenes que estudian, los adultos mayores y las personas con algún tipo de discapacidad”.

 

IMPORTANTES AVANCES

Actualmente, en la legislación chilena existen los denominados Pactos de Adaptabilidad Laboral, que fueron introducidos a través de la Reforma Laboral contemplada en la Ley 20.940,  que comenzó a regir en 2017. Dichos pactos permiten que trabajadores con responsabilidades familiares, personas con discapacidad, que estudian o de la tercera edad, soliciten a sus empleadores un lugar alternativo desde donde trabajar y adecuaciones a la jornada de trabajo.

El impulso al teletrabajo es uno de los desafíos en materia laboral que estableció el Presidente Sebastián Piñera en su cuenta pública del 1 de junio, al señalar que esta modalidad es una de las que permitirá la “compatibilización del mundo del trabajo y el mundo de la familia, promoviendo horarios de trabajo más flexibles”, esto respecto de la Agenda Amplia de Igualdad y Dignidad de la Mujer que busca llevar adelante el gobierno.

 

REQUISITOS PARA EL EMPLEADOR

El seremi del Trabajo y Previsión Social, Matías Villalobos Bottinelli, explica que la norma establece ciertos requisitos para acogerse a los pactos, entre ellos, ser una empresa en la que más del 30% de los trabajadores estén afiliados al sindicato y que las condiciones deben estar explicadas en los estatutos sindicales.

La modalidad específica puede ser solicitada por cualquier trabajador o trabajadora a su empleador, esté sindicalizado o no, sin requerir de la aprobación del sindicato ni de la Dirección del Trabajo. Basta con el registro de ellos en la página web de la institución.

Sin embargo, se busca ir más allá, para flexibilizar la norma y posibilitar que más empresas y trabajadores se acojan a ella. Villalobos explica que “tenemos una normativa que es muy rígida, con muchas exigencias, para que en la práctica se puedan acordar estos pactos. Lo que se está trabajando es facilitarlos, para que los trabajadores logren compatibilizar su vida laboral con la vida familiar y que sigan siendo igual de productivos. Queremos más trabajo para las familias y no más familias para el trabajo”.

Para el seremi, adoptar una alternativa como el teletrabajo puede traer varios beneficios para las empresas, entre ellas, facilitar el ingreso al mundo laboral a los trabajadores con responsabilidades familiares, como el cuidado de hijos pequeños o de familiares enfermos, o bien, obligaciones de estudios y conciliar dichos compromisos con su vida laboral, sin afectar su desempeño ni el de su empresa.

“Si tenemos facilidades para poder adoptar estos pactos, las personas con responsabilidades familiares podrán desarrollar su trabajo de manera presencial algunos días a la semana y otros días, desde sus hogares o desde otro lugar, que hayan acordado con su empleador”, concluye Villalobos.

Por su parte, el diputado Francisco Eguiguren (RN), quien integra la Comisión de Trabajo de la Cámara, expresa que esta modalidad “permitirá que muchos jóvenes y adultos mayores  se integren al mundo laboral y que Chile se equilibre y se ponga al día en la legislación laboral moderna. Este es un sistema que no se viene, sino que ya está, sobre todo en el mundo desarrollado, en todas partes”.

UNA EMPRESA PIONERA

El 19 de abril, Grupo CAP, el mayor productor siderúrgico y procesador de acero en Chile, se convirtió en la primera empresa nacional en inscribir y poner en marcha pactos de adaptabilidad laboral para los trabajadores de su casa matriz en Santiago. La iniciativa permite a empresas y trabajadores acordar el cumplimiento de las labores en lugares distintos al edificio corporativo a las personas con responsabilidades familiares.

María Elena Sanz Ibarra, gerente corporativa de Personas y Sustentabilidad de CAP, explica que “las organizaciones evolucionadas y que quieran adaptarse a los nuevos tiempos deben abrirse a la diversidad y a formas de trabajo modernas, y deben también saber escuchar las motivaciones e intereses de sus empleados. Los pactos de adaptabilidad nos permiten adecuar la jornada laboral a las necesidades individuales de las personas, pero también nos permiten adecuarnos a las necesidades propias del mundo de hoy, donde es necesario actuar con rapidez y agilidad”.

 

EXITOSA EXPERIENCIA PILOTO

Una de las instituciones que lleva la delantera en la implementación de esta modalidad es el Consejo para la Transparencia (CPLT), pues cerca del 40% de sus trabajadores labora desde su hogar o no necesariamente en la oficina. El teletrabajo partió como un proyecto piloto de la entidad en 2017 y en la actualidad está consolidándose, pues 51 funcionarios del CPLT cumplen funciones en modalidad de teletrabajo, lo que corresponde al 40% del total del personal.

La razón por la que la entidad comenzó a fomentar esta nueva forma de trabajar es potenciar la calidad de vida de su personal y aumentar la productividad laboral, explica a Diario El Día el presidente del CPLT, Marcelo Drago Aguirre. Es así como se espera que durante el transcurso del año, más de un 42% de la dotación se acoja a esta modalidad.

Si bien todos los trabajadores tienen el derecho a operar bajo este sistema, hay algunas funciones que requieren estar de manera presencial y permanente en las oficinas de la institución. Tal es el caso de las áreas de Relacionamiento Institucional, Fiscalización y atención a público, explica Drago.

El modelo de Teletrabajo es una experiencia que se adaptó desde el organismo que cumple un rol análogo al del CPLT en Inglaterra, el Information Comissioner Office (Oficina del Comisionado de Información), que funciona en una importante medida a través de este sistema. De hecho, según detalla Drago, este organismo no tiene sus oficinas en Londres sino que en Wilmslow, Cheshire, y cuenta con una red de abogados por todo el país.

 

NO ES SÓLO “TRABAJAR DESDE CASA”             

La modalidad de teletrabajo en el caso del Consejo Para la Transparencia establece que tres días a la semana, el trabajador labora desde su hogar, pero las dos jornadas restantes por obligación deben ser en oficina, para participar en reuniones de trabajo y realizar tareas que le permitan estar conectados con el quehacer diario de la institución y se deben cumplir ciertas reglas y protocolos.

En el caso del CPLT, cada funcionario debe cumplir con un indicador de productividad, el cual es un compromiso asumido frente a las labores que realiza, además de las metas comprometidas de su Unidad.

El Sistema considera varias reglas que deben ser cumplidas por los trabajadores y fiscalizadas por la institución, entre ellas, suscribir el “Protocolo Teletrabajo”, donde se establecen los parámetros de ingreso, salida y cumplimiento al interior del sistema, tales como conectarse desde una red segura de internet,  mantener los canales de comunicación activados, asistir a reuniones de manera presencial en el CPLT y cumplir con los indicadores de producción.

Para ello, los funcionarios cuentan con computadores del Consejo en sus domicilios, que deben estar conectados a una red de internet con altos estándares de seguridad. “Nosotros vemos qué información es secreta y qué no, por lo tanto, se debe definir un resguardo importante a la información que puede llegar a ser reservada”, explica Marcelo Drago. Asimismo, el trabajador debe acreditar que cuenta con un lugar debidamente acondicionado, con buena iluminación, una buena silla y un sistema de comunicación permanente.

Drago explica que “no significa que al funcionario sólo se le envía a trabajar para la casa, sino que se debe ajustar a un esquema de trabajo, que hemos logrado que sea bastante fluido. Le sirve al Consejo, pues tenemos trabajadores motivados, que hacen buenos trabajos, están contentos, han mantenido su productividad e, incluso, pensamos que está subiendo”.

El presidente del Consejo para la Transparencia asegura que si bien la experiencia ha sido positiva y sus resultados han quedado demostrados, “no sabemos si es tan pertinente llegar a números tan altos, pero un 40% de los funcionarios ya es significativo”.

CUIDADOS Y PRECAUCIONES

Los beneficios en la calidad de vida que trae el trabajo a distancia o desde casa han quedado demostrados, tanto para el propio trabajador como para sus familias. Sin embargo, si no se tienen ciertas precauciones respecto de trabajar en un lugar con las condiciones adecuadas, también podríamos exponernos a consecuencias para la salud.

Sebastián Albanez Ramos, kinesiólogo y asesor de la Unidad de Salud Ocupacional de la Secretaría Regional Ministerial de Salud Coquimbo, explica que en dicha unidad se trabaja con diferentes protocolos y guías técnicas para los trabajadores que se encuentran con un mandante o empleador, en concordancia con la ley 16744, sobre Accidentes y Enfermedades de Origen Laboral.  Sin embargo, el profesional asegura que no existe problema en que estas guías sean replicadas en el caso de personas que quieran mejorar sus puestos laborales en casa.

Albanez explica que desde el sector salud se han estudiado las consecuencias que ha traído la tarea de oficina en los trabajadores y se ha generalizado erróneamente que las actividades frente a un computador son simples y livianas, “subentendiendo el daño y problemas que trae para el trabajador tanto muscular como psicológicamente”.

Para ello, se aplican principios de la ergonomía, ciencia que estudia los puestos de trabajo y la adecuación de éstos al trabajador. El primer consejo fundamental que entrega Albanez está en que “el puesto de trabajo debe ser cómodo y tratar de mantener alineadas correctamente las partes del cuerpo, sin posturas forzadas, tratando siempre de mantener un entorno laboral saludable”.

 

IMPORTANCIA DE TRABAJAR EN UN ENTORNO AMIGABLE

Es por ello que Albanez detalla que para instalar un puesto de trabajo en casa, se debe considerar que el diseño del entorno y el mobiliario: 1) facilite al usuario realizar su tarea, 2) salvaguarde su salud y seguridad, 3) incida en el bienestar laboral, 4) evite la adopción de posturas incomodas o forzadas, 5) permita cambiar la postura fácilmente y 6) permita ajustar los diversos elementos y equipos, adecuándolos a las características de los usuarios.

En resumen, el diseño del puesto de trabajo debe permitir al usuario realizar sus tareas diarias en forma confortable y eficiente y estar ajustado a las características antropométricas y habilidades del trabajador y “mientras más tiempo esté en su puesto de trabajo, más hay que considerar este aspecto”, asegura Albanez.

Sin embargo, el kinesiólogo plantea que “esta tendencia, que ha sido fomentada por muchas empresas e instituciones, también puede traer problemas para la salud del trabajador”. Las alteraciones más comunes en puestos de trabajo son el disconfort, dolor o lesiones de alguna zona corporal, expresados generalmente como trastornos músculo esqueléticos, estrés, fatiga y problemas visuales. Albanez sostiene que “dado todo esto, los trabajadores que se encuentran en el hogar deben de tener cuidado con esos aspectos, además de cuidar el presentismo laboral y pasar más de las horas debidas trabajando, sobre todo porque no es obligación para ellos cumplir con los protocolos de salud que sí son exigidos a las empresas, como son el protocolo de trastornos músculo  esquelético y los factores de riesgo psicosocial”.

Asimismo, el profesional de la salud advierte que “lo importante a plantear es que las estaciones de trabajo de oficina  en casa tienen problemáticas para la salud y no sólo los típicos que uno cree como son los músculo  esqueléticos, sino que problemas asociados al sedentarismo, dada la poca actividad física que se realiza al estar sentado por mucho tiempo, lo que lleva a problemas sistémicos graves y crónicos como son la obesidad y enfermedades multisistémicas como cardiovasculares, impactando así sobre la salud pública e individual”.6501R

 

> Zona de debates

“Adaptabilidad laboral no puede ser vista por el espejo retrovisor y asimilarla a precarización”. Nicolás Monckeberg Díaz, ministro del Trabajo y Previsión Social.

 

“Una persona que puede trabajar y despachar material desde que termina de desayunar produce bastante más que la persona que tiene que trasladarse varios kilómetros para llegar a la oficina”. Marcelo Drago Aguirre, presidente del Consejo para la Transparencia (CPLT).

“Los pactos de adaptabilidad nos permiten adecuar la jornada laboral a las necesidades individuales de las personas”.María Elena Sanz Ibarra, gerente corporativa de Personas y Sustentabilidad de CAP.

 

“Queremos que los trabajadores logren compatibilizar su vida laboral con la vida familiar y que sigan siendo igual de productivos”. Matías Villalobos Bottinelli, seremi del Trabajo y Previsión Social.

 

Impacto y beneficios significativos

La posibilidad de trabajar desde casa, siguiendo todas las normativas y exigencias de la institución, ha traído grandes beneficios para los funcionarios del CPLT. Drago comenta que uno de ellos es “el hecho de ahorrarse las horas de trayecto. En Santiago el que llega más rápido debe demorarse 40 minutos (las oficinas se ubican en calle Morandé, en pleno centro de la capital), pero otros pueden demorarse hasta una hora y media desde sus casas a la oficina. Por lo tanto, ahorrarse dos o tres horas en trayectos es bien significativo y ha tenido un impacto muy grande en la calidad de vida”. Entre los casos que más destacan está la experiencia de los padres que trabajan, pues pueden dedicar más tiempo a sus hijos, sobre todo las mamás: “Se sienten beneficiadas con este sistema, porque les permite desarrollar su trabajo de manera más compatible con su maternidad”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X