• 16 de septiembre de 2017 Las llamas consumieron por completo la casa en la que habitaba Mariana Alvarado en el sector El Olivar de Las Compañías. Inmediatamente Daniel Díaz, expareja de la joven, fue sindicado por los afectados como el responsable del incendio.
  • 14 de octubre de 2017 En entrevista con Radio Mistral (95.1), el fiscal regional Adrián Vega no descartó una conexión entre ambos delitos y defendió el actuar del Ministerio Público tras diversas críticas por la libertad de Daniel tras el incendio, indicando que necesitan comprobación punible de los hechos.
  • 17 de octubre de 2017 Familiares y amigos de Francis acudieron a la formalización de Daniel para pedir justicia por la víctima. Dentro del Juzgado de Garantía, la Fiscalía formalizó la investigación y el juez determinó fijar la prisión preventiva para el imputado.
  • 20 de diciembre 2018 Con los informes periciales completos, la Fiscalía reformalizó la investigación, al constatar la intencionalidad del incendio, por lo que Daniel comenzó a ser investigado por ambos delitos. Tras varios meses se le acusó por homicidio calificado e incendio agraviado.
  • 23 de septiembre de 2017 Daniel Díaz se defiende en una entrevista con Diario El Día, asegurando inocencia y denunciando que estaba siendo víctima de insultos de forma “injustificada” por su supuesta responsabilidad en el siniestro de la casa de Mariana.
  • 13 de octubre de 2017 Francis Aguilar, madre de Mariana, fue encontrada gravemente herida en las cercanías de su casa en la población Juan XXIII, debido a un ataque con arma cortante. La mujer de 50 años de edad falleció mientras era atendida en el Hospital de La Serena.
  • 16 de octubre de 2017 Luego de un fin de semana prófugo de la justicia, Daniel se entrega en cuarteles de la Policía de Investigaciones al saber que estaba siendo buscado, tras varias diligencias de la Brigada de Homicidios que no lograba dar con su paradero tras el crimen.
  • 22 de octubre de 2017 A semanas del homicidio, Mariana decide hablar en una entrevista con El Día, evidenciando una historia de violencia por parte del imputado, que la llevaron a esconderse y tomar resguardos, los que se vieron frenados cuando su madre fue asesinada.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona / cedidas
En septiembre del año pasado un incendio consumió por completo la vivienda de una joven en Las Compañías y semanas más tarde, su madre fue asesinada con un arma cortante. Tras meses de investigación, la Fiscalía acusó a la expareja de la afectada como el presunto autor de los delitos, pese a que éste había negado su participación en una entrevista.

La partida de Francis Aguilar resuena más que nunca en su familia. Desde que falleció producto de diversas puñaladas en las puertas de su casa hace más de once meses, sus cercanos han esperado justicia, la que, para ellos, está tardando más de lo esperado.

Tras meses de indagaciones, se espera que dentro de las próximas dos semanas tenga lugar la audiencia de preparación de juicio oral para Daniel Díaz, quien fue acusado por el Ministerio Público de ser el presunto responsable del incendio de la casa de su expareja en el mes de septiembre del año pasado, y del homicidio de la madre de la joven sólo unas semanas después.

El camino ha sido largo y tras varias diligencias, el Juzgado de Garantía de La Serena conocerá de las teorías de lo que sucedió entonces por parte de fiscales, querellantes y defensores del caso, para dar así inicio al proceso judicial que busca esclarecer las responsabilidades por los delitos de homicidio calificado e incendio agraviado.

 

INCERTIDUMBRE EN LA FAMILIA

En medio, Mariana Alvarado Aguilar, hija de la víctima, decide alzar la voz para pedir justicia. Días después de la muerte de Francis, la joven de 19 años concedió una entrevista a El Día en la que esbozó críticas al sistema por no detener al sospechoso tras el siniestro, permitiendo que este tomara represalias contra su familia con el conocido desenlace fatal.

En ese entonces, la joven había decidido ocultar su identidad, hablando bajo un seudónimo, para resguardarse por sentir amenazada su seguridad por parte del entorno del imputado, y por diversas críticas de la sociedad, que la culpaban injustamente por lo sucedido.

Hoy quiere “dar la cara y el nombre” por su madre, pero asegura que sigue con miedo. La casa siniestrada aún no se reconstruye, pero Mariana prefiere no especificar dónde ha estado viviendo todo este tiempo. Señala que desde que comenzaron las audiencias han recibido “advertencias” a través de cuentas falsas de redes sociales, fácilmente interpretables como amenazas para su pequeña hija, “y no quiero ponerla en riesgo”, sostiene.

El proceso ha sido desgastante y la familia de Francis mantiene las críticas, porque a casi un año de lo sucedido el juicio se sigue retrasando y Mariana sostiene que “se han enfocado más en resguardarlo a él (Daniel) que en hacer justicia por mi madre”.

Y la incertidumbre aumenta, ya que al pasar de las semanas se sigue aplazando la instancia. La audiencia de preparación de juicio oral estaba fijada para el 23 de julio, pero se reprogramó para este lunes 27 de agosto debido a diligencias pendientes y nuevamente se reprogramó para el mes de septiembre

 

EL DÍA DE LAS LLAMAS.

El caso es conocido. En plena semana de Fiestas Patrias un incendio en una vivienda arruinó por completo las celebraciones para una familia del sector de Las Compañías. Las llamas consumieron la totalidad del inmueble, e incluso alcanzaron a las viviendas aledañas.

Desde el principio, el sospechoso fue Daniel Díaz, expareja de la dueña de casa, quien fue sindicado por los afectados como el responsable, debido a que un día antes el hombre habría agredido a Mariana, con quien tiene una hija de tres años.

Luego de varios problemas de violencia intrafamiliar, la joven había decidido separarse de él, pero este continuó buscándola y el 15 de septiembre, pese a tener una orden de alejamiento vigente, la ubicó cuando salía del jardín infantil con su hija y una sobrina, momento en el cual la habría insultado, agredido e incluso amenazado de muerte.

Un día después le comunican que su casa se estaba incendiando y no hubo mucho que hacer, las llamas consumieron la totalidad del inmueble, siendo sólo un preámbulo de lo que venía después. Realizaron las denuncias y el hombre no era ubicado por los policías, pasaron las 12 horas de flagrancia y Daniel estaba en libertad y la Fiscalía quedó a la espera de los informes periciales que pudieran asegurar la intencionalidad del siniestro y su participación en él para poder detenerlo.

Pero para la familia todo estaba claro, y Daniel se contactó con El Día para asegurar en una entrevista que estaba siendo víctima de acusaciones, a su juicio, “infundadas” en redes sociales, sosteniendo también que era inocente del delito, para lo cual decía tener “pruebas y testigos”, por lo que indicó que se asesoraría con un abogado para defender su versión de los hechos.

 

LA MUERTE DE FRANCIS.

El ambiente era tenso y la familia tenía miedo. Luego de resguardarse en la casa de su hermana y en la de su madre, Mariana se quedó en un centro de acogida e incluso su círculo cercano desconocía su paradero, acuerdo al que llegaron para resguardarse.

Pero las precauciones se vieron frenadas cuando el día 13 de octubre, Francis Aguilar, la madre de la joven, fue encontrada en la puerta de su hogar en la población Juan XXII, con ocho puñaladas en el tórax, una de las cuales le causó la muerte cuando fue trasladada al Hospital de La Serena.

Nuevamente Daniel era sindicado en el delito. En una entrevista concedida a El Día semanas después, Mariana indicó que ese mismo día habían tenido audiencia por los problemas de Violencia Intrafamiliar, en la que el hombre se habría mostrado agresivo y enojado. Para ella no había dudas de que había sido él quien mató a su madre.

En esa oportunidad, la familia indicó que además del dolor por la muerte de Francis, estaban molestos. Para ellos, pudo haberse evitado el homicidio con la detención del sujeto tras el incendio, pero los informes de intencionalidad no estuvieron listos hasta meses después.

Luego del crimen, Daniel nuevamente estaba desaparecido. Todo un fin de semana la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones estuvo tras su rastro, y finalmente se logró su detención en la comuna de Coquimbo el 16 de octubre.

Así, con la autopsia comprobando la muerte por el ataque con arma cortante, y situado en el sitio del suceso por testigos, Daniel fue formalizado por el delito de homicidio, quedando con la medida cautelar de prisión preventiva. Mientras que a más de un mes del incendio, los informes no estaban listos, por lo que el delito se agregó a la causa en una reformalización realizada el 20 de diciembre, con lo que se amplió el plazo de investigación.

 

PREPARANDO EL JUICIO.

Cumplido, e incluso ampliado el plazo, en el mes de septiembre empezará a constituirse al fin el juicio que busca determinar la responsabilidad de Díaz en los delitos.

En el mes de junio, la fiscal Carolina Caballero presentó la acusación del Ministerio Público, en la que describe que según lo obtenido en la investigación, el día 16 de septiembre el acusado roció un acelerante en la casa donde vivía su expareja y le prendió fuego, resultando totalmente destruida, al igual que otra casa colindante y una tercera con daños estructurales en sus paredes y techumbre.

Además, detalla que el día del homicidio, Díaz se dirigió hasta la Población Juan XXIII, siendo ubicado en el sitio por testigos, quienes aseguran que el acusado preguntó por la víctima, la que luego fue encontrada muerta por acción de a lo menos 8 puñaladas en la región del tórax.

Para demostrar esto, la Fiscalía tiene considerado un total de 24 testigos que podrían declarar, además de 10 peritos, 7 medios de prueba material y 17 fotografías, a lo que se suma un antecedente que podría ser determinante: La grabación de un contacto telefónico mediante el cual el acusado habría intentado establecer una coartada para ocultar su participación en los hechos.

 

HERMETISMO EN LA DEFENSA.

De Daniel no se sabe mucho. En medio del cumplimiento de sus medidas cautelares la defensa pidió su traslado al penal de Santiago 1 por temas de seguridad, ya que habría recibido amenazas al interior del Complejo Penitenciario de La Serena.

Si bien en principio negó su participación en los hechos en su entrevista con nuestro medio, según lo que ha conocido la familia de Francis Aguilar, el acusado ahora estaría guardando silencio, lo que habría retrasado el proceso.

Por otro lado, el defensor Rodrigo Barrera, quien asumió la representación de Díaz desde el 1 de julio, sin entrar en detalles, indicó que se ha entrevistado personalmente con él sin inconvenientes, “hemos hablado y no he tenido ningún problema”, sostuvo.

Sin embargo, el abogado fue cauto y advirtió que por el momento no pueden entregar detalles ni la teoría del caso que maneja la defensa. “Mantendremos reserva, ya que recién estamos en etapa de preparación del juicio y de acuerdo a lo conversado y con la expresa voluntad de él, no vamos a entregar ningún tipo de versión o antecedentes previos”, señaló.

RECUERDOS, EN MEDIO DEL DOLOR.

En pocas semanas se cumple un año del incendio. Son fechas complicadas para la familia, y mientras sus vecinos celebrarán las Fiestas Patrias, para Mariana y sus cercanos no habrá celebración, “no está mi mamá, para nosotros ya no es una fiesta. En septiembre se cumple un año de que se quemó la casa y en octubre la muerte de mi mamá”, comenta.

La recuerda como “una mujer alegre, que amaba a su familia”, por lo que planean conmemorarla durante las próximas semanas, “vamos a hacer algo bonito para recordarla, porque se nos fue injustamente”, agregó.

En tanto, el proceso judicial seguirá su curso, en medio de cuestionamientos de la familia, acusaciones de amenazas de un lado y otro, y con dos complejos delitos que dilucidar. La audiencia está fijada para las 8:30 horas del 10 de septiembre en el Juzgado de Garantía de La Serena. 6301iR

“Nadie tomó los resguardos para mi familia”

Mariana Alvarado, hija de la víctima y expareja del acusado vuelve a hablar para exigir justicia por Francis Aguilar. A casi un año de ocurridos los hechos, la afectada indicó a El Día que al interior de su familia aún existen críticas por la “poca efectividad” de la justicia, que no permitió resguardar su seguridad tras el incendio, el que contaba además con un largo expediente de violencia. Claramente afectada por la ausencia de su madre, Mariana espera “la pena máxima” para el imputado en caso de que la justicia lo declare culpable.

-Ha pasado casi un año, ¿Cómo han enfrentado este proceso que se ha extendido ya por varios meses?

“Ha sido difícil, no tengo palabras para describirlo, porque todo es injusto. Queremos que se haga justicia, aunque lo que hizo no tiene pago, porque nos quitó lo que más queríamos y ninguna condena nos va a devolver a mi mamá”.

-Entonces mantienen las críticas que hicieron hace un año…

“Sí, es que nada se hizo correctamente. Nadie tomó los resguardos necesarios para mi familia, sabiendo que él era un peligro. Todos sabemos como son las cosas, si uno le pregunta a cualquier fiscal sabría que él debía haber estado detenido”.

-¿Han mantenido el contacto con la pareja de tu madre, cómo está él?

“Lo he ido a ver y no es la misma persona que era antes, se nota la ausencia de mi mamá en todos nosotros”.

-¿Qué han sabido de Daniel?

“Él lo único que hace es guardar silencio, no quiere hablar nada, no reconoce lo que hizo. Pero no hay dudas, después de todo este tiempo, todos saben la verdad, tenemos testigos de lo que hizo, antes y después de la muerte de mi mamá, yo creo que no quiere hablar por miedo”.

-Hace un año nos pediste resguardar tu identidad ¿Por qué decides darla ahora?

“Quiero que salga mi nombre. Me han echado la culpa, muchos dicen por qué no me di cuenta, por qué no me separé de él, cosas realmente estúpidas. Las personas son muy injustas. Ahora yo quiero dar la cara y el nombre, por mi mamá, ya no me voy a esconder, ya no les tengo miedo”.

-¿Con esas críticas lograron que en algún momento te sintieras culpable?

“La verdad es que sí, en algún momento me sentí culpable. Al final él era mi pareja, el papá de mi hija, pero para mí él ya no es nada”.

 

 

 

16 de septiembre de 2017 Las llamas consumieron por completo la casa en la que habitaba Mariana Alvarado en el sector El Olivar de Las Compañías. Inmediatamente Daniel Díaz, expareja de la joven, fue sindicado por los afectados como el responsable del incendio.

23 de septiembre de 2017  - Daniel Díaz se defiende en una entrevista con Diario El Día, asegurando inocencia y denunciando que estaba siendo víctima de insultos de forma “injustificada” por su supuesta responsabilidad en el siniestro de la casa de Mariana.

13 de octubre de 2017  - Francis Aguilar, madre de Mariana, fue encontrada gravemente herida en las cercanías de su casa en la población Juan XXIII, debido a un ataque con arma cortante. La mujer de 50 años de edad falleció mientras era atendida en el Hospital de La Serena.

14 de octubre de 2017   En entrevista con Radio Mistral (95.1), el fiscal regional Adrián Vega no descartó una conexión entre ambos delitos y defendió el actuar del Ministerio Público tras diversas críticas por la libertad de Daniel tras el incendio, indicando que necesitan comprobación punible de los hechos.

16 de octubre de 2017   Luego de un fin de semana prófugo de la justicia, Daniel se entrega en cuarteles de la Policía de Investigaciones al saber que estaba siendo buscado, tras varias diligencias de la Brigada de Homicidios que no lograba dar con su paradero tras el crimen.

17 de octubre de 2017  Familiares y amigos de Francis acudieron a la formalización de Daniel para pedir justicia por la víctima. Dentro del Juzgado de Garantía, la Fiscalía formalizó la investigación y el juez determinó fijar la prisión preventiva para el imputado.

22 de octubre de 2017 - A semanas del homicidio, Mariana decide hablar en una entrevista con El Día, evidenciando una historia de violencia por parte del imputado, que la llevó a esconderse y tomar resguardos, los que se vieron frenados cuando su madre fue asesinada.

20 de diciembre 2017  Con los informes periciales completos, la Fiscalía reformalizó la investigación, al constatar la intencionalidad del incendio, por lo que Daniel comenzó a ser investigado por ambos delitos. Tras varios meses se le acusó por homicidio calificado e incendio agraviado.

 

Acusaciones cruzadas

Es un caso complejo y así lo indican todos sus protagonistas. Pese a la seguridad que existe en el entorno de la familia de la víctima, la justicia aún no ha determinado la culpabilidad de Daniel Díaz, por lo que utilizando su derecho a defensa, comparecerá ante el tribunal y serán los jueces quienes se encargarán de valorar la prueba rendida y los testigos que presenten los abogados.

En el camino al juicio oral, Daniel fue trasladado al penal de Santiago 1. El defensor Rodrigo Barrera indicó que el motivo fue “su seguridad personal, a riesgo de su integridad física y psíquica que pudiera verse afectada en el penal de La Serena”, por lo que reconoció que “hubo amenazas por redes sociales y también al interior del recinto, por otros internos”.

En contacto con Mariana Alvarado, hija de la víctima, esta indicó que Daniel expresó en audiencia que quería ser trasladado porque la familia de la joven estaría detrás de las amenazas que dijo recibir. “Decía que nosotros estábamos pagando para que le pegaran, lo que no es cierto”, indicó.

Por el contrario, Mariana sostuvo que ellos también han sido objeto de amenazas por redes sociales, cuando personas detrás de una cuenta falsa de Facebook habrían hecho “advertencias” que aludían a su hija de tres años.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X