Crédito fotografía: 
El Día
La madrugada de este lunes una segunda varazón del molusco motivó a los pescadores a exigir respuestas a la empresa de Telecomunicaciones GTD, ya que supuestamente se habría comprometido a realizar un estudio para determinar la responsabilidad del cable de fibra óptica instalado en diciembre del año pasado, informe que hasta la fecha no se ha concretado. Dirigentes del gremio esperan llegar a un acuerdo con la empresa, sino aseguran que tomarán otras medidas. Desde Sernapesca indicaron que realizarán estudios para determinar las causas de la varazón y la empresa GTD se refirió a la situación mediante un comunicado de prensa.

Una nueva varazón de machas se registró la madrugada de este lunes en las cercanías de donde fue instalado un cable de fibra óptica por la empresa de Telecomunicaciones GTD en diciembre del 2019.

Según explicaron los dirigentes de pescadores de las caletas de Coquimbo, Peñuelas y Caleta San Pedro, esto ocurrió alrededor de 400 metros al norte de la desembocadura del Río Elqui y a solo 50 metros de distancia del cable, por lo que aseguran que es el responsable de la varazón.

Se trataría del segundo evento en lo que va del año, situación que los pescadores solo atribuyen a la empresa GTD, ya que, según relató Darío Zambra, presidente de la Asociación Gremial Caleta San Pedro, nunca antes se habían producido varazones en el sector, ni siquiera cuando fue tsunami del año 2015.

Además  indican, que a diferencia de la primera varazón del día 7 de enero, esta vez las condiciones del mar eran buenas y no se registraron marejadas, incluso salieron a trabajar normalmente, por lo que no podía atribuirse que la varazón era producto de las malas condiciones del mar.

“Por instinto cuando la mar está mala la macha se entierra en la arena” señaló Mario Navea, presidente Sindicato Macheros de Coquimbo. Agregó que ni para el 8 de agosto del 2015, cuando se registraron las peores marejadas del sector se provocó una varazón del molusco.

 “Son semillas, machas muy pequeñas, que además son muy vulnerables, una macha de tamaño adulto es más resistente a las condiciones ambientales del ecosistema, la semilla es un recurso que está más susceptible entonces en ese sentido, es más difícil atribuirle una causa en particular” Cecilia Solís, directora Sernapesca.

El estudio

La mayor molestia del gremio sería el supuesto incumplimiento por parte de la empresa respecto a lo pactado en la última reunión sostenida el 27 de enero, donde el Gerente de Asuntos Públicos de GTD habría comprometido un estudio para determinar las toneladas del molusco perdido en la primera varazón y si el cable tuvo o no responsabilidad en ello.

Según Mario Ramírez, presidente de la Asociación Gremial de Pescadores, desde GTD habían asegurado que contratarían a un experto, en este caso el biólogo Jaime Aburto, para realizar el informe, sin embargo desde la empresa no habrían dado luz verde al presupuesto para contratarlo, por lo que dicho estudio nunca se materializó.

De acuerdo a los plazos acordados en la misma instancia, se contrataría de inmediato a Aburto para que comenzara con los peritajes para que el 5 de febrero tuviera un resultado preliminar y posteriormente el 15 de este mes el resultado completo del estudio.

Consultado al biólogo, indicó que efectivamente estuvo presente en la reunión del 27 de enero cuando ambas partes, empresa y pescadores, acordaron realizar el informe.

“Dijeron que iban a dar curso al tema del presupuesto para el mencionado estudio, yo esperé toda esa semana y la del 3 de febrero y finalmente les manifesté que no podía seguir esperando ni desplazando mis vacaciones, así que me fui” manifestó Aburto.

Ahora bien, el experto aclaró que los plazos en este tipo de situaciones no eran fehacientes, ya que dependía de las condiciones del mar para efectuar los estudios del fondo marino y que justamente esa semana, cuando extraerían muestras, no estaban la condiciones.

Ahora los pescadores exigen respuestas, ya que aseguran que de no hacerlo, tomarán otras medidas, incluso, de ser necesario, retirar ellos mismos el cable que atraviesa el área de manejo.

Acciones legales

En ese contexto es que los dirigentes solicitaron asesoría y apoyo legal para ver cómo proceder en el caso y que acciones legales podrían presentar.

Desde la ONG Equipo Serena dispusieron de sus asesores legales para apoyar a los dirigentes, quienes indicaron que la idea era que se cumpliera el trato de palabra al que habían llegado con GTD y solucionar el problema sin llegar a instancias legales, sin embargo, están barajando presentar un Recurso de Protección Medioambiental, entre otras opciones, de no llegar a acuerdo en el corto tiempo.

“Como ONG Equipo Serena tenemos el deber moral y ético de buscar equidad y en este sentido la instalación del cable de GTD daña gravemente los intereses económicos de pescadores, tras esto hay 450 familias que dependen económicamente de la extracción de machas. Y la última varazón, atribuible al cable de fibra óptica de dicha empresa, nuevamente pone en el tapete el abuso de grandes empresas a pequeñas comunidades. Por lo mismo dispusimos un equipo de abogados con el objetivo de prestar asesoría y apoyo a los pescadores” indicó el director de la ONG, Juan Pablo Villar.

Sernapesca interviene

Desde el organismo, su directora, Cecilia Solís, indicó que apenas los pescadores le informaron de la varazón, se dirigió, junto al equipo de Sernapesca, al lugar para verificar en terreno lo sucedido.

“Es importante el lugar donde ocurre, porque es muy cerca de la desembocadura del Río Elqui, hay varios condiciones que se reúnen en esa zona en particular, entonces no es tan fácil determinar una causa, ya sea el cable, una baja de oxígeno, un problema de micro algas, un aumento de temperatura, puede haber sido marejadas, o sea hay factores  químicos, biológicos, físicos que pueden haber afectado esa área en particular” explicó Solís.

Indicó que desde Sernapesca tomaron dos acciones para poder determinar la causa. Por una parte, el día de ayer enviaron muestras del molusco a un laboratorio en la Región de Valparaíso para pesquisar que no haya sido una causa química que afectó al recurso.

“Por otro lado, para descartar lo físico, que podría haber sido entre otras cosas el cable de fibra óptica, vamos a hacer una inspección con una especie de dron submarino, que estamos coordinando el trabajo con la Armada para poder ver el fondo marino en el curso de donde está ubicado el cable, para ver si de alguna manera eso puede estar provocando algún daño físico en la zona, cosa que no tenemos como saber porque hay inspeccionarlo y eso es lo que vamos a hacer esta semana” agregó.

Acerca de la cantidad de molusco perdido, la directora dijo que en conjunto con los pescadores artesanales determinaron una cantidad aproximada de 20 toneladas, donde no solo habían varado machas, sino también almejas.

Respecto a las acciones que Sernapesca podría tomar de determinar que existe responsabilidad de la empresa de telecomunicaciones, Solís indicó que “eso lo vamos a ver en terreno, ver si es tan fácil atribuirle ese causal a ese cable que no tiene más de tres centímetros de diámetro. Pero si nosotros llegásemos a ver que está afectando, que el cable está suelto y con el movimiento de las olas se está golpeando sistemáticamente el fondo marino, obviamente que ahí hay que ver ese tema con la empresa, también con la Seremi de Telecomunicaciones por la autorización inicial que se dio en esa área y hay que evaluar realmente si hay daño y si hay impacto y en esos casos lo más práctico sería buscar otra ubicación del cable”.

GTD responde

"Respecto al fenómeno que se produjo en las costas de Coquimbo, específicamente en la playa de La Serena, aclaramos que nuestra compañía cuenta con todos los permisos otorgados por la autoridad marítima para trazar en el lugar donde se encuentra actualmente su cable de fibra óptica.

El diámetro del trazado de fibra óptica es tan sólo de 3 centímetros, su funcionamiento es a través de luz sin utilización de electricidad, por lo que no genera calor, y para mayor protección cuenta con un revestimiento de capas de acero. Su instalación se realizó en el mes de diciembre de 2019, pero aún no se encuentra en funcionamiento.

Hasta el día de hoy, nuestra compañía no ha recibido ninguna evidencia científica que indique que la varazón de machas en la región tiene alguna relación con nuestro cable. Gtd se encuentra a la espera del estudio que realizará Sernapesca.

Sin perjuicio de lo anterior, Gtd ha mantenido diversas reuniones con representantes de las agrupaciones de pescadores de Coquimbo y con la Asociación Gremial de Pescadores y Buzos de Peñuelas, con el propósito de reafirmar nuestro compromiso con la comunidad, entender sus preocupaciones y abrir un espacio de conversación".

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X