• De acuerdo a la epidemióloga, la capa externa del virus es grasosa, por lo que es más probable que se adhiera a superficies oleosas, como el rostro con cremas o maquillaje.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
A más de siete meses de la llegada del Covid-19 al país, aún no existe conocimiento total de su conducta, lo que ha mantenido a los expertos investigando constantemente. Cada día surgen nuevas evidencias e informaciones sobre la acción del virus en los seres humanos.

Actualmente las recomendaciones de cuidado que existen para evitar contagios de covid-19 son principalmente el distanciamiento físico, el lavado de manos y el uso de mascarilla, ya que el mecanismo de propagación del virus es mediante la saliva que uno expulsa cuando habla, tose o estornuda.

Ahora bien, pese a que no existe el contagio del SARS-CoV-2 por la piel, si podría haber transmisión cuando éste se aloja en superficies, el que podría ingresar posteriormente al organismo. Es por esta razón que la epidemióloga y académica de la UCN, Muriel Ramírez, aconsejó tener particular cuidado con el uso de cremas, bloqueadores y de maquillaje, especialmente aquellos con base oleosa.

“La capa externa del virus es grasosa entonces tiene afinidad por las grasas, por lo tanto si hubiese partículas virales en el aire, por ejemplo, o en una superficie que alguien toque y después se toca la cara, el virus va a quedar pegado ahí con mayor facilidad si la piel tiene grasa, o sea maquillaje y cremas”, explicó.

“Cuando se está en lugares cerrados y se habla, incluso usando mascarilla, puede que se generen aerosoles, dependiendo del tipo de tapaboca que se use, se puede retener entre un 25% y un 95%”, Muriel Ramírez, epidemióloga

Por lo mismo, la profesional aconsejó mayor cuidado sobre todo con las cremas faciales, las que recomienda usar principalmente en el hogar y cuando no se deba estar en lugares cerrados ni en contacto con más personas.

“Respecto a la crema de manos, que uno se tiene que lavar frecuentemente, usarla en el momento que se regresa a la casa en la tarde-noche”, añadió.

El silencio

Además del uso de estos productos, la Dra. Muriel admitió que han ido surgiendo nuevos estudios y descubrimientos respecto al coronavirus, uno de ellos es sobre el silencio.

“Cuando se está en lugares cerrados y se habla, incluso usando mascarilla, puede que se generen aerosoles, dependiendo del tipo de mascarilla que se use puede retener entre un 25% y un 95% de partículas y aerosoles”, detalla.

En este punto, indica que “el solo hecho de permanecer en silencio evita en un 50%, la mitad, de la generación de aerosoles con virus, por eso que el silencio en lugares cerrados es fundamental”.

Por lo mismo, de acuerdo a Ramírez, cuando se está en lugares sin ventilación y con presencia de más personas, lo ideal es tratar de  no hablar, ya que las probabilidades de contagio se reducirían a la mitad.

La mascarilla

Otro factor fundamental para evitar respirar aquellas partículas, es el buen uso de la mascarilla y el tipo de tapabocas utilizado.

“Esto tiene que ver con la generación de los aerosoles, que son las micro partículas que se producen al hablar, toser, cantar, estornudar. Entonces, mientras la mascarilla sea de mejor calidad y esté más pegada a la cara, mejor  va a proteger”, argumenta.

De esta manera, la calidad y material del cubre bocas también influiría en la probabilidad de adquirir el virus, siendo las más recomendadas la N95 que protege un 95%, luego la mascarilla quirúrgica y la NK95, las que cubren en un 80% y posteriormente las de tela, las que para ser efectiva deberían, al menos, ser de doble tela para impedir en un 30% el ingreso de la enfermedad, porcentaje que va aumentando mientras más capas tenga.

“Dependiendo el tipo de mascarilla, a lo mejor se puede graduar o usar diferentes tipos si uno está en la calle, por ejemplo, y guardar la mascarilla N95, que es más cara, para lugares cerrados”, comenta.

Buen uso

Para que el tapabocas cumpla su función y sea efectiva, es necesario que las personas la utilicen correctamente, puesto que si no cubre por completo nariz y boca, igualmente existe riesgo de contagio, especialmente en lugares donde no hay ventilación y no se respeta el distanciamiento físico.

“Lo importante es que quede ajustada a la cara, porque uno ve que las personas llevan a la mitad de la nariz la mascarilla, que se les cae, y esa mascarilla no les protege, sobre todo si están en un lugar cerrado, no lo protege a él o ella, ni  tampoco a los demás”, concluye la profesional.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día