• La futura unidad de medicina hiperbárica además de atender casos de urgencia por descompresión, también podrá abordar otras patologías como procesos infecciosos, accesos intracerebrales o el pie diabético. Foto: Lautaro Carmona
  • En un punto de prensa realizado en la Intendencia regional, las autoridades informaron al detalle la iniciativa de financiación de este proyecto. Foto: Andrea Cantillanes
Crédito fotografía: 
El Día
Actualmente existe una cámara hiperbárica en el Hospital de Coquimbo, pero no está operativa, por no contar con la seguridad requerida para operar. Hace un mes se tomó la decisión de dar de baja este equipo tras el informe final de un perito especializado

Las autoridades regionales anunciaron este miércoles la aprobación de recursos para habilitar la Unidad de medicina hiperbárica del Hospital San Pablo de Coquimbo, lo que contempla la adquisición de una nueva cámara y el acondicionamiento de espacios en el recinto de salud de la ciudad puerto.

Fue con fecha del 1 de marzo que el CORE aprobó los recursos por 378 millones de pesos a cargo del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) para adquirir el equipamiento necesario.

Además, el Ministerio de Salud aprobó 272 millones pesos para habilitar la sala de baro medicina, que se instalará en 238 metros cuadrados y comprende sala de máquinas, sala de cámara hiperbárica, box médico, sala de procedimientos, vestuarios, baños, sala de espera entre otros espacios necesarios.

El intendente Claudio Ibáñez indicó que tomando en cuenta la necesidad de tener una cámara hiperbárica operativa en la región para atender los casos por descompresión en buzos, la gestión de Gobierno se comprometió a aprobar la financiación del proyecto.

“De alguna manera lo que queríamos era plantear el tema de alta sensibilidad y ratificar nuestra voluntad de adelantar parte del trámite. Ahora será la próxima administración la que debe suscribir un convenio de mandato, luego aprobar las dos licitaciones; una por la construcción de la cámara y otra por la habilitación del espacio, después viene la adjudicación y por último la toma de razón”, precisó.

En la misma línea, el presidente del Consejo Regional Eduardo Alcayaga, indicó que la puesta en marcha de la unidad de medicina hiperbárica es evidentemente necesaria y es por esto que se debe resolver.

“Estamos haciendo público este acuerdo del Consejo Regional para que la región pueda enfrentar situaciones de urgencia. Desde el Consejo estamos financiando la compra del equipo, mientras que el Ministerio de Salud con recursos propios se hará cargo de la habilitación del lugar donde va a quedar instalado. Así estamos cerrando nuestros compromisos y con voluntad política logramos el financiamiento”, agregó.

LOS PASOS PREVIOS

Cabe recordar que actualmente existe una cámara hiperbárica en el Hospital de Coquimbo, pero no está operativa, por no contar con la seguridad requerida para operar.

Este punto fue ratificado recientemente por un perito especializado en cámaras hiperbáricas, quien realizó un análisis y entregó un informe con el que finalmente se tomó la decisión definitiva de dar de baja esa cámara, lo que se realizó hace aproximadamente un mes.

Así lo explicó el director del hospital de Coquimbo, Claudio Arriagada, quien reveló que luego de recibir el informe del ingeniero, se elaboraron dos proyectos: uno del modelo de gestión en salud el cual aborda el funcionamiento y prestaciones de la nueva cámara, y el otro dedicado al proyecto de infraestructura

“Con todos esos insumos, tenemos la base para que la licitación técnica de la cámara efectivamente cumpla con los requisitos que se necesitan para atender el mal de descompresión, argumentó.

La autoridad además aclaró que con la cámara anterior, no existía un protocolo del Ministerio de Salud para medicina hiperbárica, lo que ahora sí existe, “por lo tanto hay nuevas exigencias”.

“En ese tiempo efectivamente uno de los temas que falló y que sancionó la Contraloría fue que efectivamente no se comprobó el uso de la cámara para mal de descompresión.  Esa cámara servía para oxígeno terapia pero tampoco cumplía con algunas certificaciones que permitieran otorgar seguridad al paciente y por lo tanto el hospital decidió no colocarla en operación, porque era un riesgo”, sostuvo.

Recalcó que ahora se tienen las bases técnicas para licitar una cámara que cumpla con todos los requisitos, mientras que el proceso será riguroso, e incluso se plantean la posibilidad de invitar a referentes nacionales en el tema que les ayuden a evaluar las opciones.

MEDIDAS ADICIONALES

Arriagada informó que otro de los compromisos adquiridos es contar con médicos especialistas en medicina hiperbárica. Para ello, cuatro profesionales del hospital comenzarán en los próximos meses un diplomado en Santiago, que será financiado por el centro de salud porteño.

“Hasta ahora no tenemos ningún especialista con una especialidad en medicina hiperbárica certificado”, reconoció.

Además detalló que en la nueva unidad, además de tratar el mal de descompresión, vinculado al servicio de urgencias, se puedan atender otras patologías y para ello esperan que en el año 2019, Hacienda les apruebe un presupuesto que permita contratar más recurso humano que se dedique al área de medicina hiperbárica. 6101i

 

LA CIFRA:

2 Licitaciones deberán ejecutarse para el proyecto de la unidad de medicina hiperbárica

 

BENEFICIOS DE LA UNIDAD

Cristian Vargas, representante de la Subdirección de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo, resaltó que la cámara hiperbárica optimizará los tiempos de respuesta para la sobrevida de pacientes que sufren descompresión y en la recuperación posterior.

“Recordemos que esta región es extensa, tiene más de 400 km de costa, hay un número muy importante de caletas alejadas de los principales centros asistenciales, entonces esta es una oportunidad muy importante para toda la red asistencial y la población”, añadió.

Asimismo destacó el beneficio terapéutico de la medicina hiperbárica en procesos infecciosos, accesos intracerebrales o el pie diabético complejo, condiciones que podrán ser tratadas en la nueva unidad.

Por otra parte, destacó que mientras se concreta la iniciativa, desde el Servicio de Salud establecieron un protocolo de atención para accidente por descomprensión que ha reducido de manera importante los tiempos de traslado de pacientes hasta el Hospital Naval de Valparaíso, que es donde se encuentra la cámara hiperbárica más cercana.

“Los traslados son prácticamente directos desde el punto donde ocurre el accidente o bien donde el punto de atención más cercano y se hacen todas las coordinaciones inmediatas con el Hospital Naval, con el SAMU y con el Hospital de Coquimbo”, subrayó.

 

TRABAJADORES DEL MAR CON ALTAS EXPECTATIVAS

Pascual Aguilera, dirigente de Fetramar Coquimbo, declaró que por este problema de vieja data, “han muerto muchos compañeros nuestros y muchos están lisiados “.

“Recién en septiembre pasado nosotros tuvimos una reunión en la que las autoridades se comprometieron también con la cámara hiperbárica. En esa ocasión nos pusimos muy contentos, hablaron de cifras y tiempos. Sin duda que un cambio de administración significa que se atrasan los plazos, sin embargo esperamos que lo más pronto posible sea instalada la nueva cámara”, expresó.

Aguilera agradeció en nombre del gremio pesquero la noticia y reconoció que los nuevos protocolos han funcionado, sin embargo, reitera la necesidad de la unidad de medicina hiperbárica en la región.

“Tenemos la certeza y la claridad a quien le vamos a pasar la cuenta si este compromiso no se cumple, aunque esto va más allá del tema político. Todos somos chilenos y al final se beneficia la población”, puntualizó.

 

EN CLAVES

  • En los  últimos cuatro años se han notificado  69 casos de accidente  por inmersión y 4 de ellos tuvieron resultados fatales
  • Según las cifras del Servicio de Salud en el año 2014 ocurrieron 20 accidentes por descompresión, 18 en el año 2015, 18 en el año 2016, 13 en el año 2017, y en lo que va de  año 1.

 

ZONA DE DEBATES:

“Lo que queríamos era plantear el tema de alta sensibilidad y ratificar nuestra voluntad de adelantar parte del trámite", Claudio Ibáñez, intendente de la región.

 

"Antes no existía un protocolo del Ministerio de Salud para medicina hiperbárica, lo que ahora sí existe, por lo tanto hay nuevas exigencias”, Claudio Arriagada, director del hospital de Coquimbo.

 

"Esta es una oportunidad muy importante para toda la red asistencial y la población”, Cristian Vargas, representante del Servicio de Salud Coquimbo.

“Tenemos la certeza y la claridad a quien le vamos a pasar la cuenta si este compromiso no se cumple", Pascual Aguilera, dirigente de Fetramar Coquimbo.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X