Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
Desde hace tres semanas que los servicios de urgencia han tenido un incremento en el flujo de pacientes que concurren con diversas patologías. Desde la atención primaria y el hospital de Coquimbo señalaron que, pese a esto, los controles de pacientes crónicos no han variado respecto a años anteriores.

Las atenciones de urgencia han registrado un alza hasta llegar a duplicarse en Coquimbo, a raíz del proceso de desconfinamiento. Sin embargo, pese al panorama nacional, donde se evidencia un aumento de requerimientos de pacientes crónicos, la comuna ha logrado mantener en niveles normales el flujo de personas con patologías de base en los establecimientos de salud.

Este escenario, según explican los equipos médicos, podría responder al desfase que tiene la región en términos epidemiológicos en comparación con lo que sucede a nivel país y, de esta forma, al igual que el peak de contagios, se podría presentar un retraso del fenómeno observado en la capital.

“Nosotros esperábamos que esto sucediera, que cuando llegáramos a esta etapa de desconfinamiento, en la etapa 4 cuando las personas pudieran salir de su domicilio, hubiese un aumento de pacientes crónicos descompensados y un aumento de la consulta en la unidad de emergencias”, sostuvo la Dr. Ana Farías, subdirectora médica del Hospital San Pablo de Coquimbo.

Sin embargo, la médico explicó que efectivamente las atenciones de urgencia se duplicaron en las últimas tres semanas, pero que las consultas de pacientes diabéticos e hipertensos en la unidad de emergencia durante octubre se mantuvieron en comparación al mismo mes del año 2019.

Para la profesional, en esto han influido los esfuerzos por asegurar la entrega de medicamentos durante la pandemia. “Desde abril de este año nos hemos preocupado de entregar medicamentos en los pacientes crónicos, nuestro objetivo era justamente que ellos tuvieran su medicación en la casa y no llegáramos a una descompensación que nos demandara mayor hospitalización”, señaló Farías.

Las atenciones se mantuvieron

La Dra. Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo indicó que hubo un gran número de pacientes que, pese a ser citados, no concurría a los controles por miedo a contagios en los centros de salud. Sin embargo aclaró que “las atenciones se mantuvieron durante la pandemia”.

“Hay que considerar que hubo una redistribución de los médicos con sus horas de policlínicos, donde pasaron a la atención de hospitalización de pacientes covid” añadió.

La Dra. Álvarez explicó que durante los meses de junio, julio y agosto –en el peak de contagios en la región- el número de pacientes con enfermedades crónicas descompensadas no fue alto. Sin embargo, durante agosto y septiembre sí se registraron algunas descompensaciones, principalmente de aquellas personas con múltiples patologías. 

“Algunos requirieron hospitalización, otros ajustes de sus terapias. Hay que considerar que muchos de ellos se controlaban en atención primaria y alcanzaron a tener un control el primer semestre y ya ahora requieren retomar sus controles nuevamente”, señaló.

Por lo mismo, aseguró que han estado trabajando para que los policlínicos, como las cirugías puedan ser seguros, estableciendo aforo en las salas de esperas de los centros de salud de la Atención Primaria y en los hospitales.  

“Que los pacientes puedan acudir citados por bloque, no es necesario que lleguen a la misma hora para ser atendidos, van a ser citados por bloque, con horarios específicos para que puedan ser atendidos por sus médicos con sus respectivas citaciones”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día