• En la foto, Evelyn y Rosalía. Señalan que a ambas les ha cambiado rotundamente la vida desde que ha ocurrido todo y que la confianza hacia el hospital se ha perdido.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Desde el recinto hospitalario señalan que se hicieron todos los procedimientos y que se le informó a la señora los riesgos de la operación. No obstante, la familia acusa que haber operado el segundo ojo de cataratas cuando el otro ya había quedado dañado, fue una falta grave.

Un verdadero calvario está viviendo Rosalía Barraza (80), quien denunció junto a su familia una supuesta neligencia médica en la que habría incurrido el Hospital de La Serena luego de haberla operado el ojo derecho de cataratas teniendo como antecedente que el procedimiento efectuado unos meses antes en su otro ojo no había resultado. 

Es diabética e hipertensa y ahora ha quedado literalmente ciega. Confesó a diario El Día que  su vida y la de su familia ha cambiado radicalmente, ya que de ser una mujer totalmente autosuficiente, pasó a tener que ser cuidada permanentemente por su círculo más cercano.

Según el relato  de su hija Evelyn, el 2017 desde el Hospital de La Serena le diagnosticaron cataratas y le recomendaron operarse. La sugerencia fue aceptada y  se sometió a la primera cirugía en su ojo izquierdo.

90% del poder óptico del ojo humano está dado por la córnea, membrana transparente que constituye la parte anterior del globo ocular y que está delante del iris.

La opinión del equipo médico fue que esperara un par de meses para abordar el otro ojo, pero mientras transcurrió ese tiempo, Rosalía sufrió de un constante dolor ocular y sentía que iba perdiendo cada día la posibilidad de ver. Los preocupantes síntomas se los dio a conocer a su médico tratante, pero esta le decía que eran consecuencias de la operación y que esa sensación sería parte del pasado.

Pasaron un par de meses y en el mes de marzo de 2018, la misma profesional le recomendó que se operara el ojo derecho, a pesar de que los síntomas en el izquierdo seguían latentes. Rosalinda aceptó y se sometió al procedimiento.

Misma operación con iguales resultados y ahora necesita un trasplante de córnea para recuperar algo de visión. Sin embargo, esta es una cirugía de mayor complejidad que no se puede realizar en la región por falta del instrumental.

HOSPITAL DESMIENTE ERRORES Y BUSCA AYUDA

Desde el hospital serenense negaron haber incurrido en una negligencia señalando que se hicieron todos los procedimientos necesarios para que la operación fuera un éxito.

“Siempre tratamos de darle la mayor satisfacción a los usuarios y por suerte hay pocas operaciones que se complican, pero todas tienen ese riesgo”, señaló Julio César Moreno, jefe del Servicio de Oftalmología.

Moreno manifestó que Rosalía tiene un problema en la córnea que el hospital intenta solucionar implementándose toda la tecnología necesaria para que el recinto se convierta en un centro de derivación para el trasplante de córnea “y esta paciente será una de las primeras en ser intervenida”.

Fecha no hay estipulada pero “se están haciendo todos los esfuerzos para que se pueda implementar lo antes posible. Significando esto un gran avance a nivel regional, ya que para este procedimiento, hasta el momento, se debe ir a Santiago”, puntualizó. 6401i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X