Crédito fotografía: 
Cedida
El año 2020 la Región de Coquimbo registró siete donaciones efectivas, la cifra más alta de los últimos 10 años, y se espera que con la última modificación a la ley más familias comprendan la relevancia de este acto de amor.

El 12 de septiembre del 2020 entró en funcionamiento la modificación a la Ley 21.145 de Donación de Órganos y Tejidos, que hace énfasis en el respeto a la decisión de donar que tiene cada individuo. Es así como desde el año pasado, todas aquellas personas que quieran ser donantes, no necesitan hacer ningún trámite, ya que al cumplir 18 años quedan automáticamente inscritas para poder hacerlo.

Es esta modificación a la ley la que esperan genere un mayor número de donaciones efectivas en la región, ya que según explica Román Robles, Referente de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Servicio de Salud Coquimbo, hasta el año pasado todavía muchas familias se negaban a respetar la decisión del paciente de ser donante.

“Cuando no existía esta ley, si la familia se negaba, se tenía que respetar esa decisión, por lo que teníamos alrededor de un 45% de negativa familiar. Esto quiere decir que por lo menos durante el 2019 y 2020, cada año se podrían haber realizado seis donaciones de órganos que finalmente no pudieron concluir porque la familia tomó otra decisión. En este sentido, este año se espera que podamos aumentar la cifra de donaciones considerando también este cambio oportuno en la ley, que viene a fortalecer todo el programa”, señaló.

El Programa de Procuramiento de Órganos cuenta con profesionales que están a disposición las 24 horas del día, toda la semana. Y aunque la Unidad Procuradora de Órganos y Tejidos se encuentra en el Hospital San Pablo de Coquimbo, abarca también los recintos de Ovalle y La Serena.

 

Importancia voluntad del paciente

El año 2020 la Región de Coquimbo registró una alta cifra con respecto a los procuramientos a nivel nacional, realizando siete donaciones efectivas, el número más alto en los últimos 10 años en la región, y más aun considerando el contexto de pandemia.

Este 2021 se espera que esa cifra se mantenga o incluso pueda ser superada, justamente gracias al cambio en la Ley de Donación de Órganos que no permitirá a las familias ir en contra de la voluntad del paciente de ser donante. Sin embargo, para Román Robles lo fundamental es lograr que la comunidad adquiera una cultura con respecto a la donación de órganos.

“Aquí no se trata solamente de ser altruista y donar porque quiero donar, sino que hay un bien mayor con una lista nacional de pacientes que están esperando órganos, y muchos de ellos son pacientes críticos, que la única forma en que puedan seguir viviendo es a través de una donación. Dentro de esa lista de espera hay distintos tipos de pacientes: pacientes pediátricos de un año hasta pacientes adultos de 60 años, y es ahí donde nosotros queremos apuntar. No queremos tener grandes cifras de donaciones por tenerlas, sino porque eso significa que va a haber un sinnúmero de pacientes que se van a beneficiar y van a salvar su vida, o mejorar su calidad de vida”, enfatizó.

Hasta la fecha, 2.340 personas se encuentran en lista de espera en todo Chile: 14 esperan por un corazón, 28 por un pulmón, 144 por un hígado, 24 por páncreas y 2.130 por un riñón. Los hospitales de la región cuentan con todo lo necesario para poder procurar órganos, por lo que se espera que las familias generen las instancias de diálogo para abordar el tema y así propiciar un cambio cultural respecto a este tema.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X