• Con una grave lesión craneal, el pequeño Alonso fue sometido a una inédita Craneoplastía y ha mostrado una sorprendente recuperación
  • Junto al trabajo de los especialistas del Hospital San Pablo, Romina Zepeda madre de Alonso, complementa las terapias del pequeño en Teletón
  • La Unidad de Almacenamiento Transitoria de Tejidos del Hospital San Pablo permitió almacenar el cráneo del pequeño, con altos estándares de seguridad y calidad para realizar una exitosa Craneoplastía
Crédito fotografía: 
Cedidas
Tras sufrir un accidente doméstico, las probabilidades de vida del pequeño Alonso eran mínimas. Sin embargo, en el Servicio de Neurocirugía del hospital coquimbano, se le sometió a diversos procedimientos y una craneoplastía que le han permitido una sorprendente recuperación.

Una inédita cirugía con exitosos resultados se realizó en  el Hospital San Pablo de Coquimbo. Se trata de una Craneoplastía con implante de hueso autólogo, es decir que el injerto proviene del propio paciente, a un pequeño de dos años  y que le permitió recuperarse de su delicado estado de salud, mostrando una impresionante recuperación. Una intervención que por primera vez se realiza en un hospital público en nuestro país.

Se trata del pequeño Alonso, quien tras sufrir un accidente doméstico en marzo de este año presentó una grave lesión craneal y fue trasladado al Hospital San Pablo de Coquimbo, con muy pocas probabilidades de superar su crítico estado de salud.

La neurocirujano Gilda Parra, doctora a cargo del menor, explica que al ingresar al Servicio de Neurocirugía, el equipo médico realizó una craniectomía descompresiva para salvarle la vida. “Se sacó una parte del cráneo para lograr controlar el aumento de presión producido por el trauma. Ese hueso extraído fue guardado en la Unidad de Almacenamiento Transitoria de Tejidos   que es parte de la Unidad de Procuramiento y Tejidos del Hospital San Pablo”.

Parra agrega que la existencia de la Unidad de Almacenamiento Transitoria de Tejidos del recinto asistencial o conocida también como “banco de huesos”, permitió realizar lo que técnicamente se llama “Almacenamiento de Homoingerto”. Así se pudo “guardar el hueso del mismo paciente y realizar un proceso de esterilización para efectos de no tener inconvenientes y poder realizar una plastia con su mismo hueso”.

“Alonso está súper bien. Por eso todos los médicos especialistas han admirado su progreso; que esté acá con nosotros es impagable”. Romina Zepeda, madre de Alonso.

Tras cuatro meses de este procedimiento, cuando Alonso ya presentaba un mejor estado de salud que le permitiera  otra intervención quirúrgica, se le realizó una inédita Craneoplastía por Hueso Autólogo”, reubicando el hueso extraído, la que resultó exitosa.  

Lida Miranda, enfermera Jefe de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Hospital San Pablo explica que antes de contar con unidad de Almacenamiento Transitoria de Tejidos, se extraían  zonas del cráneo y se guardaban en el abdomen  del mismo paciente o se eliminaban. “En el caso de Alonso su cráneo pudo ser almacenado cumpliendo medidas de calidad y seguridad del proceso y luego se reimplantó, logrando mejores resultados en su recuperación y de una forma tan natural como el hueso propio”.

Es esta unidad la que instala al hospital San Pablo de Coquimbo en los primeros lugares en este tipo de procedimientos en estándares de calidad y seguridad. Así lo señala Carlos Guzmán, Jefe de Servicio de Neurocirugía  quien destaca que esta cirugía es la primera "realizada en un un Hospital Público en Chile y en el caso de Alonso tuvo muy buenos resultados funcionales y estéticos . Nos sentimos orgullosos que el Hospital San Pablo esté liderando este tipo de acciones neuroquirúrgicas".

RÁPIDA RECUPERACIÓN

Ya han pasado dos meses desde que Alonso fue sometido a la Craneoplastía y ha presentado una sorprendente recuperación, apoyado también por una terapia que actualmente el niño y su familia realiza en Teletón.

2 años tiene Alonso, quien fue sometido a una exitosa Craneoplastía en el Hospital San Pablo, procedimiento que se realiza por primera vez en un hospital público del país.

Romina Zepeda, madre de Alonso relata que el día que el pequeño ingresó grave al Hospital san Pablo, el doctor que lo evaluó señaló que “tenía sólo 1% de posibilidades de poder sobrevivir. Estamos muy agradecidos de todo el personal; de los doctores, enfermeras, de los kinesiólogos porque nos acogieron muy bien, nos dieron harto apoyo. Los doctores dicen que para el múltiple infarto cerebral que tuvo,  es un milagro que esté tan bien”

Romina agrega que actualmente el pequeño “está súper bien, súper conectado, cognitivamente igual, entiende todo y todos han admirado su progreso”. 5202i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X