• El seremi de Salud enfatizó en lo importante que resulta leer el rotulado de cada juguete para determinar si son seguros para ser utilizados por los niños.
  • Los slimes están de moda entre los niños más chicos, por ello es que la recomendación es a fabricar estos juguetes de forma casera y con productos inocuos comestibles como maicena, cola fría a base de agua y siempre con la supervisión de un adulto.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El Día del Niño está a la vuelta de la esquina y el seremi de Salud comenzó la fiscalización en tiendas comerciales para evaluar si cada uno de los juguetes reúne las características adecuadas para que sean considerados como seguros. La autoridad hizo hincapié en comprar sólo aquellos que tienen un etiquetado claro.

En pleno centro de La Serena el seremi de Salud, Alejandro García, visitó diversos locales comerciales para fiscalizar que los juguetes que están en venta estén bajo los estándares de calidad necesarios para que sean considerados como seguros y así los niños puedan usarlos sin correr ningún riesgo.

Todo esto en marco de que en dos domingos, el 12 de agosto, se celebra en Chile el Día del niño y tanto padres, abuelos, tíos o padrinos acuden al comercio para hacerles un regalo a los más chicos.

REGALANDO SEGURIDAD

Un juguete seguro es un objeto pensado para ser utilizado por niños y niñas con fines de juego o entretenimiento y que durante su uso no genere un riesgo para la salud. En base a esto, García señaló que los juguetes que están llamando la atención de los niños son aquellos que son blandos, como los crecencios y slimes.

12 de agosto se celebrará este año el Día del Niño en Chile.

Explicó que estos son peligrosos porque contienen líquidos y algunos solventes que pueden producir consecuencias negativas en la salud “y que son tan atractivos que los niños, sin estar bajo supervisión adulta, pueden tragarlos e incluso pueden exponerse a una irritación en la piel”.   

Considerando esto, hizo un llamado a los padres para que no compren crecencios, ya que con el contacto con cualquier líquido agrandan su tamaño, es decir, “que si un niño ingiere una pequeña parte de estos juguetes, esta se agrandará dentro de su organismo y podría provocarle asfixia”.

“Le recomiendo a los papás que no compren los crecencios (…) ya que si un niño ingiere una pequeña parte de estos juguetes, esta se agrandará dentro de su organismo y podría provocarle asfixia”. –Alejandro García, seremi de Salud.

En cuanto a los juguetes que utilizan pilas, recomienda que se compren sólo aquellos que tienen su compartimiento sellado para que los niños no tengan contacto con ellas y no corran peligro de tragárselas o de exponerse a quemaduras y a la toxicidad que estas tienen

El seremi recalcó que todos los juguetes deben estar rotulados en español y tener el nombre genérico del producto, su país de origen, el símbolo que indique la edad recomendada para su utilización y la leyenda “Advertencia, se debe usar bajo la vigilancia de un adulto” cuando sea necesario.

JUGUETERÍAS ATENTAS

García manifestó que durante esta semana y la próxima, se llevará a cabo una fiscalización en la gran mayoría de jugueterías de la Región de Coquimbo y que hasta el momento el proceso “ha estado bastante bien” porque sus recomendaciones han sido bien recepcionadas y que algunos comerciantes ya han retirado del mercado algunos elementos para volver a ser rotulados.  

Explicó que si uno de los productos no está etiquetado debidamente se les hará sacarlo inmediatamente de vitrina para ser re etiquetado “y si después de eso, el producto cumple con las características mencionadas puede ser puesto a la venta nuevamente”.

No obstante, para los comerciantes que no consideren las recomendaciones se exponen a un sumario sanitario y dependiendo de la gravedad incluso existe la posibilidad de cerrar el establecimiento. 6401

CONSEJOS PARA JUGAR TRANQUILOS

-Elimine el embalaje del juguete antes de entregárselo a un niño pequeño.

-Lea los instructivos y precauciones del uso del juguete.

-Asegúrese que los juguetes destinados a niños mayores no se encuentren al alcance de los más pequeños.

-Revise continuamente si los juguetes están rotos o si pueden desprender piezas que signifiquen un riesgo.

-No use juguetes cuya pintura se desprenda con facilidad.

-No permita que los niños pequeños jueguen con globos desinflados o imanes.

-Elimine las baterías y pilas agotadas de los juguetes, ya que desprenden líquidos que pueden dañar la piel o los ojos.

-Asegúrese que los peluches, disfraces o carpas de juego se utilicen lejos del fuego.

*En caso de asfixia o cortes profundos, llamar al Sistema Móvil de Urgencia al 131 o dirigirse a su Centro Asistencial más cercano.

*Si un niño sufre alguna lesión o intoxicación por el uso de un juguete, comunicarse con la Seremía de Salud. Esta información le permitirá al organismo proteger a otros niños de los juguetes que no son seguros para su salud.  

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X