• El tratamiento para la tuberculosis es gratuito, independientemente de la previsión que tenga el paciente
Crédito fotografía: 
Cedida
Actualmente existe un programa gratuito para la detección y el tratamiento de esta infección que se produce al tener contacto con el bacilo de Koch.

La tuberculosis es una enfermedad que mantiene prevalencia en el país y muchas personas pueden ser portadoras de la bacteria que la origina pero no lo saben. De ahí la importancia de mantener ciertas precauciones  y ante las sospechas deben hacerse una baciloscopia, examen que detecta la infección y que se realiza de manera gratuita en todos los sistemas de salud.  

Esa es la recomendación que hace el Seremi de Salud, Alejandro García, tomando en cuenta que dicha patología aún no está erradicada, mientras que los operativos de pesquisa han hecho que las tasas de incidencia aumenten a nivel nacional, y se reporte 14,7 casos por cada 100 mil habitantes.

“Eso no significa que haya más pacientes, ni que esté aumentando la presencia de la enfermedad, pero la incidencia sí va en directa relación con el programa para el manejo y tratamiento que se lleva a cabo en el país”, indicó.

Con respecto a la situación en la región, García precisó que se registran más de 100 casos.

Ser portador sin saber

Según el Seremi, muchas personas pueden tener contacto con el bacilo de Koch o Mycobacterium, -agente que produce tuberculosis-, a lo largo de su vida, pero solamente entre el 5% al 10% manifiestan los síntomas. “En otras palabras, muchos son portadores de la bacteria”.

“Es importante siempre, ante una tos que tenga expectoración o un desgarro por más de 15 días, decaimiento, fiebre, pérdida de apetito o baja de peso se recomienda hacer el examen específico para detectar la enfermedad que es la baciloscopia, éste es gratuito en toda la red de salud”, detalló.

En este contexto, el Seremi señaló que entre las personas que más fácilmente pueden enfermar son aquellos con padecimientos crónicos como la diabetes, VIH-SIDA,  alcoholismo, consumo de drogas o personas en situación de calle, los privados de libertad o algunos migrantes. También a los adultos mayores, a quienes se les aplica una prevención específica.

El tratamiento es largo

Al igual que el examen, el tratamiento para la tuberculosis también es gratuito, independientemente de la previsión que tenga el paciente. Sin embargo, el seremi advierte que es largo.  

“Dura aproximadamente unos seis meses y en ese tiempo se va haciendo un monitoreo del para ver cómo va la adherencia. El problema es que hay muchos que al cabo de un mes o dos meses ya no van al establecimiento, dejan de tomarse los medicamentos y vuelven a contraer la enfermedad. Por eso es un poquito complicado el manejo de la tuberculosis”, lamenta.

Medidas preventivas

El agente que causa tuberculosis se transmite a través del aire, cuando una persona portadora tose o estornuda y expulsa gotitas que son aspiradas por una persona sana. Por eso, es fundamental que los que tengan expectoración por más de 15 días vayan al médico y se hagan los exámenes, indica el Seremi de Salud.

También hay que evitar compartir en lugares cerrados con los que tengan síntomas similares a los de esta enfermedad. 6101i

Intervenciones educativas

El pasado 24 de marzo se conmemoró el Día Mundial Contra la Tuberculosis, ocasión que el Hospital de La Serena aprovechó para realizar una intervención educativa en el Servicio de Urgencias, con la finalidad de enseñar a los usuarios del sistema público cómo prevenir, detectar y tratar esta peligrosa patología.

María Cecilia Gómez, enfermera encargada del policlínico de tuberculosis del hospital, recalcó que un paciente sin tratamiento puede llegar a la muerte.

El tratamiento es un poquito largo pero es muy efectivo, quienes no lo siguen o lo abandonan, pueden tener recaídas, el bacilo se va haciendo más resistente, sigue siendo contagiante para la población y hay una serie de problemas sociales asociados a ello”, apuntó.

En tanto, en el Hospital de Coquimbo se realizó una actividad similar para responder dudas e inquietudes y explicar los principales síntomas de la enfermedad infecto-contagiosa más antigua de la historia.

Frades Gallardo Cárdenas, subespecialista en enfermedades respiratorias, indicó que el riesgo de tener esta enfermedad va en aumento.

“Durante varios años se tuvo una tasa de 11 por 100 mil habitantes de personas contagiadas. Sin embargo, esta cifra aumentó durante el 2018 a 14 y este año se espera llegar a una tasa de 18 por 100 mil habitantes (…) por ello, la forma más eficaz para prevenir el aumento de tuberculosis es mediante el diagnóstico y el tratamiento oportuno”, puntualizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X