• Cientos de personas son las que concurren a la feria de productos usados de Tierras Blancas y son parte de un sistema de compraventas a bajo costo. Allí puede encontrar de todo, desde repuestos para la cocina hasta artículos para la casa, ropa, entre otros.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Faltan algunos detalles como demarcación de la calle donde irán instalados los puestos de cada sindicato, pero el acuerdo ya fue rubricado y permanecerán en el sector, trabajando por cinco años más.

Aunque se había anunciado que ayer se realizaría el traslado a una nueva ubicación de la feria de productos usados de Tierras Blancas, esto no ocurrió y según los propios dirigentes de los sindicatos esto no pasará a lo menos en tres semanas más.

Según manifestaron , esto se debe a que el municipio tendría ciertos retrasos en algunas labores previas que debe realizar, como por ejemplo, demarcar el lugar en donde se instalarán los puestos e informar del reordenamiento para quienes se instalan en calles laterales, lo que ya no podrá volver a ocurrir.

De todas formas, los feriantes se mostraron conformes con el acuerdo a que llegaron con el municipio, ya que si bien serán desplazados de donde funcionan en la actualidad, seguirán funcionando en la misma calle: Balmaceda, pero desde Valdivia hasta Antofagasta. En la actualidad funcionan en Balmaceda, entre las calles  Llanquihue y Linares.

AMBIENTE FESTIVO

Ayer entre los feriantes y público se vivía un ambiente bastante festivo y nada en el ambiente denotaba alguna inquietud en el sector.

La tesorera del Sindicato Nuevo Brillo, Raquel Arancibia,  dijo que a contar del 1° de septiembre se haría el reordenamiento de la feria  y de los afiliados a los 13 sindicatos que funcionan en torno a este punto de negocio al aire libre.

Explicó que se firmó un decreto que les permitirá funcionar por cinco años y ya no se permitirá la instalación de vendedores en las calles colaterales a Balmaceda. “Desde  hoy día (ayer) deberíamos haber estado trabajando como corresponde, pero se va a esperar, porque ya está firmado el decreto. Los sindicatos se instalarán por color (en las demarcaciones), acá somos aproximadamente 560 socios de los 13 sindicatos”, indicó.

PRODUCTOS USADOS

Arancibia indicó que la feria tendrá que regularizarse en todo sentido y que sólo se podrán vender productos usados, no  habrá puestos con mercaderías nuevas. 

“Nosotros trabajamos siempre con productos usados, pero ahora se degeneró, incluso con los comerciantes ambulantes que andan muchos con mercadería nueva o con verduras, hay que regularizar y todos los socios nuestros saben que van a tener que cambiar su chip o de lo contrario dar un paso al costado”, señaló.

Si bien lo anterior se ha informado adecuadamente dentro de  los sindicatos que funcionan, quienes se dedican a comercializar productos bajo los toldos que los protegen del sol principalmente, se manifestaron muy  conformes con los acuerdos alcanzados con el municipio y se preparan para tomar sus nuevas ubicaciones sólo un par de cuadras más abajo.

Es el caso de Inés Sola, quien dice que los ingresos que recibe por las ventas le sirven para cubrir parte de sus necesidades. “Llevo diez años trabajando acá en la feria. no vivo solamente de esto, porque no se podría vivir solo de este ingreso, ya que aquí uno vende  entre cinco mil y diez mil pesos por día”.

Sobre el acuerdo que se alcanzó con el municipio considera que está bien, ya que no los obliga a trasladarse a un sitio alejado donde los querían llevar. “Nosotros no nos queríamos cambiar al Parque Urbano que era la intención de ellos, no estábamos de acuerdo en irnos para allá porque está lejos, va poca gente y los clientes ya están acostumbrados a que este sea el paseo de la semana”.

Sobre los diez años de experiencia que tiene en el rubro de las ventas al aire libre indica que ha sido bonito al final, ya que se conoce gente y de repente le faltan algunas monedas que las consigue vendiendo la ropa en el lugar.

FUNDADORES

En uno de los primeros puestos que se ubican al inicio de la feria de productos usados se encuentra Patricia Rojas Contreras y su esposo Juan Campusano. 

Ella es una de las fundadoras e indica que son entre 18 y 20 años que lleva dedicándose al comercio en ese sector.

“El pasar aquí ha sido bueno, aunque hace poco nos querían cambiar, pero como ahora dijeron que nos vamos a quedar en el sector estamos felices. Se va a reestructurar y se van a poner puestos o sindicatos hacia abajo. Yo estoy de acuerdo, porque así vamos a estar todos bien y vamos a trabajar tranquilos, que es lo más importante y no nos sacan para el Parque Urbano que es muy lejos, ese es el punto rojo de Tierras Blancas y de repente ahí hay delincuencia y no íbamos a trabajar tranquilos”.

No deja pasar la oportunidad, como también lo hicieron otros locatarios, de agradecer al diputado Pedro Velásquez y al concejal Fernando Viveros, “porque nos ayudaron e hicieron presencia por nosotros, los dirigentes de los sindicatos”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X