• El añoso edificio del Mercado Municipal de Coquimbo podría desaparecer y levantarse allí un moderno edificio.
Crédito fotografía: 
El Día
En los próximos días sostendrán reunión con personeros del BancoEstado, donde buscan obtener un crédito blando y podrían firmar contrato de arriendo

La próxima semana será clave paras las pretensiones de los locatarios del Mercado Municipal de Coquimbo, luego que no solo tienen concertada una reunión con ejecutivos del BancoEstado, sino que eventualmente podrían firmar un contrato de arriendo de un terreno con el Servicio de Vivienda y Urbanismo, SERVIU.

El concejal Guido Hernández, quien ha estado apoyando a los locatarios en todo este proceso, en el cual han debido enfrentar una serie de dificultades y fallidos desalojos, confirmó que los comerciantes del mercado sostendrán una reunión con representantes de BancoEstado el próximo martes a las 15:30 horas.

Pero también durante la semana que viene podría materializarse la forma de un contrato de arriendo de un terreno ubicado en calle Varela y que es de propiedad del SERVIU, lugar donde se trasladarían e instalarían el nuevo mercado de Coquimbo.

El presidente de los locatarios, Patricio Basaure, ha sostenido que están a la espera de que se dejen detalladas todas las cláusulas del documento y eso tiene su tiempo.

De todas formas, mencionó que  dicha repartición pública ha mostrado toda su voluntad para ayudarlos a solucionar el problema que enfrentan, ya que tarde o temprano tienen que abandonar el recinto en donde han funcionado históricamente.

El conflicto

El problema que enfrentan los locatarios del Mercado municipal, es que el actual propietario del recinto pretende traspasarlo a una empresa constructora (Inversiones Mercado), la que tiene proyectado levantar allí un moderno edificio de locales comerciales y un estacionamiento subterráneo, motivo por el cual pidió a los comerciantes que desalojen el lugar. Sin embargo, eso se entrampó, por dos motivos. El primero es que los locatarios no tenían dónde reinstalarse y dejar el lugar les significaba perder su única fuente de ingresos para ellos y sus trabajadores (cerca de cien personas).

El segundo motivo, los locatarios junto a autoridades y parte de la comunidad de Coquimbo creen que el antiguo edificio no debe ser demolido, ya que en él se encierra gran parte de la historia de la comuna y es un patrimonio de Coquimbo.

Como no hubo una salida del lugar, el propietario inició acciones legales para expulsarlos y el problema se judicializó.

Sin embargo, los comerciantes han manifestado su voluntad de retirarse y han iniciado gestiones ante el SERVIU para que les entregue en arriendo un terreno de calle Varela, para lo que ya habría acuerdo, y se  está a la espera de la firma del contrato, cuyos detalles ya estarían despejados.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital