• La autoridad asegura que el 11 de septiembre se dará a conocer una potente campaña en la Región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Foto: Lautaro Carmona
La autoridad sostiene que las actuales reglas aseguran estándares de protección tanto en buses como en automóviles particulares. Además, insistió en la atención que se debe poner en las multas por exceso de velocidad

A pocas semanas de las fiestas patrias, se anticipa que la preocupación está puesta en las campañas preventivas para evitar que accidentes hagan trágicos los días destinados a las tradicionales celebraciones.

En ese contexto,  previo a esos días, se realizará el lanzamiento de una fuerte campaña desarrollada por la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) y que tendrá énfasis en la Región de Coquimbo.

Pero desde la autoridad ya se empiezan a preparar ante este escenario. El seremi de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Fuentes, en diálogo con Agenda Mistral de la 95.1, comentó que hay preocupación pese a que las cifras de accidentes por consumo de alcohol han ido en descenso en los últimos años, por ende aguardan que esa tendencia siga al alza.

“Desde la promulgación de la ley de tolerancia cero, que tuvo lugar en 2011, al año 2017 hubo una disminución de la baja de los conductores fallecidos en un 15%. Pero a nivel de usuarios en general, tanto en peatones como en conductores, ha habido una reducción de un 25%, lo que nos parece un índice interesante”, destacó.

Otro factor clave ha sido la inclusión de la ley Emilia, que ha endurecido las penas para quienes acaben con la vida de otra persona en un accidente de tránsito. En ese contexto, Fuentes indicó que “es importante que los conductores tomen conciencia que si uno va a beber, debe pasar las llaves y no conducir, en forma tajante.  Pero de todas maneras es muy importante que haya un consumo responsable, incluso entre los propios peatones”, subrayó.

A juicio del seremi, un amplio grupo de la población toma precauciones y evita conducir o exponerse a situaciones riesgosas vinculadas a la vía pública. Lo importante es, en la previa de estas fechas clave, hacer entrega de la información útil y poner énfasis en las campañas que realizan los organismos.

Otro aspecto fundamental son las fiscalizaciones que se efectúan, muy próximas a las fiestas patrias, en los terminales de buses, donde la Seremía trabaja en forma coordinada con Carabineros de Chile y la Dirección del Trabajo.

El objetivo, entre otros, es que se respeten las horas de descanso de los conductores, sobre todo debido al incremento de los distintos traslados. “Debe respetarse el tiempo máximo de conducción, que corresponde a un tope de cinco horas continuas en los choferes de buses”, subrayó.

UNA MEDIDA DE CUIDADO

Entre las importantes acciones que deben tenerse en consideración es el uso del cinturón de seguridad cuando las personas determinan viajar en bus. Y las exigencias, bajo toda circunstancia, pasan por su utilización permanente.

“La incorporación del cinturón de seguridad es obligatorio para todos los buses con antigüedad desde el 2008 hacia adelante, norma que está vigente desde el año 2011. La multa, si el cinturón está en mal estado, es para la empresa de buses y el pasajero tiene la obligación de denunciarlo. Pero si el pasajero no usa el cinturón, esta puede llegar hasta las 1,5 UTM, que corresponde a $71 mil”, argumentó.

Otro aspecto pasa por las características de los cinturones, que en el caso de los vehículos particulares, es tres puntas. En tanto, en los buses, se caracteriza por ser sólo de dos puntas, lo que ha despertado suspicacias entre los usuarios, ya que auditores de Radio Mistral cuestionaron su real efectividad.

“El cinturón de dos puntas, que se usa en los buses, entrega seguridad. Hay que comprender que el uso del cinturón de tres puntas busca que proteger al conductor o copiloto que sufran golpes contra el parabrisas o el panel de un automóvil. En el caso de los buses, son los asientos delanteros los que amortiguan en caso de algún accidente, pero eso no quita que el de dos puntas no cumpla con la función para la que se le ha dispuesto. Y esto está estipulado en la ley”, aseguró.

A juicio de la autoridad, las distintas normas en materia de tránsito “constantemente se están revisando y perfeccionando. Lo importante es generar el suficiente impacto de las campañas para que las personas usen el cinturón de seguridad sin hacerse mayores cuestionamientos”, concluyó. 3801i

DISMINUCIÓN DE VELOCIDAD 

Un tema importante es la ley que obliga a que el máximo de velocidad en zonas urbanas disminuyera de 60 a 50 kilómetros por hora. Y en algunas carreteras, el máximo permitido ya no es de 120 kilómetros por hora, pues en algunos tramos alcanza a 100 y en otros casos a 80. “Sobrepasar la velocidad más de 10 kilómetros por hora significa un valor mayor de la multa.  Y además, se agrega la suspensión de licencia, que puede extender de 5 a 45 días”, recalcó el seremi, Juan Fuentes.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X