• El llamado "Eje Cisternas" cuenta con una de las ciclovías más extensas de La Serena. Foto: Andrea Cantillanes.
  • El principal problema de la ciclovía de la avenida del Mar son los cortes que presenta el trazado, que obligan a los ciclistas a pasarse a la carretera. Foto: Andrea Cantillanes.
  • La ciclovía de la avenida del Mar es usada, principalmente, con fines recreativos. Foto: Andrea Cantillanes.
Los usuarios dicen que buscan ahorrar dinero y encontrar una forma de mejorar su salud optimizando el poco tiempo del que disponen. Esta situación ha llevado a las autoridades a impulsar proyectos que ampliarán los trazados dentro de la ciudad.

Un estilo de vida más sano, una manera de ahorrar dinero debido a los altos costos de los pasajes del transporte público o simplemente como una forma de tener un respiro en un mundo que se vuelve más rápido y ajetreado, parecen ser las causas que están llevando a las personas a preferir, cada vez más, el uso de la bicicleta como medio de transporte. Este fenómeno ha provocado la exigencia, por parte de los usuarios, de la construcción de nuevas ciclovías dentro de la conurbación La Serena-Coquimbo y el mejoramiento de las ya existentes, además de mayor respeto de automovilistas y peatones.

INTERÉS CIUDADANO

Gustavo Barrera es un frecuente usuario de la bicicleta. Tiene cerca de 35 años y dice que se desplaza a su trabajo en este vehículo. Barrera indicó que buscó este medio de transporte para combatir su obesidad. “Estaba muy obeso y el médico me dijo que debía hacer ejercicio. Voluntad tenía pero no tiempo, ya trabajo con un horario complicado. Así que empecé a pensar cómo podía aprovechar el poco tiempo del que disponía y decidí usar la bicicleta. Claro que empecé a de poco, para ir acostumbrándome. Ya después tomé el ritmo y he andado bien. Es mejor, ando hasta más relajado”, indicó Barrera.

Otra aficionada a la bicicleta es Alejandra Vera, una joven que la usa más para ahorrar dinero. “Vivo muy lejos del centro y el pasaje está muy caro. Me sale casi mil pesos un viaje. Se me iba mucho dinero en pasaje y estaba perdiendo ahorros. Por eso, decidí tomar mi bicicleta y usarla para venirme a trabajar. El problema ha sido dónde ducharme, pero ya lo tengo solucionado. No solamente he ahorrado, sino que también ando más tranquilla. Hay tanto taco que llego más temprano en bicicleta que en vehículo”.

TEMA RELEVANTE PARA EL MUNICIPIO

Sergio Rojas, secretario comunal de Planificación del Municipio de La Serena, señaló que la incorporación de ciclovías al trazado urbano es de suma relevancia para el alcalde Roberto Jacob, por lo que esperan seguir trabajando con los organismos competentes para extender las rutas ya existentes. “Es una forma de mejorar el tránsito en la ciudad y bajar, además, las emisiones de gases de efecto invernadero. Por esta razón, se han incluido en el diseño de la remodelación de la avenida de Aguirre y un circuito de rodado en la construcción del parque San Joaquín”, señaló la autoridad.

Rojas, además, manifestó que ha visto un aumento de la demanda de construcción de ciclovías en La Serena, especialmente, por parte de la ciudadanía. El secretario comunal argumentó que, “en los últimos dos años, a través, de las distintas instancias de comunicación ciudadana: línea directa del alcalde, Facebook, Twitter, cartas y entrevistas personales, tanto dirigentes/as como vecinos/as han manifestado la necesidad de que la municipalidad gestione, ante los organismos gubernamentales, el financiamiento de iniciativas asociadas al mejoramiento y/o construcción de ciclovías”.

AYUDA A REDUCIR COSTOS

Óscar Pereira Peralta, seremi de Transporte y Telecomunicaciones, es un asiduo usuario de la bicicleta como medio de transporte. Pereira coincidió en el hecho de que se está despertando el interés, en la ciudadanía, por el uso de la bicicleta. Esto ha sido, para él, el motor de las medidas que el organismo está llevando a cabo. “Me ha tocado ver, cada vez que inauguramos una ciclovía, la cantidad importante de gente que está esperando que se instale una en su sector. Se han hecho mediciones, como la de calle Viña del Mar en Las Compañías y hemos visto que, en promedio, llegan a circular entre 50 y 80 personas diarias, dependiendo del día de la semana. La gente está empezando a preferir la bicicleta. A eso ayuda el exquisito clima que hay en La Serena y el hecho que estemos segregando las vías para ciclistas, peatones y conductores. Eso les da seguridad”, manifestó Pereira.

Para Pereira, el alto costo del transporte público y la escasez de estacionamientos son otras de las causas que están llevando a las personas a priorizar el uso de la bicicleta como medio de transporte. El seremi argumentó que estas situaciones, claramente, influyen en el uso de la bicicleta, puesto que, “afectan al bolsillo de las personas”.

LA MIRADA DE VIVIENDA Y URBANISMO

Erwin Miranda es seremi de Vivienda y Urbanismo y como autoridad, ha seguido de cerca la implementación de estas vías exclusivas para bicicletas en La Serena. Esto lo lleva a ser una voz experta para hablar sobre este tema, que se está transformando en una exigencia ciudadana, especialmente para quienes desean una ciudad más amigable con el medioambiente.

¿Cuántas ciclovías existen en la conurbación La Serena-Coquimbo?

“La conurbación cuenta con, aproximadamente, treinta kilómetros de ciclovías, de las cuales once kilómetros han sido ejecutadas con el nuevo estándar propuesto por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, formando parte de la medida presidencial a nivel nacional”.

-¿Cuáles son estas ciclovías?

“Podemos encontrarlas en el eje compuesto por calle Perú y Gaspar Marín en Las Compañías, puente Vicente Zorrilla, Juan Cisternas entre Avenida Amunategui y calle Los Lúcumos, Gabriel González que comprende desde Huanhualí hasta Los Lúcumos, avenida del Mar, avenida Costanera, La Cantera, Regimiento Arica desde Ruta 5 Norte hasta Balmaceda y en avenida Peñuelas desde avenida Pacifico hasta Ruta 5 Norte. El Ministerio de Vivienda y Urbanismo tiene en ejecución, hasta la fecha, aproximadamente once kilómetros de ciclovías, que comprenden básicamente el eje compuesto por calle Perú y Gaspar Marín ubicado en Las Compañías y el eje compuesto por Juan Cisternas y Gabriel González.

-¿Cuál es el objetivo de ampliar la red de ciclovías?

“La mayoría de las grandes ciudades, a nivel nacional, están presentando serios problemas de congestión y el auto particular es, en estos tiempos, el medio de transporte menos eficiente en relación al uso del espacio por persona. La congestión genera grandes retrasos, aumenta y hace impredecibles los tiempos de viaje de todos, restando fiabilidad al sistema de transporte. Al mismo tiempo, aumenta la contaminación,  producto de la emisión de gases y ruido. Esto también implica una baja anímica, emocional y productiva, lo que afecta directamente la calidad de vida y la experiencia urbana.

Bajo estas condicionantes los objetivos de contar con una buena red de ciclovias son:

Movilidad urbana: Una red bien consolidada que nos permita acceder a todos los servicios y espacios públicos que nos ofrece la cuidad, sin generar mayor congestión y con tiempo de viajes cortos.

Seguridad Vial: Mientras Más personas haya caminando y pedaleando, más seguro se torna el ambiente urbano, lo que crea un círculo virtuoso. La mejora de las condiciones ambientales y de seguridad para pedalear aumenta la cantidad de personas que optan por la bicicleta.

Mejoras en la salud: Los modos de transporte activos, como la bicicleta, conforman una buena herramienta para mantener el cuerpo en movimiento y disminuir, de esta forma, los riesgos de enfermedades crónicas, tales como obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer. La actividad física también ayuda a la salud mental.

Integración social: Todos tenemos acceso a una bicicleta.  Es un medio de transporte mucho más barato que a un automóvil”.

PROBLEMAS Y PLANES A FUTURO

-¿Cuáles son los principales problemas que se han tenido en su construcción?

“Se hace difícil cambiar los paradigmas de la sociedad e implementar un concepto urbano distinto al acostumbrado, en el que debemos dar cabida a este nuevo espacio, no siempre es tan bien acogido. Ciclovía es un concepto nuevo que vino para quedarse y hacer crecer las ciudades, con una movilidad urbana distinta a la que ocupamos habitualmente.

Los principal problemas con que nos encontramos, al implementarlas, es el poco espacio que tenemos en las calzadas, veredas y el hecho de mover postes para darles lugar. Es así como nos encontramos, además, con problemas de fondo. Por ejemplo, la evacuación de aguas lluvias de las calles que nos ocurrió en el sector de Las Compañías. Los accesos vehiculares, también, han sido un problema frecuente, ya que debemos respetar pendientes en la calzada y en la ciclovía para dar cumplimiento al alto estándar”.

-¿Cree que los peatones respetan las ciclovías?, ¿Cómo se podría solucionar esta situación?

“Aún no se reconoce al 100% como cada uno de los actores, que se involucran en la movilidad urbana, deben comportarse y respetarse entre ellos. Según la nueva política inclusiva del alto estándar impuesto, por este Ministerio, existe un orden de preferencia que debemos respetar en el cual el peatón es el que tiene mayor preferencia en los cruces donde interactúan junto con los ciclistas y los automovilistas, los ciclistas tienen la segunda preferencia dejando en último lugar a los vehículos motorizados. Lo que se intenta es dar la infraestructura adecuada y reconocible, para que cada uno ocupe de manera segura el espacio público asignado. Pero también, debemos reforzar los conceptos a través de campañas publicitarias, donde podamos explicar la sinergia y orden de prioridad en los cruces que se generan en las esquinas, además de dar a conocer las nuevas señales éticas implementadas. Nuestro Ministerio, por su parte, ha organizado diversas actividades, como cicletadas, en las cuales se entrega folletería dando a conocer la nueva política”. 

-¿Cuáles son los principales planes a futuro sobre el tema?

“Para este año, se tiene programado la construcción de la ciclovía que se ubicará en Vicente Zorrilla, para unir y dar continuidad a las ciclovías ejecutadas en Las Compañías, con una extensión de  medio kilómetro. Además, se espera comenzar, a finales del 2017, con la primera ciclovía inclusiva a nivel nacional de cinco kilómetros que se emplazará en la Avenida del Mar y Avenida Costanera. Esta ciclovía viene a unir los tramos inconexos existentes y a mejorar la ciclovía existente entre Avenida Francisco de Aguirre y Avenida Peñuelas. También, se ejecutará la continuación del proyecto eje Cisternas que posee ciclovía en toda su extensión, que son aproximadamente 3 kilómetros y abarca desde Los Lúcumos cruzando Balmaceda hasta la altura de las Torres”.

MEDIDA EN PROYECCIÓN

-¿Siente que la gente pide estas construcciones?

“Hoy día, en La Serena y Coquimbo, el uso de la bicicleta no es tan masivo como en otras ciudades, pero sin duda, en un corto plazo, se va a generar una gran demanda y para ese entonces, la infraestructura estará condicionada para aguantar a los nuevos ciclistas. En estos momentos, al ir entregando al ciudadano un espacio seguro por donde pueda desplazarse en bicicleta, por toda la cuidad, lo estamos incentivando a que prefiera esta forma para desplazarse de su hogar a su lugar de trabajo”.

-¿Siente que faltan incentivos externos para que la gente use más la bicicleta?, como duchas en las oficinas por ejemplo.

“Sin lugar a dudas, no existe mucho incentivo para el uso de la bicicleta. No todos los lugares de trabajo están acondicionados para que sus trabajadores tengan el tiempo y las dependencias necesarias para preparase después de pedalear. No debemos olvidar lo importante que es la actividad física. La obesidad es una epidemia global y la dependencia del automóvil disminuye los niveles de actividad física moderada, los que se pueden conseguir, por ejemplo, al caminar y pedalear. Según cifras de la OCDE, en Chile 1/4 de la población adulta es obesa. En otros países, se recompensa el uso de la bicicleta dando a sus trabajadores una indemnización por cierta cantidad de kilómetros recorridos al día en bicicleta, ya sea monetaria o días compensatorios”.

-¿Llegaremos a imitar el caso de Europa, donde esperan que el 100% de la población se transporte en bicicleta?

“En Europa, en general, la bicicleta es un medio de transporte completamente consolidado y uno de los más usados por los ciudadanos. Los países que se destacan por el uso de la bicicleta son Holanda, Dinamarca y Alemania. Tenemos que tener en claro cómo ellos llegaron a eso. Por ejemplo, en el caso de Holanda, fueron las protestas realizadas por los problemas de escasez de petróleo en los 70´s y las muertes en accidentes de tránsito de las personas que preferían el uso de la bicicleta, las que llevaron a la misma sociedad  a exigir que fuera la bicicleta sea el medio de transporte que debía reinar en las calles. Cabe destacar que esta visión está sujeta a muchos años de evolución, pero en Chile se pretende ir en ese camino de evolución donde le demos el espacio que les corresponde a los ciclistas en las calles”.

¿VOLVERÁ LA PATENTE?

El aumento del parque ciclístico, a nivel nacional, ha despertado la inquietud de muchos ciclistas, especialmente de los más experimentados, del retorno del pago de patente para estos vehículos, como venía haciéndose hasta la década de los 80´s. Sobre esta inquietud, Erwin Miranda indicó que sería una gran ayuda para, “para  identificar y fiscalizar a los ciclistas que no cumplan con la normativa, permitiría darle responsabilidad civil”.

En tanto, Óscar Pereira dijo que se debe priorizar la seguridad de los ciclistas más que la imposición de una norma que los obligue a incurrir en el pago de una patente. “Yo voy más por el tema de seguridad. Una norma de este tipo será más un obstáculo más que una ayuda, puesto que dificultará el acceso a quienes deseen tener una bicicleta. Yo me pregunto por qué debe haber una ley que te diga que te cuides, que te obligue a usar el chaleco reflectante, las luces y el casco. Yo soy padre de dos hijos y no quiero que me pase nada cuando ando en bicicleta. No estamos cumpliendo la ley como está ahora y vamos a agregarle algo más. Si no ponemos atención a lo verdaderamente importante, al tema seguridad, solamente vas a tener a un fallecido que vas a poder identificar por la patente”.

BICIANIMITAS

Proteger la vida de los ciclistas, evitando que compartan el tránsito con los vehículos motorizados, ha sido otro de los motivos que han incentivado la construcción de ciclovías, no solamente en la Región, sino que en el mundo entero. Miles de ellos han muertos tras ser atropellados.

Como una forma de recordarlos, se han creado las llamadas Bicianimitas, “Bicicletas Blancas” o “Fantasmas”, que consisten en una bicicleta pintada de blanco que se instalan en el lugar, como una forma de recordar a quienes fallecieron usando este vehículo. En Chile, la iniciativa fue traída por la organización “Ciclistas sin Alas” con el fallecimiento del diseñador Arturo Aguilera. Su amigo, Juan Acuña, colocó la primera bicianimita como última promesa a Aguilera. Actualmente hay 12 bicianimitas en Chile. Solamente una de ellas en regiones, específicamente en la ciudad de Iquique.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X