El nuevo centro de tratamiento San Paulino de Nola, recibirá a 20 usuarios para su rehabilitación de alcohol y drogas.

Con más de 23 años de trabajo en la rehabilitación de adicciones de alcohol y drogas, la Fundación Casa de la Esperanza, se ha transformado en una de las instituciones más experimentadas en estos programas en la Región de Coquimbo. Hasta la fecha, la institución trabaja a nivel regional en 5 centros de atención ambulatoria, beneficiando a más de 116 usuarios en las ciudades de La Serena, Coquimbo, Ovalle y Andacollo.

Desde este jueves 7 de julio, la fundación cuenta con una nueva casa. Se trata del nuevo centro de tratamiento San Paulino de Nola, recinto que tendrá la modalidad de residencial y que recibirá a 20 usuarios, gracias a un convenio entre la institución, el Senda y el Minsal.

“La fundación lleva más de 23 años trabajando el tema de rehabilitación, hasta este momento contamos con 5 centros que realizan este trabajo pero de manera ambulatoria, hoy estamos inaugurando nuestro primer centro residencial y la verdad es que estamos muy contentos por eso, consideramos que tenemos las capacidades y las competencias para hacerlo bien, es un desafío que tomamos con alegría, entusiasmo y mucha responsabilidad”, declaró Rodrigo Sfeir, presidente de la Fundación Casa de la Esperanza.

El nuevo Centro San Paulino de Nola, contará con un equipo multidisciplinario de profesionales, conformado por un director, técnicos de rehabilitación, trabajadores sociales, técnicos de enfermería, psicólogos y psiquiatras.

“Es un proyecto muy importante, ya quiere decir que tenemos una oferta pública para beneficiarios Fonasa, que no tienen que pagar para su tratamiento, esto lo hace el Estado. Esta nueva casa cuenta con un equipo de rehabilitación muy profesional y es una alianza estratégica con la Fundación Casa de la Esperanza, que ya tiene experiencia en esto y que por primera vez quiso compartir con Senda el tratamiento residencial, ya que tenemos bastante camino recorrido en tratamientos ambulatorios. Ha quedado demostrado que del problema de las drogas y el alcohol se sale, con voluntad y con la ayuda de un equipo profesional para poder lograrlo”, declaró Mariano Montenegro, director nacional del Senda.

Este nuevo centro dará continuidad al programa el Buen Samaritano, que debió ser cerrado en el mes de marzo por problemas administrativos y de evaluación técnica desarrollada por el Senda.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X