Institución Suyai convoca para este lunes 25 de julio a las 11:00 horas, a una marcha en el frontis del recinto hospitalario, para protestar por la no violencia obstetricia.

Por un caso de negligencia médica, la ciudadana María Fernanda Alfaro, se dirigió hasta la redacción del Diario El Día para presentar una carta relatando los hechos que hicieron que su bebé en labores de parto en el Hospital de La Serena, naciera en gravedad, por tal razón convoca a todas las madres y familias en general a una marcha este lunes 25 de julio en el frontis del centro medido referido a las 11:00 horas, organizada por la institución Suyai por la no violencia obstetricia.

En resumen, el texto acusa de negligencia al personal médico, Mateo Pioritic Crespo y la matrona Ximena Fuentes González, quienes el pasado 14 de junio asistieron a María Fernanda Alfaro para un parto, las labores iniciaban a las 7:30 horas, pero después de algunos exámenes de rigor, Alfaro es regresada a su casa y citada para el mismo día a las 12:00 horas para comenzar de nuevo el trabajo de parto.

Luego de tantas horas de este accionar, a las 18:30 la paciente es evaluada por la matrona -considerando que el feto presenta condición normal- y describe dilatación vertical de siete a ocho centímetros, se efectúa evaluaciones manuales y el médico de guardia – el cual desconoce su identidad- indica que la paciente debe ser ingresada de urgencia al pabellón, hasta las 19:45 la evaluación indica que los latidos cardioifetales son normales, pero hasta esa hora Pierotic no llegaba.

A las 20:00 horas ya se encuentra el médico tratante y describe dilatación de 10 centímetros y le explica a la paciente que se le efectuará el trabajo de parto y que le realizaría detecciones, cosa que ya lo había hecho la matrona por indicaciones del médico de turno. A esto Alfaro intenta varias veces comunicar que la anestesia ya no estaba haciendo efecto, “sentía todo el accionar e intento por sacar a mi bebe, luego el medico torturador intenta rotación de la presentación de forceps, maniobra que resultó frustrada al no lograr la rotación requerida para obtener el parto”.

La paciente soportó la intervenciones del médico y luego de un diagnostico frustrado, este decide hacer cesárea, pero para el bebé era tarde. Al sacar la criatura lo trasladaron a Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales con diagnostico grave, por otro lado la madre quedó moribunda y soportando oxígeno para la reanimación, en este momento el medico no dio la cara y se escabullía, según  la declarante.

El parto por cesárea fue a las 20:18 horas, el bebé es de sexo masculino, pesó 3,610 gramos y midió 52 centímetros, según la auditoría realizada por el jefe de ginecología y maternidad Marco Aramayo, señaló que al neonato se le efectuaría intubación de la vía aérea en UCIN y la madre deberá permanecer hospitalizada por un día más.

De esta manera, Alfaro exige respuesta ante este hecho lamentable para su familia, “los verdaderos responsables sin medir ninguna explicación hacia los afectados se lavan las manos y siguen su vida laboral como si nada hubiera acontecido. Ni siquiera en mi caso, tuvieron la decencia de reunirnos con mi familia y darnos una explicación que ayudara a calmar nuestro inmenso dolor”, manifestó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X