Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Profesionales del Serviu ya realizaron una revisión ocular y se preparan para medir su condición con instrumentos. A priori, las grietas serían superficiales y no generarían riesgos, según mencionó el director del organismo.

Tras las denuncias de vecinos y peatones que transitan por el puente que sirve como continuación de calle Justo Donoso con el inicio de Avenida Cisternas, frente al Parque Gabriel Coll, profesionales del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), entidad que encabezó el proyecto de construcción hace algunos años, recorrieron haciendo una inspección visual a la obra, debido a las alertas por las fisuras y un desnivel de unos 10 centímetros que presenta el viaducto.

Así lo afirmó el director regional de Serviu, Óscar Gutiérrez, quien mencionó que a priori, las fisuras señaladas por los vecinos no significarían un daño estructural ni supondrían riesgo, pero anticipó que se realizarán pericias con instrumentos en los próximos días.

“Los profesionales fueron y vieron la fisura que había en el terraplén, no en la losa y dicen que estructuralmente no reviste mayor peligro, pero le harán una evaluación más profunda para incorporarlo en las mantenciones del próximo año, porque las de este ya las licitamos”, dijo Óscar Gutiérrez.

Pero además mencionó que van a evaluar la infraestructura con más detalle por parte de ingenieros y constructores civiles, con instrumentos adecuados,  y “si presentara riesgos, tendríamos que abordarlo con un proyecto de emergencia, pero jamás dejaríamos que pasara a mayores. A simple vista no tiene problemas”, precisó el director de Serviu.

Consultado si el puente resistía el paso de camiones, además del tránsito de vehículos menores que recibe a diario, indicó que sí, que soportaba las 40 toneladas que era el peso máximo de un camión, siempre que el vehículo de carga cumpliera con las normativas, ya que lo que se permite en ciudad es ese tonelaje.

Referente a si los puentes son revisados de manera permanente, Gutiérrez señaló que no, porque tienen una vida útil y con el correcto uso se deberían cumplir.

 

Residentes insisten

Residentes del sector han insistido en que se haga una revisión minuciosa del viaducto, puesto que creen que por una pequeña falla podría producirse un daño mayor a la obra con el paso del tiempo y plantean que no se trata solo de las fisuras del terraplén, sino que también presenta un desnivel de unos 10 centímetros,

Luis Leiva indica que “yo no creo que se vaya a venir abajo o que vaya a colapsar, porque es una obra relativamente nueva, pero cuando hay imperfecciones como las que son evidentes, hay que inspeccionar con ojo de águila, ya que por un descuido, el puente puede continuar deteriorándose”.

Laura Valdivia tiene una opinión opuesta y reconoce que no se había percatado de lo que estaba pasando, pero tras leer la información en nuestro medio, fue a observar el daño, pero “creo que la gente exagera con estas cosas. No es para que estén pidiendo reparaciones o piensen que se va a venir abajo. Estas cosas las reparan rápidamente, pero no es para que anden llamando a los diarios”.

Otra opinión es la de Felipe Rojas, quien menciona que “yo estuve muchos años en Estados Unidos y allá si ven un pequeño daño en un puente lo corrigen de inmediato. Pueden hasta demolerlo y construir uno nuevo por el solo hecho de que presente algo que no es normal. La seguridad debe ser siempre lo primero”.

Suma que el desnivel que presenta en una de sus partes es de preocupación si es que eso se produjo después de que lo construyeran porque “me da la impresión que cuando lo hicieron eso estaba así, no parece desperfecto”, opinó.

De acuerdo a documentos oficiales, la construcción del puente que ha llamado la atención de los vecinos y peatones, es una obra que del año 2007 correspondiente al Serviu.

En los documentos iniciales señalan que el proyecto “considera la ejecución de las obras del Puente Zorrilla, que conecta las calles Justo Donoso de La Serena y Vicente Zorrilla de la localidad de Las Compañías. Adicionalmente se considera la continuación del proyecto hacia el sur, hasta conectarse con la Avenida Cisternas a través de la calle Castro. Consulta un largo total de 2,5 kilómetros con un puente de hormigón sobre el lecho central de 150 metros”.

En definitiva, sería una obra proyectada a muchos más años de vida útil.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X