• Dirigentes vecinales aseguraron que muchas construcciones no contaban con un correcto trabajo técnico para la conservación de los inmuebles. (Fotografía: Juan Carlos Pizarro)
  • Vecinos se informaron sobre las acciones a seguir y beneficios a los que pueden acceder. (Fotografía: Andrea Cantillanes)
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Mientras se terminan los últimos catastros, los vecinos se informan sobre los recursos a los que pueden acceder para reparar sus viviendas. Los dirigentes vecinales quieren concientizar a cada actor para lograr "cambios de fondo y soluciones oportunas" para los edificios patrimoniales.

Los daños en el Casco Histórico de La Serena tras el más reciente terremoto en la zona fueron algunos de los hechos que más lamentó la autoridad local al momento de hacer balances tras la emergencia.

Los lentos procesos para reconstruir y restaurar edificios regulados por la Ley de Monumentos Nacionales, una vez más preocuparon a la comunidad, y quienes han liderado tanto críticas como gestiones han sido los mismos propietarios de las viviendas y vecinos de la zona típica.

En el Comité Pro Reconstrucción del Casco Histórico son conscientes de las dificultades para rescatar sus casas, de alto valor patrimonial, y junto a la Sociedad de Fomento Barrio Almagro buscan agilizar soluciones concretas y conseguir un “apoyo oportuno" de las autoridades, con el objetivo de recuperar construcciones afectadas y prevenir que se repitan las lamentables postales de las que ha sido testigo La Serena en las últimas semanas.

Fondos a disposición

El pasado jueves los dirigentes se reunieron para analizar el escenario, que ha cambiado un poco tras el terremoto, con una reunión informativa en la que dieron a conocer a los vecinos las líneas de financiamiento a las que pueden acceder para mejorar sus viviendas.

La presidenta de la Sociedad de Fomento Barrio Almagro, Irene Machuca, explicó que se pusieron a disposición dos modalidades. La primera de ellas es un programa a través del cual Serviu aportará recursos para la recuperación del Casco Histórico.

Los montos disponibles aumentaron y llegaron hasta los 360 UF para este año, y las coordinaciones, que habían comenzado en los primeros días de enero, se han ido intensificando luego del terremoto.

"Así se construyó Chile, con la vida de barrios y el Barrio Almagro lo ha logrado rescatar al límite de la resistencia urbana y eso es lo valedero", Javier Armino, Comité Pro Reconstrucción

Con la emergencia, los vecinos podrán acceder también a los beneficios destinados por el gobierno a todos los damnificados de la región y coordinados a través de la Ficha Básica de Emergencias (Fibe) del Ministerio de Desarrollo Social, cruzada y ejecutada por la cartera de Vivienda y Urbanismo.

Irene Machuca, quien además se había desempeñado durante un tiempo como directora de Obras Municipales, sostuvo que “para quienes conocemos el sistema público, las respuestas han sido rápidas”, destacando las gestiones de las autoridades para el Casco Histórico que en esta ocasión “han sido mejores”, en un trabajo que históricamente ha sido más bien lento.

Una oportunidad tras la tragedia

Javier Armijo, presidente del Comité Pro Reconstrucción, les transmitió a los vecinos presentes en la reunión, que tras las grietas y daños del terremoto, la emergencia significó una oportunidad y “un remezón” para todos los actores, luego de años de gestiones lentas y con pocos logros.

En entrevista con El Día, Armijo señaló que el objetivo de las organizaciones vecinales es ayudar “en una restauración no solamente externa, sino interna de las viviendas. Es algo más integral, y desde esa óptica queremos trabajar con las autoridades y ver cómo podemos desarrollar dichas articulaciones”.

Para el vecino, los lentos avances en el sector se deben “a una negligencia no solo de parte de algunos vecinos, que no se preocuparon de restaurar sus viviendas, sino que también de parte de las autoridades, en específico de la municipalidad, de Culturas y de Serviu, que no se sentaron en una mesa de trabajo patrimonial efectiva para restaurar el Casco Histórico”.

"Para quienes conocemos el sistema público, la respuesta ha sido rápida. Yo creo que de las tragedias surgen soluciones buenas y eso hay que destacarlo", Irene Machuca, Fomento Barrio Almagro

También recalcó en el rol de los mismos propietarios de las viviendas. Cuando compró su casa, Javier realizó una restauración completa, y si bien admite que el proceso puede ser lento, por lo lineamientos que se deben seguir, incluso en los colores, sumado a los costos, que pueden ser bastante altos, “se puede, si se hace de forma constante y tienes una mantención efectiva de tu casa, remover los estucos rotos, enmallar la fachada, volver a colocar el cemento, entre otras cosas, así se va a mantener bien”, dijo.

Los vecinos están esperanzados y confían en que tanto propietarios como autoridades tomen conciencia y “las cosas se hagan bien”. En la entrevista explicaron que muchas de las fachadas que colapsaron no habían sido tratadas técnicamente como corresponde, muchas de ellas no tenían fortificaciones y “el adobe no se lleva muy bien con el cemento”, por lo que esperan que el trabajo de aquí en adelante se haga siendo conscientes de que un nuevo terremoto podría traer consecuencias peores.

Necesidad de cambios

Javier Armijo, presidente del Comité Pro Reconstrucción del Casco Histórico considera que “somos un país más bien reactivo, porque reaccionamos frente al embate del tiempo y la naturaleza y no tenemos un apoyo previo efectivo”.

En ese sentido emplazó a las autoridades “a que actúen”, y se hagan modificaciones sustanciales a la Ley de Monumentos Nacionales y “presten atención al Casco Histórico (…) un llamado de atención al subsecretario de Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda, que conoce la región y La Serena Puntualmente. Ha ayudado a hacer proyectos, pero queremos que no solo haya mayor financiamiento, sino también mayor atención”.

Irene Machuca, presidenta de la Sociedad de Fomento Barrio Almagro, indicó que espera que los cambios en la ley permitan tener más capacidad de decisión a nivel local para solucionar los problemas del patrimonio y acortar los tiempos de acción.

 

Sigue el catastro

Cerca de 70 nuevos casos se han sumado a los catastros tras el terremoto para el Casco Histórico, que deberán ser revisados por la dirección de Obras Municipales. Los dirigentes vecinales hicieron gestiones para llegar a vecinos que habían quedado fuera en un sector principalmente habitado por adultos mayores “que no le abren la puerta a cualquiera”, explicó la presidenta de la Sociedad de Fomento Barrio Almagro, Irene Machuca.

La dirigente vecinal indicó que “nos estamos preparando y seguimos trabajando de todas formas, insistiendo con la aclaración de los antecedentes para que no quede ningún vecino fuera”.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X