Crédito fotografía: 
El Día
El parlamentario destacó el despacho de la iniciativa que facilita y amplía el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), estableciendo como único requisito para postular el tener Registro Social de Hogares.

El diputado por la Región de Coquimbo, Sergio Gahona, valoró la aprobación del proyecto de ley que permite la entrega de un bono no reembolsable de $500 mil para todos los trabajadores de clase media que en los últimos meses hayan sufrido una disminución de al menos un 30% de sus ingresos.

Según explicó el parlamentario, dicho monto lo recibirán todas las personas que antes de la emergencia sanitaria tenían una renta de entre $400 mil y $1.500.000. Pero además, agregó Gahona, quienes incluso ganaban hasta $2 millones antes de la crisis también recibirán un aporte directo en dinero, que será decreciente según sus ingresos.

“Teníamos una deuda pendiente con todas las familias de clase media que se han visto gravemente afectadas por la crisis. Quizás nunca esperaron que el Estado los ayudaría con algún tipo de beneficio, pero los efectos de esta emergencia son tan grandes que lo mínimo que podíamos hacer era tenderles una mano, tal como lo hicimos al inicio de la pandemia con los más vulnerables”, valoró el parlamentario.

“Teníamos una deuda pendiente con todas las familias de clase media que se han visto gravemente afectadas por la crisis”.

En esa línea, Gahona destacó también se haya aprobado la entrega de un préstamo blando sin intereses para quienes lo requieran, hasta por un máximo de $1.950.000 y que se podrá pagar en cuatro cuotas anuales. De acuerdo a lo que explicó el diputado de la Región de Coquimbo , las familias podrán solicitar mensualmente hasta $650 mil durante tres meses, tendrán además un año de gracia, comenzando a pagar el crédito recién en 2022, y si para el año 2025 aún quedan saldos pendientes se condonarán directamente.

“En total, las familias podrían llegar a recibir hasta $2.450.000, un monto que hasta hace un mes era completamente impensado. Y lo más importante es que el crédito será contingente al ingreso y una persona nunca tendrá que pagar más de un 5% de su renta, y si al término del plazo no se ha cancelado todo el saldo, el Estado asumirá la diferencia. Estamos hablando de un verdadero paquete de ayuda económico que esperamos que sirva para que millones de personas puedan sortear los efectos de esta crisis”, sostuvo Gahona.

Por último, el diputado también valoró la aprobación de un proyecto de ley que facilita y amplía el acceso al Ingreso Familiar de Emergencia para las familias más vulnerables del país, eliminando el requisito de vulnerabilidad y estableciendo como única condición para postular el tener Registro Social de Hogares. Además, se incorporan como nuevos beneficiarios a las personas que reciben una pensión básica solidaria por invalidez o vejez.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital