• El letrero da cuenta claramente que en el lugar donde se hacen los ejercicios militares hay espacios donde existen explosivos sin detonar y precisamente uno de estos aparatos sería el que pisó el soldado conscripto Carlos Quiroz, dejándolo con lesiones a él y herido de gravedad a  su compañero Jaled Jure, quien continúa grave.
    El letrero da cuenta claramente que en el lugar donde se hacen los ejercicios militares hay espacios donde existen explosivos sin detonar y precisamente uno de estos aparatos sería el que pisó el soldado conscripto Carlos Quiroz, dejándolo con lesiones a él y herido de gravedad a su compañero Jaled Jure, quien continúa grave.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Está con visitas absolutamente restringidas a sus familiares más cercanos y próximas horas serían claves en su evolución. Terreno donde ocurrió el accidente permanece cerrado y letreros anuncian el peligro de explosivos.

En estado grave, pero estable dentro de su gravedad, continúa el soldado Jaled Jure Villalobos quien resultó herido en una explosión mientras se realizaban ejercicios militares en la localidad de Puerto Aldea, al sur de Tongoy.

El joven de 20 años de edad fue víctima en un accidente donde otro conscripto pisó un elemento explosivo que detonó e hirió a ambos uniformados, a Carlos Quiroz Quiroz, de 19 años y a Jaled Jure, sacando éste la peor parte, luego que una esquirla le penetrara por uno de sus ojos y se alojara en su cabeza, dejándolo en una crítica condición que obligó a trasladarlo hasta el Hospital San Pablo de Coquimbo donde fue intervenido  quirúrgicamente.

El hecho ocurrió el martes recién pasado en el sector de Puerto Aldea donde se encontraban en ejercicios militares y mientras realizaban una caminata nocturna, Carlos Quiroz pisó un artefacto que le explosionó en los pies desatando la tragedia.

El comandante del Regimiento 21 Coquimbo, Manuel Herrera, así dio a conocer en esa oportunidad lo sucedido: “Esto fue en una marcha de aproximación, en un ejercicio que ellos llevaban toda la noche, preparando un ataque que se iba a hacer en la madrugada, iban caminando desplegados en el terreno y uno de ellos habría pisado este artefacto que se está averiguando qué es lo que es y que estaba enterrado”, señaló.

Traslado a Santiago

Mientras el soldado Carlos Quiroz era dado de alta, ya que recibió heridas leves y trasladado al Hospital Militar en Santiago, como medida preventiva y dentro del protocolo del Ejército, Jaled Jure era intervenido de urgencia en el centro asistencial de Coquimbo, horas durísimas para sus familiares que permanecieron todo ese tiempo en las afueras del hospital.

Al día siguiente (miércoles), tras la autorización de los médicos locales y de la familia, Jaled Jure fue enviado a la capital en un avión ambulancia acompañado por un equipo médico y su madre Pamela Villalobos, mientras que otros tres familiares viajaban vía terrestre.

Una vez en la capital fue de inmediato internado en el Hospital militar.

A la espera de la evolución

Hasta ayer Jaled Jure continuaba en estado grave, según los informes entregados a la familia.

Su tía Paola Villalobos, confirmó la condición en que se encuentra indicando que “está estable dentro de su gravedad y solo hay que esperar su evolución”, señaló en un contacto telefónico.

Reconoció que su estado era delicado y que por esa razón la familia tenía las visitas muy restringidas.

De hecho, le permiten verlo en horarios que van desde las 12:00 a 12:30 horas y de  18:30 a 19:00 horas.

“Está estable dentro de su gravedad y solo hay que esperar su evolución”. Paola Villalobos, tía de Jaled Jure.

Debido a su condición, se les habría informado que las próximas 48 horas serían fundamentales en la evolución, por lo que sus seres queridos permanecen alerta todo el día, pero con la fe y la esperanza intacta de que se va a recuperar.

Han señalado que se trata de un joven siempre activo, deportista y participativo, lo que hizo que se ganara el aprecio de sus compañeros dentro del regimiento donde cumple el servicio militar, al que se presentó de manera voluntaria.

Lugar restrtingido

El lugar en donde ocurrió la explosión, que es un terreno que le pertenece a la Armada de Chile, pero realizan ejercicios allí indistintamente la Armada y el Ejército, ayer permanecía cerrado y con las actividades militares suspendidas hasta que la investigación que se inició arroje resultados que aclaren qué tipo de explosivo fue el que pisó el sondado y por qué estaba allí.

En un recorrido por el lugar se pudo apreciar que el portón estaba cerrado y solo se podía leer un letrero de la Armada donde se advierte que está prohibido el acceso y que el lugar es una zona de explosivos sin detonar (ver fotografía).

Residentes de Puerto Aldea mencionaron que antes el acceso era por la quebrada y no por el centro del pueblo, que han solicitado que esta medida se cambie, pero no se ha hecho sin que se les explique esto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X