• Durante media hora, pacientes y trabajadores de la Fundación Oftalmológica debieron esperar el trabajo de Bomberos.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Tras la evacuación de este jueves en la Fundación Oftalmológica Los Andes de La Serena, el director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustible, Carlos Herrera, manifestó desde que se produjo la tragedia en Concepción que dejó cuatro fallecidos, las alertas han aumentado, pero no todas tiene asidero.

09:30 de la mañana y la vecina serenense Marisol Tabilo se encontraba sentada en la sala de espera de la Fundación Oftalmológica Los Andes, junto a su marido.

Era un control de rutina programado desde hace días. Todo normal, hasta que de repente comenzó a ver a los profesionales y funcionarios del recinto médico moverse de un lado a otro, hablando por celular “algo nerviosos”, dice Tabilo.

Aun así no fue suficiente para que se alterara. Sin embargo, cuando se percató que dos carros de bomberos llegaban hasta la entrada y un grupo de aproximadamente 10 voluntarios bajaban raudos hacia la clínica, sintió miedo. Sobre todo, cuando comenzaron a evacuar a todos los que se encontraban adentro. “No entendía mucho lo que pasaba, obviamente da un poquito de miedo la situación, más cuando escuchas que es una fuga de gas”, dice Marisol, con una voz risueña, pero nerviosa.

Y claro, recuerda lo que sucedió en Concepción el pasado 21 de abril, cuando producto de una emergencia similar se produjo una explosión de dejó a cuatro personas fallecidas. “A una se le vienen a la mente esas cosas, pero al parecer acá ya está todo controlado”, manifestó la vecina.

ADMINISTRACIÓN LLAMA A LA CALMA.  

Efectivamente tras media hora del trabajo bomberil, la situación pudo controlarse sin inconvenientes que perjudicaran a los usuarios, más allá de “perder algunos minutos”.

Estando en el lugar El Día pudo contactarse con la administradora de la Fundación, María Teresa Alfonso, quien sostuvo que se trataba de un hecho aislado y que el evento fue controlado rápidamente gracias al trabajo de bomberos y la colaboración de los usuarios quienes en todo momento mantuvieron la calma. “No tuvimos ningún tipo de daño. Sólo preferimos prevenir debido a la posible emanación, esto por todo el susto que pasó en el sur, pero ya estamos funcionando con normalidad”, precisó.

“VARIOS DÍAS CON OLOR“

Diego Latorre, capitán de la Séptima Compañía de Bomberos de La Serena, sostuvo que se realizaron los trabajos correspondientes para descartar cualquier tipo de peligro y que tras llevar a cabo los protocolos establecidos para estos casos, y no detectar nada irregular permitieron el reingreso de las personas.

Aseveró que era la primera vez que debían acudir al lugar por un llamado de esta naturaleza que tuviese que ver con emanación, pero a su vez, alertó que los funcionarios le señalaron que el fuerte olor a gas proveniente de un pabellón se viene percibiendo desde hace varios días. “Es primera vez que nos llaman por esta situación, pero nos dicen que hace tiempo que sienten este olor. Ahora ya está ventilado y ellos a nivel interno tendrán que averiguar de dónde proviene este olor”, indicó el capitán de Bomberos.

Consultado respecto a los pasos que vienen ahora, tras conocer que el hecho se repite y si no seguirán monitoreando el lugar, tras la experiencia de Concepción, Latorre indicó que eran eventos diferentes. “A diferencia de lo que pasó en Concepción, donde no se hizo el trabajo especializado de Bomberos, acá nosotros acudimos, tal como acudimos a todas las emergencias con gases”, indicó.

SEC PONE “PAÑOS FRÍOS”.

El director de la Superintendencia de Electricidad y Combustible de la Región de Coquimbo, Carlos Herrera, ratificó que desde que se produjo el trágico evento en el sur han aumentado los llamados por emanación “o supuesta emanación de gases” en la zona, en buena medida porque la gente se está preocupando más. Sin embargo, asegura que la mayoría de los casos no tienen un real asidero y sólo uno de cada 10  corresponde a una emanación efectiva que pudiese implicar algún riesgo para las personas.

De todas formas, en lo que respecta a domicilios particulares, Herrera hace un llamado a la auto fiscalización, “que cada persona que viva en el domicilio sepa dónde está la llave de cierre del gas, y que se realice una mantención cada dos años”, puntualizó.

En el caso de los establecimientos que atienden público, como la Fundación Oftalmológica Los Andes, el director del SEC asegura que ellos están inspeccionando y chequeando que los recintos tengan el sello verde que acredite el buen estado, y de encontrar uno de estos sellos vencidos se instruye al propietario que debe certificar sus instalaciones y de haber un riesgo mayor, la Superintendencia tiene la facultad de cortar el suministro inmediato.

Específicamente referido al episodio vivido la mañana de este jueves en el edificio de la clínica, la autoridad manifestó que se puso en contacto con Bomberos inmediatamente una que vez que conoció la situación quienes reportaron que no había instalaciones irregulares. Sin embargo, atendiendo a que los olores son constantes la entidad mandató a la empresa de gas que abastece a clínica revise todo el sistema y “en caso de encontrar cualquier desperfecto, deberán corregir el problema de inmediato para seguir funcionando”, sostuvo Carlos Herrera.

LA TRAGEDIA EN CONCEPCIÓN

Fue el pasado 21 de abril cuando en el Sanatorio Alemán de Concepción se registró una explosión debido a una emanación de gas no controlada. El saldo dejó a cuatro víctimas fatales y alrededor de 50 heridos de diversa consideración. Tras el hecho, los protocolos de seguridad se vieron seriamente cuestionados debido que aparentemente la evacuación no fue completa ni oportuna.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X