Crédito fotografía: 
Cedida
Preocupación mantiene la comunidad de El Maqui hasta El Maitén, tras casi una semana de emergencia frente a los focos de fuego que se han generado en el sector. Vecinos solicitan ayuda y capacitaciones para poder enfrentar de mejor manera este tipo de sucesos.

Por El Ovallino 

Durante la madrugada del 20 de agosto, un descontrolado incendio afectó a la zona de “Cuestecita”, ubicado entre las localidades de El Maqui y el Maitén, a 44 kilómetros de Monte Patria. Más de 22 hectáreas fueron consumidas por el fuego en un perímetro cercano a la orilla del río Mostazal.

Bomberos de la provincia y personal de la Conaf, junto con camiones aljibes del municipio de Monte Patria, trabajaron arduamente durante esa jornada logrando controlar la situación en horas de la mañana de aquel día. Los daños afectaron principalmente a la flora del lugar y a tres viviendas que se encontraban sin moradores.

Pero la emergencia está lejos de terminar. Durante la mañana de este sábado, otro brote amenazó a la poca forestación que queda en el lugar, donde la comunidad que se encuentran organizada desde el martes, intenta prevenir otro gran siniestro.

La presidenta de la junta de vecinos de El Maitén, Jaqueline Marín es categórica al señalar que el estrés es contante tras la situación, “todos ya estamos paranoicos con el tema, vemos cenizas a los lejos y vamos corriendo pensando que es humo. Hoy en la mañana (sábado) se volvió a encender un foco grande, con llamas altas. La comunidad se movilizó y vino un tractor para que nos ayudara a tirar agua y lograron apagarlo. Hemos estado así desde el día sábado, llevamos una semana”.

Los brotes aún persisten lo que ha llevado a vecinos del sector a organizarse para apagar por sus propios medios las débiles llamas que se activan en la zona.

 

Trabajo en equipo

Consuelo Infante, es la presidenta de Centro de Apoderados de El Maqui y relata la situación desde el día que se generó el gran incendio, “en rigor, la primera noche tuvimos todos despiertos porque el fuego estaba en nuestras casas; segunda noche nos mantuvimos en vigilia por turnos; la tercera noches, hicimos vigilia por rondas, porque ya todos estábamos agotados, entonces cada cierto tiempo se iba comunicando qué es lo que se veía; la cuarta noche se mantuvo rondas pero más distanciadas y este quinto despertar, nos encontramos con un foco acá abajo en la zona de expansión hacia El Maqui, hacia lugar habitado como a las 6:30 de la mañana y ahí nos coordinamos”.

A su vez, Consuelo indica que la situación es preocupante no tan solo durante esta emergencia, sino que también para la próxima temporada, ya que las medidas de acción tras el siniestro, no ha tenido contentos a los habitantes de la zona afectada. “Tener estos focos de calor a estas alturas del año, con la falta de agua que hay, es súper probable que estos incendios se sigan repitiendo en otros territorios, y el desafío es activar una manera de combatirlos de forma más efectiva que la que se ha demostrado acá”. 

“Conaf ha demostrado que para charlas sirve, pero para combatir incendios en terreno no, porque no es capaz de trabajar con el territorio, con la municipalidad y los actores que estamos interesados en que esto se apague”, manifiesta la representante de la localidad de El Hinojal.

En esta misma línea, Jaqueline de El Maitén señala que, “estamos colapsados, los vecinos del Hinojal se amanecen haciendo rondas, los de Cuestecita también, es muy grande todo esto. Estamos bien organizados como vecinos, pero necesitamos capacitaciones para saber cómo enfrentar un siniestro de este nivel”, sostiene.

 

Medidas y soluciones

 Mediante las soluciones para prevenir futuras emergencias, la dirigente expresa, “la ayuda que necesitamos por lo pronto es formar la Compañía de Bomberos, que inyecten recursos a la brigada de bomberos que existe en Pedregal, porque ellos ni siquiera tiene un vehículo donde movilizarse, tampoco tienen una moto bomba que sea exclusiva para ellos, ni las herramientas necesarias para combatir esto”.

También, agrega que, “como comunidad, el municipio nos puede gestionar mínimo una motobomba que podamos disponer, necesitamos capacitaciones por parte de Conaf, y de la Oficina de Emergencia, porque esto es solamente la punta del Iceberg, van a venir más incendios, más calor, más sequía”.

Frente a la situación que aún viven, ambas representantes destacan la labor de toda la comunidad y la municipalidad, “aquí hay que sacarse el sombrero es a la comunidad, que manera de movilizar sus recursos, de poner a disposición sus habilidades, ahora viene llegando un vecino del norte y ofreció su ayuda para el mantenimiento de motobombas y maquinarias pesadas, esa dinámica se ha dado mucho”, finaliza Consuelo.

 

Alerta preventiva por altas temperaturas

 Por otro parte, tras la altas temperaturas que se prevé para los próximos días, la Onemi levantó durante este viernes, alerta Temprana Preventiva para la Región de Coquimbo por amenaza de incendio forestal, de acuerdo a la información proporcionada por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC). “… indicando que se prevén altas temperaturas en sectores de valle y precordillera de la Región de Coquimbo, durante los días lunes 26 y miércoles 28 de agosto”, explica el informativo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X