• Imagen referencial del Valle del Elqui, Región de Coquimbo
Crédito fotografía: 
Internet
Entre los días domingo y martes se espera que precipite y las posibilidades de aluviones son de moderada a alta en la Región de Coquimbo y en la zona sur de la Región de Atacama. El llamado de las autoridades es a estar informados.

Como medida preventida, las autoridades regionales y la Dirección Regional de la ONEMI, han decretado alerta amarilla en la Región de Coquimbo y en el sur de la Región de Atacama debido a que existen condiciones meteorológicas que posibilitan precipitaciones en zonas precordilleranas y cordilleranas.

Las precipitaciones se esperan específicamente los días domingo, lunes y martes, teniendo un rango máximo pronosticado de 20 milímetros. Sin embargo, y según las condiciones y antecedentes, precipitaría de forma líquida donde habitualmente precipita en forma sólida, lo cual podría provocar aluviones o remoción de masa.

La posibilidad de  aluviones es de moderada a alta y no se descarta que se vean afectadas las zonas costeras por el arrastre natural de ríos, valles y quebradas. 

De este modo, la importancia de la alerta amarilla es informar sobre esta situación tempranamente tanto a las posibles comunidades afectadas como a los turistas, quienes en su mayoría desconocen la geografía de la región y el proceder en caso de emergencia. 

"El sentido de la alerta amarilla es intensificar las condiciones de monitoreo de las variables de riesgo, en este caso el evento meteorológico con posibilidad de aluviones, es decir, verificar, que ya lo hemos hecho con los niveles provinciales y comunales, dónde históricamente han ocurrido este tipo de eventos, entonces ahí tenemos claro en términos de afectación fundamentalmente en las comunas de la provincia del Elqui", sostiene Rubén Contador, Director Regional de la ONEMI.

En consecuencia, son las municipalidades quienes deben informar a la población, alistar los medios de respuesta, verificar las condiciones de alojamiento para las personas que pudiesen resultar afectadas, hacer las coordinaciones con las unidades de emergencia y de suministros básicos.

En cuanto a la Dirección Regional de la ONEMI los planes de contingencia se encuentran verificados y debidamente activados. "Todo ese procedimiento se da mucho más intenso bajo esta alerta amarilla y también posibilita un apoyo de recursos superior al nivel provincial y comunal", declara Contador. 

Las precipitaciones de mayor intensidad se esperan para el día lunes en horas de la tarde, monitorenándose cauces y zonas aledañas a los ríos y quebradas, debido a la gran cantidad de campistas que se instalan en las riberas. 

No se descarta que se evacuén a quienes estén en zonas de peligro, sin embargo, el llamado es a estar informados para no exponerse a los aumentos de cauces de los río y posibles aluviones. 

Por otra parte, las autoridades están en conocimiento que se encuentran 582 crianceros caprinos en los sectores cordilleranos de la región, según informe entregado por Carabineros durante esta mañana.

Sumándose a las medidas preventivas, Sernageomin informó sobre el actual pronóstico climático a las empresas mineras emplazadas en las partes altas de la cordillera.

"Esto es preventivo, no queremos alarmar. Niveles regionales, provinciales, comunales, son el flujo de información, sobre todo las municipalidades que son la primera línea de respuesta. No olvidar que esto podría afectar a los bañistas que disfrutan en la zona", enfatiza Rubén Contador, Director Regional de la ONEMI. 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X