• Desde que se supo que la Ruta D-43 tendría un peaje, hubo rechazo de la comunidad. También ha estado en cuestionamiento el valor que se cobra, siendo  el alza anunciado ahora lo que enardeció los ánimos y la plaza de cobros fue atacada.
    Desde que se supo que la Ruta D-43 tendría un peaje, hubo rechazo de la comunidad. También ha estado en cuestionamiento el valor que se cobra, siendo el alza anunciado ahora lo que enardeció los ánimos y la plaza de cobros fue atacada.
  • La imagen corresponde al 17 de diciembre pasado, cuando la plaza de peaje fue destruida por manifestantes en protesta por el alza de precios.
    La imagen corresponde al 17 de diciembre pasado, cuando la plaza de peaje fue destruida por manifestantes en protesta por el alza de precios.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Aunque aún podría lograrse un acuerdo para mantener los valores, aparentemente el área de concesiones del MOP no habría conseguido lo que sí ocurrió con otras empresas concesionarias en el país. Desde que se destruyeron las casetas de cobro en la ruta a Ovalle la compañía ha permitido el libre paso de vehículos por esa plaza.

Parlamentarios de la zona, como Marías Walker, DC, y Sergio Gahona, UDI, han lamentado que hasta hoy la concesionaria de la Ruta D-43 no se haya allanado a mantener los valores de los peajes como lo había solicitado el gobierno y publicó que los valores subirían a partir del primero de enero próximo, tal como lo estipula el contrato.

Esto último provocó una airada reacción de los usuarios de la ruta, especialmente del Limarí, quienes realizaron una manifestación, oportunidad en que resultaron dos casetas de cobro de peaje incendiadas y tres destruidas el pasado 17 de diciembre.

Cómo ocurren los hechos

Tras conocerse la información de que los valores del peaje en la Ruta D-43 aumentarían en 500 pesos, residentes del Limarí se organizaron por redes sociales y llamaron a una manifestación el dicha plaza de cobros por uso de la vía.

Además, el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman había reconocido que acá en la región no se había alcanzado un acuerdo para que mantuvieran los valores, tal como había ocurrido en el resto del país con las otras empresas concesionarias de carreteras. Lo anterior, luego que el gobierno, por intermedio del ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, les hiciera la solicitud formal a las compañías de que mantuvieran los valores debido a la situación que enfrenta el país tras el estallido social.

Si bien el llamado era a realizar una manifestación pacífica, ésta terminó con la plaza de peaje inutilizada con la quema total de dos de las cinco cabinas de cobro y las otras tres vandalizadas. Y en esas condiciones se mantiene hasta el día de hoy, por lo que desde el 17 de diciembre que no se está realizando cobro alguno a los conductores que pasan por ese lugar.

Conversaciones

Después de la destrucción de la plaza de peaje y a pesar que desde el gobierno señalaron que insistirían en las conversaciones para alcanzar un acuerdo, no ha habido ninguna señal de que éstas se hayan reanudado entre el área de concesiones del MOP y la empresa concesionaria. Una de las características ha sido el hermetismo.

A pesar de esto, ha trascendido que el gobierno ha mantenido el diálogo con la concesionaria, pero no harán declaraciones en tanto no haya alguna novedad al respecto, puesto que aún falta para la fecha límite que es el primero de enero.

Y aunque el tema ha estado concentrado en el área de concesiones, el seremi del MOP de la región ha estado permanentemente atento a lo que ocurra y ha viajado a lo menos en dos oportunidades a la capital en los últimos días. De hecho, hasta ayer se encontraría en Santiago.

Un despropósito

El diputado de la UDI, Sergio Gahona, al referirse a lo ocurrido con el peaje de la Ruta D-43, sostuvo que si bien el alza en los precios era por el cumplimiento de un contrato, a lo que aspiraban y así lo manifestó el gobierno, era a que esta empresa pudiese llegar al acuerdo que llegaron todas las autopistas de Chile “para poder mantener el precio razonable y no seguir con los abusos que hoy día se están materializando producto de esta alza de 500 pesos que va a tener el peaje entre Coquimbo y Ovalle”.

El parlamentario oficialista calificó como “un despropósito” lo ocurrido y mencionó que, “la empresa tenía todos los espacios para poder llegar a un buen acuerdo para favorecer a los chilenos y creo que aquí Sacyr no ha estado a la altura de lo que necesita la gente de la región de Coquimbo. Esto me parece grave y sienta un precedente del comportamiento de este tipo de empresas y de esta empresa específica, respecto de lo que nece4sita Chile y cómo contribuyen los empresarios, especialmente los inversionistas extranjeros para ayudar a solucionar los problemas que tiene el país hoy día, sobre todo en temas sociales”.

“La empresa tenía todos los espacios para poder llegar a un buen acuerdo para favorecer a los chilenos y creo que aquí Sacyr no ha estado a la altura”. Sergio Gahona, diputado UDI.

Dos errores

Quien también se refirió a esta situación que ha enfrentado al gobierno con la concesionaria Sacyr fue el diputado DC, Matías Walker, quien recordó que como parte de los compromisos del gobierno tras el estallido social el 18 de octubre, se iba a entrar en una fase de renegociación para evitar futuras alzas de peajes en todas las autopistas concesionadas del país.

Walker lamentó que finalmente en la única autopista en donde no se logró mantener los valores del peaje es la Ruta D-43 y recordó que en el primer gobierno de Sebastián Piñera, cuando se hizo el modelo de dicha concesión, él advirtió que el subsidio que el Estado le estaba otorgando era insuficiente. “Y ahí nace todo el problema, en el diseño del modelo de la concesión”. Esto, porque se advertía que se tendrían que hacer obras complementarias no consideradas y finalmente se agregaron al contrato.

Pero también reconoce errores en el gobierno de Michelle Bachelet, puesto que se terminó cargando la concesión a los usuarios de las obras complementarias. “Hubo dos errores, el diseño en el primer gobierno del Presidente Piñera y en el gobierno de la Presidenta Bachelet que se incorporaron obras adicionales y por parte de la dirección de presupuesto nunca se conversó con el Ministerio de Obras Públicas la incorporación de un subsidio adicional”, indica Walker. Aunque dicho subsidio adicional no fue aceptado por el entonces ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, señalando que no eran parte del modelo original.

Matías Walker también lamentó que el actual ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno,  no haya logrado renegociar, para que no haya nuevas alzas en los peajes, respecto de la Ruta D-43, como sí ocurrió en otras autopistas nacionales.

Reconoció que ha estado preocupado de este tema y que ha consultado al gobierno por la actual situación, peri que la respuesta ha sido que “esto quedó definido en  el modelo de negocio de la primera licitación y después las obras adicionales se comprometieron, pero con cargo al peaje, con cargo a los usuarios. Lo cierto es que no lograron renegociar las condiciones para haber impedido nuevas alzas en el caso de esta concesión”.

A pesar que todo pareciera indicar que el alza del valor del peaje se materializará a partir del primero de enero, no se descartaba ayer que en los días que restan pudiese lograrse un acuerdo con la concesionaria de la ruta a Ovalle y aunque la posibilidad sería lejana, no se  ha desechado.

Por ahora, la plaza de peaje sigue destruida, tal como quedó el 17 de diciembre cuando fue atacada.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital