Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se han realizado operativos de limpieza y se ha sacado a quienes ocupan los espacios públicos, pero la problemática sigue. Desde Desarrollo Social sostienen que la mayoría no corresponde a las personas en situación de calle catastradas en la comuna.

Incomodidad y también preocupación ha generado entre vecinos del centro de La Serena la presencia de personas que “se han tomado” las calles y áreas verdes de la capital regional. Esto, debido a una serie de conflictos de insalubridad e inseguridad que se han generado, específicamente en el bandejón de Amunategui, en las cercanías del Terminal de Buses.

Por estos días, la intersección con calle Los Santos es testigo de una problemática recurrente en la capital regional, protagonizada, en parte, por personas en situación de calle y también mochileros que duermen, comen y orinan en la vía pública, lo que incomoda quienes día a día transitan por ese sector.

Vecinos contactaron a El Día para denunciar que incluso se han registrado otras situaciones y comisión de delitos, como el consumo de alcohol y drogas, además de robos de los que habrían sido víctima tanto locales del sector, como algunos transeúntes, principalmente turistas, además de robo a vehículos.

No es nuevo. Cada verano resurge la problemática, debido al mayor flujo de personas ingresando a la comuna. En años anteriores, el problema llegó hasta el punto de que se levantó una suerte de “campamento” de personas que se instalaron con carpas en la plaza que se encuentra detrás del edificio de la Universidad Central.

Las medidas de las autoridades han sido varias y han recorrido plazas y calles para retirar a las personas que las ocupan, pero estas se mueven a otros sectores y se ha generado más de un conflicto en medio.

“Los sacan, pero vuelven”

Fabiola Osorio, presidenta de la Organización Vecinal Calle Las Rojas, hasta donde se ha extendido el problema, señaló que “hemos hecho las denuncias a Carabineros y en la Municipalidad. Los sacan, pero vuelven. Se han juntado como 8 o 10 perros con ellos, y es un riesgo, porque atacan a la gente que pasa y a los vecinos”, indicó.

La dirigente indicó que “las personas duermen ahí, piden plata y es bien complejo, porque son bien agresivos”. Además, complica el hecho de que se trata de “la puerta de entrada a la comuna”, por el terminal y además hay un jardín infantil en las cercanías.

A Osorio le complica principalmente la comisión de delitos. “Es periodo turístico y los extranjeros son bien confiados”, agrega, advirtiendo que la sensación entre los habitantes es “que pueda pasar a situaciones mayores”, por lo que si bien reconoce esfuerzos en terminar con el problema, insta a las autoridades a buscar “soluciones de fondo” en el tema.

Operativos

Este viernes la Dirección de Servicios a la Comunidad de la Municipalidad de La Serena realizó un operativo de limpieza en el lugar. “Nos pidieron que limpiáramos un poste que usan como  urinario en la esquina de Amunategui con El Santo”, detalló Jesus Parra, jefe del departamento.

El funcionario avala la denuncia de los vecinos, indicando que “Está el terminal de buses, que habitualmente está con mucho movimiento, especialmente ahora en verano y por ahí transita una gran cantidad de gente, que da pie para muchas cosas. Carabineros tiene que tener cuidado y nosotros preocuparnos de que las condiciones sean buenas y no se preste para hechos delictuales”.

Parra sostuvo que se ha trabajado con la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco). “Se les visita, se les deriva, pero ellos están acostumbrados a estar en esas condiciones y tienen poco apego como para acostumbrarse a estar en otro lugar. Se oponen a muchas cosas y la Seremi de Desarrollo Social también trabaja en el tema, pero es difícil”, reconoce.

Mayoritariamente foráneos

Consultado por la situación, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Marcelo Telias, señaló que se explica por la estacionalidad y agrega que “Hay personas que se trasladan hacia La Serena o el norte desde diferentes ciudades y están de paso, no se encuentran dentro de registro de las personas en situación de calle que tenemos catastradas y que permanecen todo el año en la ciudad”.

Sin embargo, la autoridad agregó que de todas formas “nosotros podemos ayudarlos con el Registro Social de Hogares para que puedan acceder a la red de apoyo que ofrece el Estado”, entendiendo que se encuentran en situaciones similares.

Menos este año

Las reuniones han sido constantes, pero el problema vuelve a surgir cada cierto tiempo. Entre los puntos que destaca Jesús Parra, se encuentran “las plazas, como la que está en Huanhualí cerca de El Santo. Ahí hay una persona que llega con un carrito y frazadas. También en la Plaza de Armas se ven todas las mañanas problemas de este tipo. En Plaza España, en Libertad, detrás de la Universidad Central y algunos se instalan en la Ruta 5”, dijo.

Parra indica que el problema no ha llegado al punto de lo que ocurrió detrás de la Universidad Central y sostiene que este año la problemática es menor. “No han venido tanto, por la situación social. Lo que tenemos que hace es resguardo y vigilancia permanente”, indica.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X