• La seremi de La Mujer y Equidad de Género, Ivón Guerra, no cierra la puerta a ser candidata en el futuro, pero indica que hoy está abocada a sus funciones en su ministerio.
    La seremi de La Mujer y Equidad de Género, Ivón Guerra, no cierra la puerta a ser candidata en el futuro, pero indica que hoy está abocada a sus funciones en su ministerio.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
La autoridad planteó que están cumpliendo con el mandato presidencial que tienen y señala que acá en la zona partió prácticamente de cero, ya que cuando llegó no había nada.

La seremi de La Mujer y Equidad de Género, Ivón Guerra, al hacer un resumen del primer año que cumple en su cargo lo cataloga como positivo y recuerda que cuando llegó a ese cargo no encontró nada ni siquiera en su oficina y que a partir de ello iniciaron un trabajo de diagnóstico y después han ido desarrollando la agenda de 12 puntos delineada por el gobierno.

También se refiera al nuevo proyecto ley de acoso callejero, lo que no estaba tipificado en el Código Penal y destaca que el apoyo fue transversal desde todos los partidos políticos.

¿Qué balance hace de este primer año de gestión?

“En nuestro gobierno aspiramos y trabajamos cada día para que cada chilena comience a ser protagonista de su vida. Yo recibí un ministerio bastante nuevo al que hemos comenzado a darle cuerpo, cabeza y alma y así poder comenzar a ejecutar las políticas públicas que tiene este ministerio con una agenda mujer potente que recoge las demandas tan pronto asume el gobierno, comenzando por las demandas estudiantiles, nuestro gobierno principalmente escucha, recoge todo esto y a partir del mes de mayo lanza una agenda con 12 puntos que son bastante importantes que hemos ido desarrollando y ya tenemos ad portas de ser ley, por ejemplo, el fuero maternal para las mujeres de las Fuerzas Armadas y de orden. Eso nos deja muy contentos, porque todas las mujeres a lo largo del país necesitan tener algo fundamental que es poder estar con sus hijos y tenemos un proyecto que para nosotros es súper importante, que llevaba cinco años en el Congreso, que por unanimidad fue aprobado hace muy poco y que viene a sancionar el acoso callejero. Hay que dejar en claro que lo que sanciona no es los piropos, porque lamentablemente se ha tendido a confundir o demonizar, pero acá hay una mirada que crea consenso en todas las bancadas en el Parlamento”.

¿Usted hace referencia por el primer caso de acoso callejero en Las Condes?

“Por supuesto, pero este proyecto de ley viene a modificar el Código Penal, donde esto no está tipificado y penaliza el acoso sexual en lugares públicos o de libre acceso. Lo que se va a sancionar principalmente es la captación y difusión de imágenes de los genitales de otra persona en un lugar público y sin su consentimiento, como lo que pasaba mucho en el Metro, con las grabaciones que ocurrían con las estudiantes. O ese tipo que se paseaba en bicicleta (mostrando sus genitales). El abuso sexual contra mayores de 14 años, que no estaba tipificado en el Código Penal, los juristas de la época no lo habían visto así. Por lo tanto, esto viene a ser un apoyo muy grande a las mujeres. Además, de la penalización del acoso en lugares públicos o de libre acceso sin el consentimiento de la víctima o que la persona se sienta intimidada. Además, va a tener penas de prisión que va desde los 65 días hasta los 5 años y habrá multas que van desde los 241 mil pesos hasta casi un millón y medio. Por lo tanto estamos poniendo penas fuertes”.

Denuncia con pruebas

Algunos piensan que es una exageración que se haya legislado y que podría haber cierto aprovechamiento de las mujeres.

“Usted puede denunciar, pero tiene que tener pruebas, pero esto es necesario. Por eso, los vagones del Metro tienen cámara y en lugares donde hay mucha acumulación de público, que es donde empiezan las tocaciones, pero siempre tiene que haber una prueba. Yo no puedo llegar y acusar y decirle que usted me toco, hay que probarlo, ya que por la vida no podemos andar acusando. Esto va a contemplar lo que el Código Penal hasta ahora no lo tenía. Hay mucha mujer que se ha sentido denigrada en la calle por el hecho tan solo de ser mujer. Para nosotros en la Región de Coquimbo también ha sido un avance importante, porque cuando yo llegué prácticamente entré a fojas cero. De hecho, no me encontré nada en la oficina y partiendo de esa base hemos iniciado un trabajo de diagnóstico, durante los próximos días vamos a tener los resultados, donde hemos trabajado con cada uno de los seremis. Es decir, con el seremi del Trabajo, con del de Desarrollo Social, de Educación y todas esas bajadas vienen a nivel regional, donde vamos a comenzar a aplicar, pero necesitábamos saber en qué estábamos, con qué contábamos”.

Hace pocos días la abogada María Gabriela Rojas denunció acoso de parte de su jefe directo en la Defensoría penal Pública, ¿no le escuché a usted una sola palabra sobre eso?

“No se me consultó, nadie, no me llamó ningún periodista”.

Pero no es necesario que le consulten para manifestarse.

“Porque yo no puedo venir por un caso específico, pero decirle inmediatamente que nosotros condenamos cualquier acto de violencia que atente contra la mujer y más aún cuando viene de quienes deben entregar justicia. Por lo tanto, paran nuestro Ministerio de la Mujer y Equidad de Género viene a decir tolerancia cero a cualquier tipo de violencia. Es decir, sin siquiera que me consulten van a tener una respuesta a priori, vamos a condenar inmediatamente cualquier tipo de violencia. De hecho, luego me traslado a la PDI por una chica que está siendo acosada a través de las redes sociales, eso también viene a modificar el Código Penal, porque los juristas de la época nunca imaginaron que iban a existir las tecnologías que hay ahora y se hace imperioso y necesario. Porque detrás de un computador se esconde una mente perversa y esta chica está demasiado asustada y nosotros no vamos a permitir más que una mujer tenga actos vejatorios en todos sus sentidos”. 1601

Mujeres en elecciones

No puedo obviar la pregunta política. Se vienen elecciones de gobernador y en la alianza de gobierno se vislumbra a tres mujeres como precandidatas, Adriana Peñafiel, Daniela Norambuena y Lucía Pinto, ¿qué le dice esa situación?

“En primer lugar, me pone muy contenta que tengamos tres mujeres, es una muy buena señal que el trabajo que hemos estado realizando está teniendo resultados y que en las próximos elecciones también tengamos esa cantidad de mujeres candidatas a alcaldesa, a concejalas y que tengamos esa cantidad de mujeres candidatas a diputadas. Me encantaría que al terminar mi mandato quede una mujer y queden muchas concejalas, alcaldesas y diputadas, porque eso significa que lo que nos ha mandatado el Presidente lo estamos haciendo y la región lo está cumpliendo”

¿Y no le gustaría ser candidata también?

“No, esta vez no. Quiero disfruta mi seremía, pero en estas elecciones créame que no”.

¿Queda abierta la puerta entonces?

“Por supuesto, en política nunca podemos decir que no, pero en estas elecciones no está mi nombre disponible”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X