• Foto: Cedida
  • El Ministerio de Energía levantó esta demanda tras desarrollar una Estrategia Energética en Monte Patria y en la imagen se advierte a los beneficiarios y las autoridades. Foto: Roberto Miranda.
  • Uno de los pasos más frecuentados por los arrieros se denomina El Gordito, casi en la frontera con Argentina. Foto: Roberto Miranda.
Productores de ganado caprino de la Región parten con sus animales a las veranadas en busca de pasto para elaborar el queso cordillerano, acostumbrados a las inclemencias del clima y a largas jornadas con el sol a cuestas, el mismo que hoy les entregará energía sustentable para mejorar sus condiciones de vida.

Daniel Pizarro lleva casi dos meses lejos de su casa. Partió con 400 cabras el 30 de noviembre de 2016 hacia las veranadas argentinas, al igual que miles de crianceros de la Región, realizando una práctica ancestral que se niega a morir. Qué duda cabe. Como en la cordillera hay buenos pastos, cada vez que baja al sector de Rapel a vender sus quesos - atravesando a caballo los afluentes que nutren los ríos de la provincia de Limarí - sabe que ese esfuerzo es recompensado.

Como todos los años instaló un ruco en la cordillera de Patillo a 3.200 metros de altura. Sus cabras han pastado en las vegas que dan una belleza singular al sector El Gordito, uno de los tantos pasos frecuentados por estos arrieros para cruzar hacia territorio argentino. Es un área donde se aprecia el agua prístina brotando de los cerros, en su descenso natural hacia el valle transversal de Limarí. 

Los inicios de Daniel en la transumancia permiten entender qué significa ser criancero. “Estoy en esto hace 35 años. Me trajeron de niño para servirle de guía a mi hermano mayor, porque me enviaba  mi papá, quien siempre tuvo animales”. Relata que a diferencia de otros hermanos, que hoy son profesionales, él es uno de los pocos en la familia que se ha hecho cargo del ganado caprino. “Ando con los animales porque me conviene”, nos responde así de convencido.

A fines de marzo retornará a su casa, donde su familia lo espera con ansias.

No muy distinta es la historia de Héctor Bórquez, criancero de Pejerreyes de Monte Patria. También partió hace un mes y medio a la cordillera con 250 cabezas de ganado. Mantiene una práctica que se prolonga de generación en generación entre diciembre y marzo.

Y hay otros ejemplos como Eduardo Bórquez, que deja por un tiempo su casa de la localidad de Cisternas de Tulahuén y junto a otros dos productores suman 500 animales en la cordillera. En plena veranada logran producir queso cada 8 días para luego comercializarlos. Entre ellos se turnan para bajar a los puntos de encuentro con los compradores, apelando a la solidaridad.

¿Qué tienen en común estos crianceros? Necesitan energía para escuchar música en sus celulares, comunicarse con sus familias en algunos puntos sobre los cerros, escuchar radios AM y poder iluminarse en las noches. La cabalgata en medio de los cerros puede demorar unas 12 horas, y es justamente en esos momentos de radiación, durante el día, en que resulta esencial un sistema práctico para energizar estos aparatos, necesidades que cobran fuerza en sectores muy apartados de nuestra geografía regional. 

“Traemos pilas para la radio, y los teléfonos los cargamos en las casas y acá los mantenemos apagados, y solo los encendemos para llamar cuando encontramos cobertura”, revela Daniel Pizarro, quien confiesa que “el problema es que los celulares también se nos descargan y ahí no podemos llamar”.

Mientras Eduardo Bórquez confiesa que llevan “un par de pilas para que la linterna y la radio funcionen, o hasta pequeñas placas solares para cargar el teléfono”.

De la Mano con la Tecnolgía 

Consciente de esta dificultad, el 2015 el Ministerio de Energía aplicó una Estrategia Energética Local en Monte Patria y definió que una demanda concreta de sus habitantes era dotar de un sistema de energización para los crianceros durante sus veranadas. Para ello, logró financiamiento del Fondo de Inversión Estratégica (FIE) del Ministerio de Economía, por unos 80 millones de pesos, para consensuar una solución que se adapte a las necesidades de los arrieros: un kit fotovoltaico plegable de 20 watts, con accesos USB para alimentar dos linternas y una radio, además de una batería que mantiene a los crianceros con iluminación en las noches dentro de las oscuras rucas que arman junto a las pircas. 

De esta manera, el sol que los acompaña gran parte del día es su gran aliado, porque aprovecharán la excelente radiación de la cordillera, con niveles cercanos a los 1.250 watts por metro cuadrado, potencial suficiente para esta  tecnología. El kit también contiene una cuerda para atarlo al anca de la mula o del caballo, para mantener el panel funcionando mientras ellos se desplazan de un punto a otro en busca de pastos. 

El Seremi de Energía, Marcelo Salazar, subrayó que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet busca “gobernar con la gente, con participación efectiva para que las necesidades sean cubiertas con soluciones que mejoren la calidad de vida, a través de un proyecto que es parte de  nuestra preocupación por combatir la pobreza energética”. El proyecto lo ha ejecutado la Agencia Chilena de Eficiencia Energética. Su Director Ejecutivo, Diego Lizana, destacó la importancia “de incorporar este tipo de tecnología en distintas labores, mostrar que están mucho más cercanas de lo que se cree y que pueden satisfacer necesidades”.

Para el Alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, la clave de este proyecto es que más de la mitad de los beneficiarios de esta política son de la comuna, y “porque se ha gestado con participación ciudadana, con vecinos que se involucran y que son parte de las soluciones; es un aporte para quienes realizan una actividad ancestral”. Mientras que en opinión del Gobernador de Limarí, Wladimir Pleticosic, la iniciativa  responde bien a las necesidades de los crianceros en la alta cordillera. “La transhumancia es una característica de nuestra gente  y generar mejores instrumentos para el bienestar es nuestra prioridad”.

Para Daniel  Pizarro “esta ayuda es lo que necesitamos. La idea es que sea práctico porque nos puede servir no solo en la cordillera, sino que también en la casa. Es importante porque a veces hay personas que no tienen dinero para pilas. Así aprovecharemos la luz del sol que la tenemos todos los días”.
Héctor Bórquez considera que el beneficio refleja lo importante de la ayuda del Gobierno porque no existen medios para tener este sistema. “Creemos que el kit será de utilidad porque durante las veranadas debemos tener pilas para la radio y nos alumbramos con linternas o leña”.

Rodrigo Moroso, oriundo de Pulpica Bajo, también considera que el kit “servirá para cargar nuestros implementos, y en el fondo, será una mejor vida para nosotros. Ojalá que nos dure porque lo que más escuchamos es la radio, y con este implemento también podremos cargar el celular para escuchar música”.

La apuesta del Ministerio de Energía y de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética es ampliar el beneficio a 323 crianceros, por etapas, y buscar el financiamiento para que el kit solar llegue a más crianceros de la Región de Coquimbo.

La Telefonía Celular 

La segunda etapa del proyecto es un complemento a la entrega del kit. El objetivo es definir dos puntos que sean los sectores más concurridos de la cordillera para instalar dos antenas de telefonía celular, gestiones ya iniciadas con la Subsecretaría de Transportes y Telecomunicaciones.

El Seremi Marcelo Salazar precisa que la idea es que las antenas funcionen con paneles fotovoltaicos. “Se levantará la demanda de comunicación con los familias a través de una mejor señal telefónica, con antenas energizadas en los dos principales pasos de los crianceros”, detalló la autoridad. Con esto, los arrieros podrán sacar un mejor provecho al kit solar. 

“Si a futuro se concreta el comunicarnos con celular, tendremos contacto con las familias y eso sí que será beneficioso”, revela Rosendo Bórquez de la agrupación de crianceros de Pejerreyes.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X