Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Con el dicho “la unión hace la fuerza” los gremios de conductores del transporte público mayor esperan ser escuchados y apoyados por parte del Gobierno para solucionar problemas que los dirigentes aseguran tener desde hace años y que se han incrementado con la crisis sanitaria, en la región conductores de las líneas Lisanco y Lincosur se hicieron parte de esta iniciativa, totalizando a cerca de 450 socios.

Con el objetivo de canalizar todas las demandas y petitorios de los diversos sindicatos y federaciones de conductores del transporte público mayor, sus miembros decidieron crear la Coordinadora Nacional de Federaciones y Sindicatos Base de Conductores del Transporte Público Mayor de Chile.

Una idea que nació de los dirigentes regionales, Nemesio Blanco del sindicato Interempresas de Coquimbo de Lisanco, Gabriel Casas del sindicato n°3 de Lincosur y Víctor Castillo del sindicato n°2 de Lincosur, quienes comenzaron a generar lazos con gremios de conductores de otras regiones a finales del 2019 para alinearse frente a sus demandas.

Esto porque los problemas que tendrían los conductores vendrían desde hace años aseguran las dirigencias y se han incrementado por la pandemia debido a la disminución en los flujos de pasajeros, por lo que decidieron agruparse y unirse a través de  esta Coordinadora Regional.

Hasta el momento se han adherido sindicatos y federaciones de conductores de las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, Provincia de Talagante, Biobío, La Araucanía y Puerto Montt y esperan que más sindicatos se vayan plegando al llamado.

Mientras que en la región de Coquimbo quienes se habrían adherido a la iniciativa habrían sido los sindicatos 2 y 3 de conductores de Lincosur, con aproximadamente 350 socios y el sindicato Interempresa de Coquimbo de Lisanco con 56 integrantes activos, mientras que los de la línea Liserco aún no se habrían decidido, pese a que se les realizó la invitación.

Según explicó Blanco “los conductores del transporte mayor se plegaron con el fin que nuestro Gobierno recapacite y pueda ir en ayuda de la primera línea de movilización de nuestro país”.

Dicha Coordinadora no estaría conformada por una sola directiva, sino que su objetivo sería la participación de las bases para incentivar a todos los socios.

“La operatividad la vamos a hacer con actuación de las bases, si bien es cierto las bases son los principal de un sindicato o federación, nosotros decidimos no dejarle solo la responsabilidad  a una cúpula porque no es el sentido que queremos darle, esto tiene un sentido que todas las bases y socios empiecen a luchar para sus trabajadores e incentivarlos a que lo hagan, porque hoy los socios descansan en las directivas y no se hacen partícipes de esto” aclaró el dirigente.

Detalló que los pasos que van a seguir será un reunión por videoconferencia para organizarse  “nuestra forma de actuar va a ser en bloque, todo documento que salga de la Coordinadora se va a implantar en los Gobiernos Regionales y el Gobierno central de tal forma que sea una cadena”.

Situación actual

“Nuestros socios están en un estado crítico, la cantidad de personas que transportan en el día no les alcanza, nos estamos yendo con $10 mil, $15 mil diarios a la casa o menos” explicó el dirigente.

Pese a que esta semana recibieron las cajas de alimentos entregados por el CORE, Blanco admite que no es suficiente para la necesidad que tienen las familias.

“La proporción de pasajeros que estamos transportando hoy día es un margen del 25%, incluso en algunos días menos que eso”.

Algunas de las principales preocupaciones tienen que ver con las condiciones contractuales, puesto que algunos conductores mantienen contrato por el sueldo mínimo para el pago de cotizaciones y leyes sociales, pero sin recibir un sueldo fijo ni base, situación que los dirigentes buscan que se cambie para poder contar con un piso económico y asegurar una mejor pensión al momento de jubilarse.

Asimismo esperan un cambio en la Ley 20.387, ya que dicen que no se respetan los traspasos que deberían realizar los dueños de las máquinas a conductores por subsidios y apoyos estatales y gubernamentales, entre otros aspectos.

“Se viene el subsidio a la tercera edad con la rebaja del pasaje en el 50%, otro desmedro económico a los conductores porque nosotros asumimos ese costo, no el empleador, ellos reciben un subsidio que el Estado les da”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital