• Desde la Seremía de Transportes hicieron un llamado a los usuarios a realizar las denuncias donde corresponde.
Crédito fotografía: 
El Día
Paula Trejo, señaló haber vivido una angustiante situación el pasado 6 de marzo, cuando abordó un móvil de la línea 63. Actualmente el chófer se encuentra sin poder trabajar a la espera de la resolución de su caso.

El pasado 6 de marzo, Paula Trejo, fue a buscar como de costrumbre a su hijo de 4 años hasta el Colegio Albert Einstein en la comuna de La Serena.

Al regreso, quiso tomar un colectivo, para dirigirse hasta el sector de la Colina El Pino. Fue en calle Larraín con Los Perales, dónde abordó un móvil de la línea 63, para dirigirse a su destino con sus dos hijos.

Al instalarse en la parte trasera del vehículo, junto a sus dos hijos, uno de 4 años y otro de 4 meses, le indicó al chofer que pagaría los tres pasajes para tener una mayor comodidad. Fue allí dónde comenzó el problema, ya que quien manejaba el colectivo le indicó que debía cancelar doble pasaje, ya que el se dirigía desde La Serena al Milagro a dejar a otra pasajera.

“De manera respetuosa le pregunto por qué me cobra el doble, si es parte de su recorrido, pero el caballero muy prepotente me discute y me dice que si no voy a pagar lo que corresponde me baje y para el auto en seco, bajándose y dejando en el suelo el coche de mi hijo y su mochila, para pedirme que me salga del vehículo”, señaló.

En ese momento, la afectada indicó que se bajó junto a su hijos mayor, para preguntarle al chofer porqué estaba actuando de esa forma, recibiendo respuestas prepotentes por parte del chófer, quien con el paso de los minutos comenzó a subir el tono de su reacción.

"El chofer fue muy prepotente, no es manera de tratar a alguien que está pagando por el servicio", indicó Paula Rejo, usuaria afectada.

“Yo tratando de que mi hijo de 4 años no vaya a cruzar y se quede parado ahí porque había muchos autos y el chófer muy prepotente viene y toma la silla con mi bebe adentro de 4 meses para bajarlo, y yo me desespero y empiezo a gritarle que no tome a mi hijo, ¡que no lo toque y que lo suelte!, no sabía como reaccionar, me asusté mucho, el tipo era muy agresivo”, señaló la afectada.

Sin dudas, según relató la afectada a Diario El Día, fue una situación angustiante, que incluso afectó a su hijo menor, quien llorando le pedía que le explicara que estaba pasando. Finalmente gracias a la ayuda de personas en el lugar, pudo anotar la patente del vehículo.

"No sabía que hacer, el chófer me dejó tirada en un lugar que no conocía con mis dos hijos. Caminé buscando ayuda y gracias a Dios una señora me ofreció ir a dejarme a mi casa. Al llegar a mi casa por la hora, lo único que pude hacer fue realizar una publicación a través de Facebook para denunciar esta situación, la que se viralizó rápidamente, incluso al día siguiente el Seremi de Transportes se comunicó con la línea 63 para notificar la situación", agregó.

Gracias a la patente, GP YT 64, la usuaria pudo obtener información sobre el vehículo, el que aparece bajo la propiedad de Mario Montalva Miranda.

Tras casi una semana, Paula señala que ha hablado con representantes de la línea de colectivos y la autoridad, pero todavía espera por una disculpa y que existan sanciones para el chófer, por lo que consideró una actitud que no corresponde al servicio que se ofrece.

"Se comunicaron conmigo desde la línea y la seremía, pero no existe ninguna respuesta concreta y menos una disculpa por el momento angustiante que pasamos. Espero que se sancione al chófer, porque personas como él no ayudan en nada al servicio que ofrecen y del cual uno paga", agregó la afectada.

Notificación al chofer y a la línea

Diario El Día se contactó con el Seremi de Transportes, Juan Fuentes, para conocer más detalles de este hecho y que acciones tomó la autoridad, ante la denuncia de la usuaria afectada.

"Efectivamente estamos al tanto de la denuncia de esta usuaria y de inmediato nos comunicamos con los representantes legales de la línea 63 para notificar de la situación. Se les citó, tanto al representante legal, como al chófer a una reunión aquí en la seremía, dónde se conoció el relato de la otra parte y se solicitó una investigación interna del hecho, proceso que debe hacer la línea de colectivos, el que se debe notificar en un plazo de 7 días", indicó el seremi de Transportes.

"Nosotros como seremía no tenemos la potestad de sancionar a algún chófer por este tipo de hechos", indicó el seremi de Transportes, Juan Fuentes.

En relación a una posible sanción contra el chófer, la autoridad recalcó que no es facultad de la seremía imponer algún castigo al conductor, ya que esto lo debe realizar la línea a través de sus reglamentos internos.

"Nosotros como seremía no tenemos la potestad de sancionar a algún chófer por este tipo de hechos, son las líneas las que a través de un reglamento interno, fijan los castigos para los casos que sean necesarios. Este es un proceso en investigación y estamos a la espera de que medidas tomará la línea ante este hecho denunciado", agregó Juan Fuentes.

Finalmente la autoridad hizo un llamado a los usuarios para que continúen denunciando estos hechos, pero que se realicen a través de los conductos legales.

"Nosotros estamos en la obligación de recibir y actuar ante cualquier denuncia de los usuarios del transporte. Pero para ello hacemos el llamado a que estos hechos sean denunciados en los canales correspondientes, ya sea en las oficinas de la seremía o en la plataforma web www.transportescucha.cl", finalizó.

"El chófer no está trabajando por esta semana"

Para conocer finalmente sobre algún avance en la investigación interna que se realiza en la línea de colectivos n° 63, Diario El Día conversó con Manuel Correa, quien desde marzo del año 2018 es el representante legal de la línea.

Correa señaló que están tratando el tema de manera administrativa, pero que él chofer estaba cobrando la tarifa que correspondía.

"Nosotros estamos al tanto de la situación, se conversó con la usuaria afectada y con el chófer, para conocer las dos partes del hecho. Esto se está tratando de manera administrativa, pero legalmente y según señala el tarifiario, el chofer estaba cobrando lo que correspondía, ya que el estaba en un recorrido de ida, desde La Serena al Milagro cuando fue abordado por la señorita y sus hijos. Por lo tanto se debía cancelar un pasaje de ida y otro de vuelta para dirigirse finalmente al destino señalado y eso está dentro de nuestro tarifario", indicó el representante legal de la línea.

"Durante esta semana el chófer no está trabajando, por ende no tiene ingresos", indicó Manuel Correa, representante legal de la línea 63.

En relación a posibles sanciones o medidar a tomar por parte de la línea, Correa señaló que por esta semana el chófer no está trabajando y que tomarán algunas medidas en relación al tarifario.

"Hemos estado en conversaciones para ver como superamos esta situación. Durante esta semana el chófer no está trabajando, por ende no tiene ingresos, pero todavía no se toman otras decisiones. En relación al tarifario, estamos analizando la opción de poder clarificar de mejor forma las tarifas dentro de los móviles, para que usuario sepa cuando un vehículo va en recorrido de ida o de vuelta, ya que a veces se genera confusión, pero es algo que tenemos que afinar", finalizó. 5801

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X