Crédito fotografía: 
Archivo El Día
Se espera durante las próximas horas recibir el informe de los médicos que monitorearán en Viña del Mar a este paciente de 45 años, que durante este jueves realizó tres inmersiones de aproximadamente 25 metros

De forma inédita, un rápido procedimiento entre el Cesfam de Tongoy y el Hospital Naval de Viña del Mar, permitió que durante la jornada de este jueves fuera auxiliado un buzo de la localidad de Tongoy que se vio afectado por el mal de descompresión.

De acuerdo a lo señalado por Sandra Larenas, Directora del Cesfam, este protocolo es implementado por primera vez, y consiste en la coordinación entre ambos centros de salud para lograr que el afectado llegue en el menos tiempo posible a utilizar la cámara hiperbárica ubicada en la Región de Valparaíso.

El mal de descompresión es un tema complejo, puesto que sólo la cámara hiperbárica permite salvar la vida del paciente. “Este procedimiento se coordinó con el Samu, para realizar el traslado directo de la ambulancia desde Tongoy hasta el Hospital Naval, reduciendo el tiempo en por lo menos 4 horas. En este caso el tiempo es muy importante”.

Se espera durante las próximas horas recibir el informe de los médicos que monitorearán en Viña del Mar a este paciente de 45 años, que durante este jueves realizó tres inmersiones de aproximadamente 25 metros, pero la última la hizo en alrededor de 30 minutos tiempo que, de acuerdo a la facultativa, es muy poco para llegar a la superficie, situación por la cual se mantiene contacto permanente para conocer el estado de salud del afectado.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X