Crédito fotografía: 
El Ovallino
El parque nacional abrió sus puertas el pasado martes 19 de enero, tras permanecer cerrado durante 10 meses. El 90% de los visitantes fueron nacionales.

Por: El Ovallino

 

500 visitantes recibió la semana pasada, entre el 19 y el 22 de enero, el Parque Nacional Fray Jorge, esto tras 10 meses de permanecer cerrado, producto de la pandemia por el Covid-19.

Su reapertura se realizó considerando todas las medidas sanitarias como el aforo reducido, uso de mascarilla obligatorio, distanciamiento físico, y registro para la trazabilidad, además de implementar un sistema de reservas vía mail para el ingreso, lo que permitió a los visitantes conocer el bosque hidrófilo de forma segura.

Un balance positivo, según palabras de Eduardo Rodríguez, director regional de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) quien señaló que, “desde la reapertura de las áreas silvestres protegidas de la Provincia de Limarí, vale decir el Parque Nacional Fray Jorge y el Monumento Natural Pichasca el balance es positivo. Para el caso del Parque Nacional Fray Jorge hemos tenido incluso aumentar los aforos diarios en algunos grados llegando a tener prácticamente 500 personas desde el martes hasta este viernes”.

Desde Conaf señalaron también que el 90% de los visitantes al parque serían chilenos, muchos de ellos provenientes de la Región Metropolitana.

“La página web de reservas se mantiene activa y estamos recibiendo reservas para los próximos días también, en el Monumento Natural Pichasca tenemos una visitación de 200 personas y se mantienen los aforos establecidos al inicio de la temporada”, agregó Rodríguez.

Reapertura

Recordemos que el martes 19 de enero se realizó la reapertura de tres recintos dependientes de Conaf en la Región de Coquimbo, tras permanecer 10 meses con las puertas cerradas. Se trató de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, ubicada en la comuna de la Higuera, El Parque Nacional Bosque Fray Jorge en la comuna de Ovalle y el Monumento Natural Pichasca en la comuna de Río Hurtado, definiéndose aforos diarios de 100 visitantes por día en Fray Jorge, 50 en Pichasca y 200 por día en Pingüino de Humboldt.

En la oportunidad, Eduardo Rodríguez manifestó que la apertura de las áreas protegidas permitirá transmitir educación ambiental, ya que los visitantes además de recrearse “se llevan una visión distinta de lo que es la naturaleza y el universo mismo”.

Los horario de funcionamiento de los tres parques es de martes a viernes, el Parque Nacional Bosque Fray Jorge, con ingreso desde las 8:30 a las 13:30 y horario de salida a las 16:30 horas, reservando la visita a [email protected]

En la reserva Nacional Pingüino de Humboldt el horario de ingreso a isla Damas es de  9:00 horas a 16:00 horas. El ingreso por orden de llegada, sin opción de reservar.

Finalmente en el  Monumento Natural Pichasca el horario es de 10:00 a 16:00 horas con un aforo de 50 personas, solo con reserva: www.welcu.com/conafcoquimbo/

Reserva de la biósfera

El Parque Nacional Bosque Fray Jorge es uno de los atractivos naturales más importantes de la comuna de Ovalle, Se ubica en el sector costero, y tiene un ingreso demarcado en el kilómetro 387 de la Ruta 5 norte. Fue creado en el año 1941 y forma parte de las reservas mundiales de la biosfera de la UNESCO (1977).

Tiene una superficie de 9.959 hectáreas y se caracteriza por tener bosques de tipo valdiviano en plena zona semiárida. Este fenómeno natural, logra perpetuarse en el tiempo gracias a la “camanchaca”, niebla espesa y baja, que va desde la costa hacia el interior.

Su principal objeto de conservación es el bosque relicto de Fray Jorge, que se localiza a los 30º 30 S  71º 35 O, en el cordón de cerros de la cordillera de la Costa conocido como Altos de Talinay.

Limita al oeste con el océano Pacífico y al sur con el río Limarí. Sus mayores alturas son el cerro Mozambique (560 m), el cerro Centinela (556 m) y el cerro Punta del Viento (667 m).

Su principal atractivo es el sendero del bosque hidrófilo: de tipo interpretativo de 1000 metros, carpeta de tierra con suave pendiente, apto para toda persona, posible de recorrer en 1 hora. En el trayecto se puede recorrer desde el ecosistema semiárido hasta el bosque de tipo valdiviano. Cuenta con un mirador para disfrutar del paisaje marino: accesible para personas en situación de discapacidad, se puede recorrer en silla de ruedas. Además, cuenta con placas para lectura en Braille.

La entrada para menores de 11 años y adultos mayores es liberada, mientras adolescentes nacionales pagan $2200 , adultos nacionales $4200, adultos y adulto mayores extranjeros $8.200, y adolescentes extranjeros (12 a 17 años) $4.200.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X