Crédito fotografía: 
Cedida
Tanto perros como gatos han sido envenenados en la localidad montepatrina, pero este no es un caso aislado, ya que también ha ocurrido en otros sectores de la comuna. Ante esta situación se buscará instalar cámaras de seguridad.

El Ovallino

Tres vecinas de Chañaral Alto se unieron para dar a conocer una lamentable situación vivida en la localidad, el envenenamiento de mascotas. Tanto perro como gatos se han visto amenazados por este crimen que por el momento no tiene culpables identificados.

Esta no es primera vez que ocurre esta matanza de animales en la comuna, a principio de este mes ya se habían registrado al menos 15 perros envenenados en Colliguay, mientras las propias vecinas chañaralinas acusan casos similares en su poblado.

“Hace algún tiempo atrás que estaban ocurriendo estos envenenamientos en Chañaral Alto, pero no en mi sector, había visto que pasaba en la Villa 89, siempre uno veía como se manifestaban por redes sociales, pero ahora me tocó a mí, uno nunca piensa que le va tocar esto”, declaró Mirella Flores, una de las vecinas afectadas.

Mirella sufrió el envenenamiento de su gato Polo y de su perro Coraje, el primero murió en el acto, mientras que el segundo falleció horas después tras ser internado en una veterinaria del centro de Monte Patria.

La vecina encontró en su hogar unas vienesas con una extraña sustancia, la que sería la causante de la muerte, “mis animales tenían mucha baba y vomito, llevé lo que encontré hasta la veterinaria y ahí ella me dijo que era un veneno sumamente fuerte y que no era fácil de conseguir, que generalmente lo usan las personas que tienen parrones, porque es un químico que lo venden con autorización”, indicó la vecina.

Otra de las pobladoras afectadas fue Yesenia Rivera, a quien le mataron su mascota fuera de su casa, “mi perro un día se perdió, yo lo buscaba y no aparecía por ningún lado, él nunca salía, y resulta que después lo encontré muerto cerca del río, eso queda como a 20 metros de mi casa”, acusó.

Ella cuenta que no es primera vez que sufre por esta situación, ya que el año pasado encontró envenenado un cachorro, “no tenemos sospechosos, porque por mi casa sube y baja gente todo el día, entonces no podemos decir con certeza quién es”, comentó.

La última vecina que quiso testificar fue Evelyn Pizarro, quien logró salvar a su gato por llevarlo a tiempo al veterinario, aunque su perrita no corrió con la misma suerte, ya que murió antes de ser trasladada. “Cuando los vi temblaban mucho y se les notaba en la mirada. Mi hijo echó el gato a una caja y tuvo que tomar un bus para llevarlo al veterinario en Monte Patria, menos mal que lo atendieron y se alcanzó a salvar”, señaló.

Evelyn hace un llamado a las autoridades para que se pueda hacer justicia, “no queremos que la gente que hace esto quede impune, nosotras no somos las únicas afectadas, hay varias personas que les ha pasado lo mismo”, señaló.

Por su parte, Mirella Flores agregó que “las mascotas son parte de la familia, uno adopta, lleva al veterinario, se hace responsable, lo ha criado, y después llega alguien a matarlo, eso da rabia e impotencia. Las autoridades hablan de la Ley Cholito pero ahora que pasó esto no recibimos ninguna ayuda por parte de ellos, queremos que nos apoyen, el gobierno exige la tenencia responsable, pero también pedimos que nos apoyen cuando pase esto”.

 

Posibles soluciones

Las vecinas lograron contactarse con el concejal Nicolás Araya, quien no solo solidarizó con la muerte de las mascotas, sino que también puso manos a la obra para encontrar soluciones.

“Pedimos que si alguien ha visto o conoce la identidad de estas personas nos avise, para buscar un castigo ejemplar al máximo rigor de la ley. Nosotros vamos a cuidar el anonimato, porque muchas veces los vecinos no denuncian por temor a las represalias, por eso yo mismo puedo poner mi nombre para la denuncia, porque esto no puede seguir pasando”, señaló el concejal.

De igual forma, Araya planteará una solución en el próximo concejo municipal, “tengo anotado este tema dentro de mis puntos varios, en Chañaral Alto y en otras localidades queremos colocar cámaras de vigilancia que puedan ayudar como un efecto disuasivo, para que antes que se cometan delitos esta tecnología pueda inhibir estas malas conductas”, sentenció.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X