• Fotos: Andrea Cantillanes Fabres
  • Mónica Mendoza vive hace dos años en Chile
  • Luisa Oroz es una de las líderes de este movimiento
Mediante una manifestación, buscan una salida política mediante el referendo revocatorio y así que Nicolás Maduro abandone el poder

Una gran cantidad de venezolanos han llegado a Chile para buscar mejores oportunidades de vida para ellos y sus familias. La Región de Coquimbo, y particularmente la ciudad de La Serena, ha acogido a un alto porcentaje de personas que vienen desde otras latitudes, esperando encontrar en estas tierras el bienestar que anhelan.

Pese a que se encuentran lejos de sus tierras, los venezolanos no dejan de expresar sus críticas y diferencias con el gobierno de Nicolás Maduro, ya que consideran que su forma de gobernar raya en lo inconstitucional.

En ese contexto, es que esta tarde se desarrolla en La Serena una marcha que se inició en la plaza Buenos Aires, que continúa por la avenida Francisco de Aguirre y concluye en la avenida del Mar, y que tiene como principal premisa que en 2016 se desarrolle un referendo revocatorio en Venezuela, para así promover un cambio en el poder ejecutivo.

Conversamos con Luisa Oroz, una de las líderes de este movimiento, que nació en Venezuela y su papá es chileno. Cuando tenía 14 años se vino a Chile junto a su familia producto de la situación política y económica del país, y hoy, con 27 años, toma la iniciativa para manifestar la inquietud sobre la realidad del país donde nació. “Nos convoca la situación crítica que está viviendo el país, porque hoy en Venezuela se han reunido los ciudadanos para solicitar el 20% de respaldo que se necesita para realizar un referendo revocatorio en 2016, porque si se realiza el próximo año, el gobierno ya cumple la mitad de su período y el poder quedaría en manos del vicepresidente. Con el referendo, podemos llamar a elecciones presidenciales”.

Respecto a los sectores que buscan soluciones más radicales, como un golpe de Estado, Oroz señala que “hoy Venezuela demostró, con más de un millón de personas en las calles, que ha sido la convocatoria más grande en la historia democrática del país. Queremos que se escuche al pueblo y que haya una salida en paz y democráticamente”, subrayó.

Mónica Mendoza fue una de las participantes de esta instancia, y siente que “en Venezuela el poder está secuestrado por el gobierno, y aunque somos mayoría los que queremos un cambio, no estamos viendo ningún tipo de respuesta. La marcha multitudinaria de Venezuela también nos convoca, aunque estemos lejos, ya que muchos tuvimos que dejar nuestra tierra, huyendo de la inseguridad. Yo llevo dos años en La Serena, porque la situación es muy difícil, por eso buscamos nuevos horizontes para nuestros hijos.  El abuso de poder es tremendo”, concluyó Mónica. 3801i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X