• El protocolo sanitario para piscinas ya se encuentra establecido por el Minsal.
Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
No existen estudios que comprueben que el agua sea un mecanismo de transmisión de covid-19, por lo que los peligros se concentran en la aglomeración de personas en el exterior. Los protocolos para prevenir contagios ya han sido establecidos por el Minsal, pero aún persiste el temor frente a cómo operar en estos espacios de recreación.

Desde hace unas semanas que se ha comenzado a trabajar en las medidas sanitarias para prevenir contagios en piscinas recreativas. El protocolo de manejo y prevención ante el covid-19 establecido por el Ministerio de Salud, mantiene una serie de pasos en los cuales hoy se deben regir diversos recintos que entregan este servicio, como campings, condominios y centros deportivos, entre otros.

El aforo, la constante desinfección y el porcentaje de cloro adecuado en el agua, son algunas de las medidas básicas que se deben considerar para su correcto funcionamiento, además del uso obligatorio de mascarillas en espacios fuera de la piscina.

Sobre las posibilidades de contagio, la transmisión del virus a través del agua es una de las dudas más recurrentes.

Dado que no existen estudios específicos de la supervivencia del covid-19 en entornos acuáticos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha basado sus recomendaciones en las evidencias científicas recogidas para otros coronavirus.

“La morfología y la estructura química de este virus es similar a las de otros coronavirus para los cuales si existen datos de supervivencia (…) Una contaminación dentro del agua es improbable, pero es mucho más improbable en agua salada o en agua de piscina”, sostiene el informe.

 “Lo ideal es que la piscina sea la aire libre y que además cuente con todas las condiciones de cloración del agua”, Paola Salas, doctora en Salud Pública y epidemióloga de la ULS.

Así también lo confirma la doctora en Salud Pública, epidemióloga, académica e investigadora de la Universidad de La Serena, Paola Salas, quien asegura que, “no se ha comprobado que el agua sea un medio de transporte del virus, porque este es un parásito que necesita una célula viva”.

“Este es el motivo por el cual no se ha comprobado que el agua sea un mecanismo de transporte del virus (…) Lo que sí está probado, como medio de contagio, son las secreciones fecales, pero no por la orina. En este sentido, si el agua tuviera presencias fecales, ahí podría estar presente el virus”, explica la experta.

Reglas básicas

Dentro de medidas reglamentarias al interior de la piscina, se deben considerar pasos importantes de prevención. En el porcentaje de cloro que debería tener una piscina, según la norma sanitaria establecida, Salas precisa que debe ser de al menos de 0,1 miligramos por litro y no superar el 1,5 ml. “El pH de piscina comprendido en todo momento es entre 3,2, el cobre que debe tener el agua no debe superar el 1,5, las espumas y las grasas deben estar ausentes y tampoco deben haber organismos vivos presentes en el agua. La temperatura del agua idealmente es entre 19 y 25 grados”, detalla.

En definitiva, los reales riesgos de contagios por Covid 19 se encuentran en el exterior, donde se comporten espacios y superficies. “El mayor riesgo es estar en contacto con personas desconocidas. No es lo mismo estar en espacios estrechos o en contactos directos con familiares bajo los mismos resguardos”, explica la doctora en Salud Pública.

 Como recomendación, la profesional expresa que para la prevención y uso de espacios recreacionales, “lo ideal es que la piscina sea al aire libre y que además cuente con todas las condiciones de cloración del agua, ya que el virus se puede transportar por otras secreciones”.

Implementación

En Centro Recreacional Los Troncos camino al valle, ya han adoptado las medidas exigidas por las autoridades sanitarias. Su dueño, Juan Castillo, sostuvo que a pesar de ser una temporada dura para el turismo, han implementado todo lo que exige la ley. Esto significando incluso desembolsar una inversión extra para poder mantener el funcionamiento de piscinas.

“La verdad es que ha sido una situación compleja para nosotros. Para ser sincero, la implementación del protocolo ha significado solicitar préstamos para poder adecuar el recinto, no hemos recibido recursos gubernamentales, aun así hemos visto que las personas se han comportado bien. Hay autocuidado y se respetan las medidas”.

A la vez, el propietario señala que el temor de los turistas es evidente, por lo que también ha visto poco público desde la reapertura. “La gente llega solo los fines de semana y existe aún mucho temor,  pero aquí hemos adoptado todo para garantizar un ambiente seguro”, explica  Castillo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X