Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Durante la segunda quincena de enero ya deberían estar vendiendo en el lugar. Ambulantes entregarán sus carros de manera simbólica. Concejales concordaron con la medida adoptada por el municipio.

Una de las imágenes más llamativas y también criticadas últimamente en la Serena, es la de los comerciantes ambulantes que se instalan a vender sus productos en pleno casco histórico. 

Comerciantes entre los que resaltan las verduleras ubicadas en la intersección de calle Cordovez con Cienfuegos. Sector en el que incluso han ocurrido enfrentamientos, como el sucedido el 5 de diciembre, cuando  un operativo terminó con barricadas.

Problemática que ha sido acaloradamente debatida entre los ciudadanos y sus autoridades, en este contexto, el municipio local decidió gestionar un terreno para que se instalen y así ordenar el escenario habitual que se vive en sus calles principales. 

Su máxima autoridad comunal, Roberto Jacob, indicó esta idea nació de una conversación que tuvo con las ambulantes. Ocasión en la que le preguntaron si las apoyaría para arrendar un lugar con el objetivo de allí vender sus alimentos. “Yo les dije que sí, que no había ningún problema. Les dije que no deberían estar todo el tiempo en la calle e ir innovando”, señaló. 

De esta forma, el alcalde buscó una superficie disponible, la que encontró en calle Vicente Zorrilla, a pocos metros de La Recova. 

“Se habló con el empresario propietario del terreno, el que está en venta y nos dieron aproximadamente 300 metros cuadrados para que se pudieran instalar 15 stand y tratar de hacer como un ‘mercadito de la verdura”, añadió. 

Consultado cómo se pagará este lugar, reveló que será costeado por los mismos ambulantes a través de una patente en donde se les cargará el valor del alquiler. 

“Nosotros les vamos a entregar todas las facilidades porque con esto salen de la calle. Actualmente la venta de verduras es voluminosa y por lo tanto, la imagen que se da no es la mejor, así que ya estamos en acuerdo. Ya estamos arreglando el terreno, vamos a hacer los cierres, arreglar las puertas”, agregó la autoridad. 

Es así como proyecta que este “mercadito de las verduras”, estará operando a mediados de este mes de enero. 

“Creo que es un gran paso y un gran adelanto para que quienes están hoy trabajando en la calle, entiendan que hay posibilidades de desempeñarse formalmente”, dijo. 

Además, Jacob indicó que cuando las verduleras empiecen a vender en su nuevo lugar, van a hacer entrega de sus carros de manera simbólica. 

Por su parte, afirmó que los que queden en el casco histórico, deberán salir de allí. “No puede quedar nadie vendiendo verduras en el centro ni ningún tipo de hortalizas, porque para eso se les entregó el espacio (…) así que ese rubro ya estaría totalmente formalizado”, concluyó el alcalde. 

Concejales respaldan la medida

Los ediles Robinson Hernández, Ramón González, Luis Aguilera y Félix Velasco concordaron con la decisión adoptada por el municipio local. 

“Esta es una solución concreta. Está como deber de nosotros (los concejales), en una ordenanza; permitir el libre tránsito, que no haya un comercio ambulante que incumpla con la normativa vigente pero en la realidad del Chile que estamos viviendo, es otra la situación. Entonces, lo más coherente es buscar una solución práctica, decir: ‘usted quiere trabajar, ya, muy bien pero bajo las normas municipales y en este lugar se puede establecer un comercio de manera más formal”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital