Crédito fotografía: 
EFE
Mientras Roberto Vega afirmó que la mesa directiva “jugó con los tiempos” para que el inicio de su escritura coincidiera con el segundo aniversario del estallido social, los otros constituyentes calificaron la fecha como “simbólica”.

El pasado jueves, la Convención Constitucional finalmente aprobó su reglamento interno y de este modo, tras una semana distrital, iniciará la redacción de la nueva Constitución. Escritura que comenzará el 18 de octubre, en el segundo aniversario del estallido social. 

“Hemos concluido la votación del reglamento y como tantas veces lo hemos dicho, es la columna vertebral que dará la fuerza, los métodos y que nos organizará a nosotros para poder escribir los contenidos de la nueva Constitución. Estamos muy contentos por haber llegado a esta etapa”, indicó su presidenta, Elisa Loncón. 

Fueron tres meses de intenso trabajo y porque no decirlo también, de ciertas polémicas ¿La más reciente? la aprobación de los plebiscitos dirimentes, los que buscan que las normas constitucionales que no lleguen a los 2/3 pero si a los 3/5 de apoyo, sean sometidas a este mecanismo para que la ciudadanía decida. 

Conversamos con los representantes del distrito 5 en el órgano constituyente: Jennifer Mella (Apruebo Dignidad), Daniel Bravo (Pueblo Constituyente), María Trinidad Castillo (Independiente), Carlos Calvo (Lista del Apruebo) y Roberto Vega (Vamos Por Chile) para que realizaran un balance de este período y sus proyecciones de cara a la elaboración de la nueva carta magna. 

Este último afirmó que “creía que serían dos pero finalmente nos demoramos tres meses en tener aprobados los reglamentos necesarios para nuestro funcionamiento (…) hay dos temas, por un lado está la discusión de los plebiscitos dirimentes, sobre los que creo que nos saltamos la Constitución, lo que resulta sumamente grave y como lo hemos señalado, no se descarta solicitar una revisión a la Corte Suprema. Por otro lado, lo que si destaco es la norma de iniciativa popular en la que 15 mil personas organizadas en a lo menos cuatro regiones, podrán presentar su indicación de norma para el futuro texto constitucional”. 

Por su parte, Mella hizo una evaluación positiva por cuanto terminar el tercer mes de trabajo con el esquema normativo listo es un éxito que se debe a la gestión articulada de la mayoría de los 155 convencionales. “Pese a obstruccionismos que han existido o a la falta de apoyo, ha habido un gran número de constituyentes, muy superior a los dos tercios, que están porque esta sea la nueva casa de todos y todas. El marco normativo está listo, las reglas están claras, tenemos el reglamento general que nos dice cómo votar, cómo se van a ponderar, cuál es el flujo normativo, quiénes pueden ingresar las normas…”, agregó. 

La representante independiente, María Trinidad Castillo, manifestó que personalmente ha sido una gran experiencia debido al intenso y significativo aprendizaje recibido. “Sobre todo, porque es un proceso que hemos partido desde cero, en todo, porque no había nada con respecto al reglamento. Así que creo que para todos ha sido un proceso que yo lo he nominado como la ‘etapa de apresto’, que es cuando los estudiantes se inician en la educación”, complementó. 

En tanto, Calvo subrayó el trabajo como intenso y de muchísima dedicación de parte de los integrantes de la Convención Constitucional. No obstante, consultado por las críticas recibidas incluso desde dentro del mismo organismo, específicamente de Marcela Cubillos y Teresa Marinovic, consideró que sus opiniones eran divulgadas excesivamente por la prensa. 

Por su parte, el ex representante de la Lista del Pueblo y ahora de Pueblo Constituyente, Daniel Bravo puntualizó que su valoración es positiva, pues en este período ha sido posible instalar efectivamente la Convención Constitucional, a pesar de que no se contó ni se ha contado con un apoyo claro y decidido del gobierno, aun cuando es su deber constitucional hacerlo. 

“En ese sentido, ha sido crucial la colaboración obtenida de diversos organismos del estado, para que la convención pudiera comenzar su trabajo. De igual manera, valoró positivamente la conducción por parte de la mesa directiva particularmente por la presidenta Elisa Loncón y el vicepresidente Jaime Bassa”, añadió.

El también abogado y académico universitario, afirmó que a diferencia de otras experiencias de procesos constituyentes, en tres meses ya cuentan con una orgánica interna consolidada y un conjunto de reglas contenidas en cinco reglamentos, aprobados por el pleno, relativos a los aspectos esenciales para el funcionamiento general, estándares éticos y de transparencia, participación popular e indígena y procedimientos de formación de normas constitucionales.



Elaborar la carta magna



El texto constitucional comenzará a redactarse el 18 de octubre, una fecha simbólica debido a que se conmemora el segundo aniversario del estallido social. 

Al respecto, Roberto Vega aseguró que “la mesa jugó un poco con los tiempos. Recordemos que deberíamos haber terminado la semana anterior. Perfectamente esta semana podría haber sido de trabajo, de integración de comisiones pero la mesa optó por establecerla como semana territorial…pero más allá de eso, estoy trabajando con muchas ganas para empezar ya a delinear las necesidades y concretar los sueños de los chilenos y chilenas. Sobre todo, con un irrestricto apoyo al orden público que al parecer, cada día se pierde más”. 

Por su parte, Mella afirmó estar lista y dispuesta para que en una ocasión tan representativa como lo es el próximo lunes 18 de octubre, se conformen las siete comisiones temáticas en donde se va a elaborar la carta magna. 

La representante independiente, María Trinidad Castillo, manifestó que “es súper importante y significativo empezar a redactar la constitución en esta fecha (…) estamos todos registrados o matriculados, por decirlo así, en distintas comisiones para iniciar este proceso propiamente tal”. 

En tanto, Calvo señaló que le “parece maravilloso que se dé en esta fecha, esa coincidencia. Que no fue buscada o planeada y simplemente se está dando. Lo que me parece fantástico (…) mis expectativas son muy altas porque vamos a crear una nueva Constitución, que yo espero se convierta en la semilla de un nuevo Chile. Semilla que hay que cuidar, florecer y fructificar”. 

Finalmente, el integrante de Pueblo Constituyente afirmó que es realmente potente y simbólico que el comienzo del debate constitucional, el segundo período de la convención, coincida con el segundo aniversario del comienzo del estallido social o revuelta social, como también se le ha denominado. 

En lo relativo, Daniel Bravo aseveró que las demandas ciudadanas tendrán la gran oportunidad de ser abordadas por la convención, en su labor de elaborar una propuesta de texto de una nueva Constitución, a partir de las iniciativas constituyentes que las siete comisiones temáticas analizarán, debatirán y votarán, para luego someterse a la consideración del pleno.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X