• Familias completas han participado en las distintas manifestaciones en la Región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Bastián Salfate
Los profesionales ofrecen primeros auxilios psicológicos en medio de manifestaciones, además de entregar atención gratuita a la comunidad y talleres de psicoeducación para padres.

Un gran desgaste mental y distintos trastornos en el sueño, así como cambios en la conducta en niños y adultos, puede llegar a generar una “situación de emergencia” como la que está significando para millones de ciudadanos todo el contexto de las protestas que se han despertado en el país.

Si a eso sumamos el impacto que llega  a causar el vivir de cerca los incidentes entre manifestantes y las fuerzas policiales, la salud mental se hace un factor importante a tratar en la comunidad, y así lo entendieron un grupo de profesionales del área, que se unieron en la agrupación “Atención psicológica en estado de emergencia”, en distintas zonas del país.

"En un estado de emergencia lo que tu mente piensa es sobrevivir, porque estas bajo una amenaza. Tener trastornos de sueño y falta de apetito es completamente normal", Ariana Ramírez, psicóloga.

La Región de Coquimbo no ha sido la excepción y un total de 24 psicólogos iniciaron un trabajo de “primeros auxilios” de salud mental, para actuar en medio de las manifestaciones, principalmente en los días de más agitación social y cuando se mantenían activos el estado de emergencia y los toques de queda en las comunas de La Serena y Coquimbo.

El estado de excepción constitucional ya terminó, pero a la primera semana de manifestaciones, siguieron una serie de hechos de violencia, donde se han registrado barricadas y también saqueos a distintos locales comerciales, concentrados en la capital regional.

Con una insignia de cruz verde en su pecho, los profesionales del voluntariado han atendido a un sinfín de manifestantes que se han visto sobrepasados por los últimos acontecimientos.

Sesiones y psicoeducación

Pero no termina ahí. Además se encuentran canalizando solicitudes de atención y derivándolas con personal especializado, para brindar apoyo, atención y contención fuera de las manifestaciones.

De mantera paralela, han realizado jornadas de psicoeducación, en las que se han dedicado a informar a la comunidad sobre los primeros auxilios psicológicos y han entregado estrategias para la contención de niños, adultos mayores y familias. No solo para quienes han estado en manifestaciones, ya que los efectos pueden verse incluso en quienes han permanecido en sus casas.

Cómo afrontar la emergencia

Los días han sido largos para el país. Levantarse viendo informaciones sobre manifestaciones y violencia, participar de marchas, enfrentarse a las fuerzas de orden, comentar la contingencia en el trabajo y volver a casa a revisar resúmenes de la jornada y toda la información que entregan las redes sociales, mantienen a los chilenos en estado de alerta.

24 psicólogos conforman la "Atención psicológica en estado de emergencia 4ta Región".

Así lo explicó a El Día la psicóloga Ariana Ramírez, miembro de la agrupación en la Región de Coquimbo, quien aclaró que las respuestas conductuales y físicas son “absolutamente normales” en casos como estos.

“Si vemos una situación de amenaza, nuestro cuerpo no está pensando en dormir ni comer (a excepción de casos de ansiedad). El organismo responde de distinta manera. Lo importante ahí es primero ser consciente de lo que está pidiendo tu cuerpo y de a poco ir asociando el evento para poder responder. En un estado de emergencia lo que tu mente piensa es sobrevivir, porque estas bajo una amenaza”, indica.

Cambios conductuales en niños

Durante las últimas semanas se han realizado varias intervenciones de psicoeducación con padres. Una de ellas fue en el Parque O’higgins de Coquimbo, junto al terminal de buses.

“(Los niños) llevan una semana durmiendo con sus padres, están más inquietos, se están volviendo a chupar el dedo, otros están volviendo a orinarse en la cama. Educar a los padres a abordar el estado de emergencia y la situación que continúa es fundamental”, dijo Ramírez.

"Hemos visto familias completas, con niños y adultos mayores marchando y lo ideal sería no exponerlos, pero se entiende que la población quiera manifestarse”, Ariana Ramírez, psicóloga.

La profesional ahondó en que “lo ideal sería que no hubieran niños en las marchas. Hemos visto familias completas y adultos mayores marchando y lo ideal sería no exponerlos”, dijo, sin embargo reconoció que “se entiende que la población quiera manifestarse”, por lo que la atención especializada se vuelve crucial.

La psicóloga sostuvo que es importante “tener ciudado con qué decir cuando se está en presencia de un menor o un adolescente”, además de estar atento a cómo estos están viviendo el proceso. Para estos casos, los psicólogos del voluntariado están recibiendo solicitudes de atención para sesiones en este sentido, al correo [email protected].

(Un equipo de psicólogos ha trabajado en terreno para ofrecer jornadas de psicoeducación a padres en la Región de Coquimbo).

(La insignia de la cruz verde identifica a los psicólogos en situaciones de emergencia)

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X