• Frente a los altos índices de obesidad, resulta fundamental cambiar los hábitos de alimentación de los menores. Crédito: Andrea Cantillanes
  • El Plan "Contrapeso" de Junaeb busca promover la actividad física. Crédito: Andrea Cantillanes
  • 45% por ciento de los alumnos de nuestro país presenta sobrepeso u obesidad. Crédito: Andrea Cantillanes
El cambio de hábitos alimenticios tendiente a la ingesta de productos con abundante grasa y azúcar, y la propensión al sedentarismo motivado por el consumo desmedido de tecnología, son las principales causas del dramático escenario nacional de la obesidad y sobrepeso en menores

Nicolás tiene 11 años y pesa 60 kilos. El menor nacido y criado en La Serena, lleva cinco años luchando con el diagnóstico de obesidad que ha limitado su vida. Pese a que la patología le ha ocasionado un cuadro de pre diabetes, la comida chatarra sigue siendo la base de su dieta, alimentos que consume mientras se enfrenta a nuevas etapas de sus videojuegos favoritos. Sus padres están separados, y según relata el entorno familiar, le dan el gusto en todo para mitigar el sufrimiento que le causó la ruptura matrimonial.  

Al sur de la capital regional, específicamente en Rancagua, vive Sebastian de 10 años, quien padece de una malformación congénita llamada Estenosis Mitral, la que es agravada por un sobrepeso de 50 kilos (mide 1,48). Producto de esta condición, el menor tiene prohibición de realizar actividad física intensa, canalizando su ansiedad por medio de la comida, consumiendo principalmente arroz y tallarines. En esta línea, un familiar explica que las diferencias de crianza que tienen los padres agrava la situación, ya que mientras la madre intenta mejorar sus hábitos, el padre lo considera una exageración.

El caso de Nicolás y Sebastián, representa una proyección de la alarmante realidad nacional. Y es que según datos develados por el último Simce de Educación Física, prueba que fue aplicada a cerca de 9 mil estudiantes de octavo básico, el 45 por ciento de los alumnos de nuestro país presenta sobrepeso u obesidad, aumentando el riesgo de contraer problemas cardiovasculares y metabólicos a futuro, limitando de cierta forma su estilo de vida al impedirle realizar actividades cotidianas.  

En la misma línea, el mapa nutricional 2015 de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), evidenció que esta silenciosa enfermedad tiene sus bases en la más temprana infancia. El estudio determinó que el 50% de los estudiantes de pre básica sobrelleva la patología, lo que se mantiene durante el primer año de enseñanza básica, donde uno de cada cuatro alumnos sufre de obesidad. Lo cierto es que pese a la entrada en vigencia de la Ley de etiquetado de alimentos y a los diversos programas de vida sana que ha impulsado el Gobierno, el drama de la obesidad infantil está más latente que nunca.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, manifiesta su preocupación al visualizar el difícil futuro que tendrán que enfrentar estos menores. “Muchas veces hemos tenido que atender a obesos mórbidos que son muy complejos, y nos encontramos con la falta de camas quirúrgicas y sillas de ruedas para trasladarlos. Por lo tanto, desde el punto de vista del tratamiento, estamos frente a una complejidad sanitaria, y en este sentido, resulta mucho más fácil cambiar el hábito de las personas en edad temprana”, señala.

BAJA EXPECTATIVA DE VIDA. No se trata de una cuestión estética. Es importante generar conciencia de que la obesidad trae consigo serios problemas para la salud, que reducen la esperanza de vida, que en Chile es de 80 años promedio. Según la Organización Panamericana de Salud (OPS), las personas se mueren antes como consecuencia del excesivo consumo de alcohol, y en segundo lugar por padecer obesidad.

El simple acto de ir a la playa, caminar por el centro de la ciudad y tener una vida sexual activa, constituye un gran esfuerzo para personas diagnosticadas con obesidad mórbida, que poco a poco ven cómo se coartan sus sueños y empeora su estado de salud, lo que no sólo los afecta a ellos, sino que también a sus familiares y amigos.

Al respecto, el seremi de Salud, Rosendo Yáñez, advierte que desde el 2007 al 2015, se detectó un aumento paulatino y significativo de la patología, “escenario que se traduce en que tenemos niños que están saliendo de octavo básico con problemas de diabetes e hipertensión arterial. Por lo tanto, si consideramos que la primera causa de muerte en la región de Coquimbo son las enfermedades cardiovasculares, y la segunda el cáncer, estamos frente a una potente amenaza y es ahí donde tenemos que trabajar”.

En relación a la misión que tienen para el 2007, cuenta que “queremos lograr que el entorno educacional sea regulado, a través de estrategias que fortalezcan una comunidad saludable, como por ejemplo, prohibir la instalación de quioscos frente a establecimientos educacionales”. Al mismo tiempo, la secretaria de Estado, valora la implementación de la Ley de etiquetado, ya que según dice “nos ha permitido generar conciencia de las cantidades y las calorías adecuadas que se den consumir, dando la posibilidad de tomar la decisión correcta a la hora de comprar”.

FACTOR BULLYING. “A Nicolás no le gusta ir a clases porque sus compañeros lo molestan”, asegura un familiar. Tiene menos habilidades para el deporte y evita hacer actividad física para escapar de las burlas. Él prefiere estar frente a la televisión o pantalla de un computador, compartiendo con niños a través de la red. No lo obligan a asistir a clases, y tampoco a alimentarse bien. Es así como los días pasan y su situación es aún más compleja.

Para la ministra de Salud, Carmen Castillo, “el bullying es consecuencia de ver a un niño que es diferente al resto, en relación al movimiento y las habilidades. En este contexto, obviamente un niño se siente afectado y desplazado por sus compañeros, y si bien la obesidad es uno de los elementos que puede causar bullying, hay otros elementos que se relacionan con las formas de ser de cada uno”.

Coincide con esta declaración, el seremi de Desarrollo Social, Hernán Osses, quien expresa que “siempre en las escuelas se castiga mucho a los menores que tienen sobrepeso, lo que va asociado a recriminaciones porque son considerados malos para el deporte o que no tienen buena llegada con las mujeres. Las burlas provocan importantes frustraciones en los niños, que tienden a canalizar su pena comiendo en grandes cantidades”.

Además, plantea que los estereotipos que existen en la sociedad provocan inseguridades y equivocadas aspiraciones. “Tenemos un modelo de publicidad que invita a ser delgado y esbelto, lo que tampoco es un ideal. Por otra parte, nos venden alimentos que nos engordan y perjudican nuestra salud”, destacando que “lo más importante es lograr el equilibrio en nuestras casas, teniendo como base el cambio de hábito de la familia”.

CAMBIO DE PARADIGMA. “Llevo más de 15 años trabajando en esta disciplina, y he sido testigo de cómo han ido cambiando los hábitos de alimentación con los años. Frente al aumento de la obesidad infantil, me preocupa el legado que le podemos dejar a las futuras generaciones, incluyendo a mi hija de tres años. En este sentido, estoy seguro que la clave para disminuir los índices está en lo que se enseña en la casa”, sostiene Álvaro Godoy, profesor de educación física del colegio Saint John de La Serena.

Lo mismo piensa Juan Urrutia (27), apoderado y profesor de educación física del Colegio San Isabel Riquelme de Las Compañías, quien confiesa que en relación a la disciplina que imparte a los estudiantes y a su hijo, “intento equilibrar lo que es la vida sana con el deporte, para que los niños vayan aprendiendo desde pequeños los beneficios de la alimentación saludable, y los daños que genera una mala alimentación, la que a futuro podría ocasionar graves problemas de salud”.  

Bajo este escenario, Osses atribuye la responsabilidad a los padres, ya que según dice “el cambio de hábito tiene que ser familiar, y cuando esto se logra, conlleva a que el niño pueda alimentarse de manera sana. Es importante hacer un llamado para que la gente cambie sus estilos de vida, y derriben el típico mito de que si un niño está más gordito es porque está sano”. En este sentido, la ministra de salud agrega que “creemos que con el tiempo, los niños van a impactar sobre sus padres al comentarle lo que han aprendiendo y motivándolos a cambiar sus rutinas alimenticias”. 6001Ri

PLAN CONTRA LA OBESIDAD ESTUDIANTIL. Luego de develar las alarmantes cifras de la realidad nutricional de los niños de Chile, Junaeb convocó a una comisión de expertos para confeccionar 50 medidas que están destinadas a combatir la malnutrición por exceso. Los principales ejes son la promoción de actividad física, alimentación saludable, estimulación a la realización de deportes mediante la tecnología, que tienen como objetivo disminuir en un 2% la obesidad para el año 2020 en Chile.

Al respecto, John Cortés, director regional de la institución, cuenta que “el trabajo está enfocado en disminuir los altos índices de malnutrición por exceso, como lo son la obesidad y el sobrepeso de estudiantes de pre kínder a cuarto medio, que corresponde al grupo objetivo de la entidad”, destacando que “estamos haciendo un esfuerzo para poder combatir esta pandemia porque no nos queremos quedar durmiendo en las cifras, queremos ser proactivos”.

ENFOQUE REGIONAL.

La seremía de Salud de la región de Coquimbo informa que en virtud de la Ley 20.606 han mantenido diálogos importantes con las autoridades de Vicuña, Ovalle y Los Vilos, con el fin de establecer planes pilotos para avanzar en ordenanzas municipales que prohíban la venta de alimentos no saludables alrededor de los colegios.

“A nivel regional se está realizando un trabajo intersectorial. Empezamos con dos establecimientos en Vicuña, tres en Ovalle y dos en Los Vilos, además de cuatro jardines infantiles, en los cuales se buscará crear una comunidad saludable. La idea es implementar la legislación en todo la región, siendo súper importante el compromiso de los alcaldes. Si bien entendemos que los municipios se están recién formando, queremos que se sumen a la iniciativa porque el entorno es lo más importante”, expresó el seremi de Salud, Rosendo Yáñez.

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital